La prepotencia de la Federación frente al Madrid

Publicado por el dic 8, 2015

Compartir

El Real Madrid ya sabe que el Comité de Apelación dictará el jueves un fallo conocido de antemano: que el conjunto blanco está eliminado de la Copa del Rey por alineación indebida de Cheryshev ante el Cádiz. Por ello, la entidad madridista prepara a la vez dos recursos, el que llegará a este comité sin personalidad y el que enviará el mismo jueves por la tarde al Tribunal Administrativo del Deporte, máximo órgano judicial del deporte español, que determinará su veredicto el viernes.

¿Por qué decimos que Apelación es un organismo sin personalidad y ya tiene previsto su fallo? Porque desde hace muchos años siempre decide lo que ya ha determinado el Comité de Competición. La Federación Española se ha visto atacada por muchos frentes desde hace una década, cuando sus directivos se daban viajes de lujo con esposas e hijos pagados por la FEF, y se hizo rocosa en sus decisiones unitarias para demostrar una unidad que la ha hecho perder el norte hace mucho tiempo, desvariada por los caprichos y obsesiones de Ángel Villar, lento en sus apreciaciones y reptil en sus movimientos internos, sigilosos, a escondidas, que descentran a sus propios ayudantes en la FEF.

Apelación no pinta nada y el recurso verdadero se verá en el TAD el viernes día 11. La prueba de la nulidad del Comité de Apelación y la demostración de la prepotencia cooperativista de la Federación Española de Fútbol ha quedado patente cuando el Comité Técnico de Árbitos, genuflexo y esclavo de Villar, no ha decidido que haya colegiado, ayudantes ni cuarto árbitro para el partido de vuelta entre el Cádiz y el Real Madrid, que se disputaría el miércoles 16 de diciembre, como si la decisión del Comité de Competición ya fuera ley, desdiciendo o menospreciando, o las dos cosas a la vez, lo que puedan decir el Comité de Apelación y el Tribunal Administrativo del Deporte con una arrogancia que solo personajes como Villar puede demostrar con tanta frescura.

Vitoriano Sánchez Arminio, siervo de Villar , su señor, de por vida, no ha puesto un colegiado designado para ese partido, no sea que el presidente de la Federación se moleste.  ¿Y si el Tribunal Administrativo del Deporte, órgano del Consejo Superior de Deportes,  dictamina que el Real Madrid tiene razón? Entonces, Sánchez Arminio y Villar tendrán que ir corriendo paran nombrar un colegiado.

En respuesta a esa prepotencia, el Real Madrid ha expuesto a sus seguidores que sigue vendiendo entradas para ese partido, pues faltan dos órganos disciplinarios para otorgar su veredicto en el caso. Y si al final, el Madrid pierde el caso el viernes día 11 en el TAD, devolverá el dinero a sus aficionados. Y si se puede disputar el duelo, no habrá problema.

Y el partido puede realmente disputarse, porque hay una razón objetiva: el Real Madrid solicitará en todo caso ante el TAD la suspensión cautelar de un posible castigo, en cuyo caso, de obtenerla, el partido Real Madrid-Cádiz tendrá lugar el miércoles 16. Pero la Federación ya ha decidido por su cuenta que el encuentro no se disputará y no ha destinado, siquiera provisionalmente, como debería haber hecho en democracia de actuación, colegiado y ayudantes para él. A esto se le llama soberbia supina. La que tienen Villar, Sánchez Arminio y toda esta pléyade de colocados eternos en la Federación, treinta años en el cargo, riéndose de todo el mundo con sus viajes de lujo con selecciones inferiores para conocer mundo (directivos, exárbitros como Borrás del Barrio, mujeres, hijos y otros muchos enchufados más) y sus decisiones de Goyas en la etapa negra (más quisieran todos haber tenido una pizca del ingenio del Goya negro).

Villar sabe bien que el TAD, órgano del CSD, dictará sentencia con justicia, sin pensar en nadie. Tiene los mejores juristas dedicados al deporte en España. Todos sabemos que Miguel Cardenal, presidente del CSD, y Ángel Villar, emperador de la FEF, son polos opuestos en la gestión deportiva. Y no sé por qué me da que el TAD va a conceder la suspensión cautelar al Real Madrid, para analizar en profundidad el caso. Y que el partido se jugará. Y que el Cádiz deberá viajar a Madrid. Ahora, según la decisión de Villar y Sánchez Arminio, el club andaluz no debería ni viajar, porque no hay ni colegiado para dirigir el encuentro de vuelta de dieciseisavos de final. El equipo gaditano podría argumentar que no tiene ni que acudir al Bernabéu, según la prepotencia de la Federación. No tendrá, según la prepotencia federativa, ni que reservar el AVE ni el hotel para veinte o más personas. No vaya a ser que viaje a Madrid y no haya árbitro para jugar.

Yo que ellos organizaría el viaje, aunque Villar piense lo contrario. No sé por qué me da, tengo un palpito, que Villar y su siervo tendrán que nombrar corriendo y tarde, como siempre, un árbitro para ese encuentro. Estos prepotentes son los que no deciden hasta marzo cuándo y dónde se juega la final de Copa. Y dicen que la fecha de esa final copera puede variar según haya o no clubes españoles en la final de la Champions. En manos de estos se encuentra el fútbol español. Y sobrevive. Es verdad, con el fútbol no pueden ni los más incompetentes de España.

Compartir

ABC.es

Tiro al blanco © DIARIO ABC, S.L. 2015

Los aficionados del Real Madrid recibirán información y opinión diaria del equipo, con datos confidenciales, previsiones de futuro y también un toque de humor blanco Más sobre «Tiro al blanco»

Etiquetas
Calendario de entradas
diciembre 2016
L M X J V S D
« nov    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031