Es la hora de dar la cara

Publicado por el oct 13, 2013

Compartir

Los jugadores han defendido a Ancelotti ante las críticas por el juego del equipo frente al Atlético y el Elche. Se han culpado ellos mismos para salvar al entrenador, que soportó pitos en el clásico. Es cierto que el nivel del grupo no ha sido bueno. Han brillado las individualidades de Cristiano, de Di María, de Varane y de Ramos. La victoria ante el Copenhague fue un bálsamo. Los futbolistas desean mantener el 4-3-3 como sistema para abrir las bandas y regatear en la manera de lo posible los cerrojos de los rivales. El problema es que el rendimiento de muchos hombres ha sido irregular. Y algunos incluso han fallado.

Los nombres son importantes y reflejan lo que ha sucedido. Isco, Benzema y Modric comenzaron muy bien la temporada y su bajón en los últimos encuentros ha sido decisivo para la derrota ante el Atlético y los sufrimientos frente al Elche y el Levante. Los dos centrocampistas quedaron anulados en el derbi madrileño y en el estadio Ciudad de Valencia. Karim marcó goles en agosto y septiembre, para penetrar después en una fase de desacierto rematador que ha alimentado las opciones de Morata, hambriento de éxito, en el mejor momento de su carrera. Junto a ellos, Khedira no ha ofrecido las prestaciones esperadas. Los adversarios han tenido el acierto táctico de tapar a Modric y a Isco para dejar el balón al alemán, sabiendo que no es su misión. Sami la ejerció, porque era el único centrocampista liberado. Y dejó claro que dar pases no es una de sus virtudes. No se sabe por qué, pero juega mejor y más tranquilo con su selección que con el Real Madrid.

El balance del centro del campo madridista es un reflejo del fútbol del equipo. Modric debe bajar para tomar la batuta. Xabi descendía hasta el centro de la defensa para coger la pelota y dirigir. Por eso se le echa tanto de menos. Es lo que debe hacer Luka. Lo mismo sucede con Isco. Ha de ayudar al croata cuando el enemigo se impone en el medio.

El esquema destructivo tampoco funciona adecuadamente y eso lo acusa el equipo con muchos partidos a remolque del 0-1. La falta de presión en la media y en la delantera suscita que el Madrid no defienda bien. Los contrarios fabrican muchas ocasiones a los blancos. La retaguardia se encuentra vendida ante tantos contragolpes del enemigo, que llega franco, de cara. Dice Ancelotti con razón que no se roban balones que eviten esos goles en contra sufridos en los primeros tiempos. Es un gran problema. Al equipo le marcan el 0-1 en demasía. Hay que tomar medidas. Las primeras han de expresarlas los futbolistas. Ya se habló de todo ello antes de la desbandada de selecciones. Es la hora de dar la cara ante el momento clave de la temporada.

El Madrid se juega la Liga y la Champions en veintitrés días, desde el 19 de octubre al 10 de noviembre, con siete partidos administrados cada tres días. La visita del Málaga, el sábado, abre el maratón. Luego viene el Juventus, el día 23. Pero todo el equipo mira al clásico del 26 como la cita fundamental del porvenir en el campeonato liguero. Una derrota le dejaría escartado virtualmente para el título.  Los líderes de la plantilla han dialogado claramente con el fin de que todos aporten su máximo nivel en la hora de la verdad. Volverán a reunirse en los próximos días. Nadie puede esconderse. El club anhela que el espíritu de Cristiano y de Ramos sea adquirido por todo el plantel. La voluntad, la valentía y la forma de luchar de ambos es el ideario a seguir. Ellos nunca se esconden ante la adversidad. Lo vimos en el derbi. Ancelotti quiere que cunda ese ejemplo.

Compartir

ABC.es

Tiro al blanco © DIARIO ABC, S.L. 2013

Los aficionados del Real Madrid recibirán información y opinión diaria del equipo, con datos confidenciales, previsiones de futuro y también un toque de humor blanco Más sobre «Tiro al blanco»

Etiquetas
Calendario de entradas
diciembre 2016
L M X J V S D
« nov    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031