La obsesión de jugar en el Real Madrid

Publicado por el jun 19, 2014

Compartir

Los representantes juran por su madre y cuarto y mitad de padre que el Real Madrid se ha interesado firmemente por Arturo Vidal. Los apoderados prometen solo por su madre que el club campeón de Europa ha preguntado precio por Luis Suárez, después de marcar su gol frente a Inglaterra. Otro agente más o menos FIFA asegura que la casa blanca ha cuestionado a Pogba si ficharía por el conjunto español.  Los tres futbolistas anhelan firmar por la entidad futbolística más famosa del mundo. Y sus intermediarios mueven todos los medios, nunca mejor dicho, para calentar esa posibilidad, que hay un cinco o un diez por ciento que cazar por el camino, sino un veinte.

Luis Suárez interesa al Real Madrid. Es verdad. Gusta, sin perder la cabeza. Hay una reflexión interna en la empresa. Pagar ochenta millones por el goleador, recién operado de su rodilla, es mucho dinero. Habría que traspasar a Benzema por 60 millones. El francés no ha renovado y finaliza contrato en 2015. Esa es la cuestión ¿Luis o Karim? El resto de rumores, Arturo Vidal a la cabeza, han sido preferentemente manejos de sus apoderados que intención real de contratación.

Hablemos claro, blanco, que esto es el Real Madrid: el club nunca fichará a un futbolista que es indisciplinado, que crea conflictos, que tiene tatuado todo el cuerpo y que muestra un corte de pelo más propio de los indios de Norteamérica. El equipo madridista es moderno, pero tiene gusto. Esa imagen no casa con la institución. No solo hay que serlo, hay que parecerlo. Vidal se operó el 8 de mayo de una rodilla y quiso demostrar frente a España que se encuentra recuperado. Lo está. El problema es que su comportamiento no es el idóneo para una plantilla que ha recuperado la paz y la concordia interna con Ancelotti.

Toni Kroos es una apuesta más válida, si el centrocampista alemán presiona para dejar el Bayern y consigue llegar este verano al club madrileño. Finaliza contrato con los muniqueses en 2015 y no ha renovado. Pide 7 millones anuales. Su club le ofrece 4,5. Veremos si aguanta un año con Guardiola y queda libre, o si es traspasado ahora. Cuesta 20 millones.    

Luis Suárez, como Vidal, también tiene esa urgencia de ser observado por el Madrid en el Mundial. Quiso medirse a los ingleses, tras ser intervenido con una artroscopia el 22 de mayo, para dejar claro que está perfectamente. Es verdad:se encuentra bien. Y el club español deberá decidir. Verratti también se deja querer por la entidad que preside Florentino Pérez y quiere enseñar su clase en Brasil.

Lo trascendente de esta política de imágenes en el Mundial es la obsesión de los futbolistas por rendir con vistas al Real Madrid. Saben que si el máximo responsable decide ir a por un futbolista, lo consigue. El reto es obtener ese primer puesto en la elección prioritaria de la sociedad madridista. Ozil y Khedira lo vivieron tras el Mundial 2010. Ahora, la Décima ha añadido morbo a esa pelea por ser el elegido.

En el Bernabéu están muy tranquilos. Las cosas de palacio van despacio. El campeón de Europa es el equipo que menos refuerzos necesita.  Las decisiones comenzarán a tomarse en julio. Las renovaciones o las transferencias de Benzema y Khedira marcarán el signo de los fichajes. Mientras, Luis Suárez, Pogba, Vidal, Verratti y Kroos se quieren lucir en el escaparate. Luz y taquígrafos.

Compartir

ABC.es

Tiro al blanco © DIARIO ABC, S.L. 2014

Los aficionados del Real Madrid recibirán información y opinión diaria del equipo, con datos confidenciales, previsiones de futuro y también un toque de humor blanco Más sobre «Tiro al blanco»

Etiquetas
Calendario de entradas
diciembre 2016
L M X J V S D
« nov    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031