Cristiano, partirse la cara en todos los campos

Publicado por el Mar 11, 2018

Compartir

Le odian sus enemigos porque admiran su capacidad. Le admiran porque es el mejor a fuerza de luchar en todos los campos, frente a los grandes y frente a los pequeños. Esa es la diferencia entre los números uno y otros muchos futbolistas, no solo la calidad, sino el hecho de sacrificarse en cada partido, sea donde sea, en terrenos crudos como el de Ipurúa o en campos bonitos como el del PSG. Se llama Cristiano Ronaldo y tiene cinco Balones de Oro cinco por méritos propios. Por ser el mejor en el Bernabéu y en Éibar, en el Camp Nou y en cualquier campito nodesto.

Ha sufrido muchas críticas desde el mes de septiembre, sancionado injustamente con cinco partidos por tocar el cúbito y el radio de un árbitro que le expulsaba sin razón, De Burgos Bengoechea. Después pagó el bajo momento de forma de todo el Real Madrid, lapidado por dieciséis lesiones. El equipo no funcionaba y Cristiano tampoco. Pero el portugués sabía que volvería rendir. Se lo dijo a toda la plantilla, reunido un día en Valdebebas: “Volveré a ser el de siempre, seguid confiando en mí que volveré a marcar goles”. Quería decirles que continuaran enviándoles pases, porque él los remataría con su eficacia habitual. Así fue.

Cuando llegó la siguiente hora de la verdad, el Mundial de Clubes, en diciembre, lo decidió Cristiano. Una vez más. Y en enero abordó esa pretemporada invernal que es clave para su rendimiento de los últimos seis meses de esta campaña. Lo hace siempre. De la mano de Pintus se puso a trabajar duro, porque sabe que este trabajo físico de enero permite mantener una buena forma durante medio año.

El envidiado Cristiano, criticado por tantos enemigos que pregonan su amor incondicional a Messi como ataque visceral, ha marcado ya 17 goles en estos dos meses y doce días de 2018. Ha conseguido nada menos que 13 tantos en sus últimos siete partidos y ha superado a Messi, comparación odiosa que se utiliza con inquina: 33 dianas frente a 32.

Ahora, ambicioso, persigue su sexto Balón de Oro y su quinta Champions. Sus amigos dicen que si manifiestan este reto del luso hace tres meses, muchos harían sarcasmos contra el portugués. Hoy, Cristiano busca su sexto Balón de Oro y todos callan. Le temen porque saben que con su entrega y su eficacia puede ser verdad.

No hay nadie más ambicioso que el portugués. Corre más que nadie para buscar el remate, para desmarcarse, para presionar arriba, para exigir a sus compañeros que muerdan. Juega con la ilusión de un niño. Son virtudes que sobresalen en un futbolista de 33 años.

Ronaldo es el ejemplo para plantilla. Quiere consolidarse como el máximo goleador histórico te la Champions. Desea establecer nuevos récords. Tiene 33 y piensa jugar hasta los 40 años. ¿Se lo imaginan? Se llama Cristiano Ronaldo y es envidiado por medio mundo porque su espíritu no tiene edad, es indomable. Y eso no se puede frenar.

Compartir

ABC.es

Tiro al blanco © DIARIO ABC, S.L. 2018

Los aficionados del Real Madrid recibirán información y opinión diaria del equipo, con datos confidenciales, previsiones de futuro y también un toque de humor blanco Más sobre «Tiro al blanco»

Etiquetas
Calendario de entradas
noviembre 2018
M T W T F S S
« Oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930