Cristiano jubila a sus críticos

Publicado por el sep 13, 2015

Compartir

Llevaba todo el verano escuchando que, a los 30, estaba acabado. Que ya no tenía el rendimiento de antaño por mera cuestión de edad. Sus enemigos decían que había perdido su poderío físico y, por ende, nunca más marcaría sesenta goles en una temporada. En el Real Madrid esperaban la respuesta del goleador a esos críticos teñidos de barcelonismo, rojiblanquismo o simplemente antagonistas biológicos del portugués. Una cosa es lo que un adversario personal quiere y otra es la realidad. En el club sabían que los datos de elasticidad, resistencia y potencia del luso eran magníficos. Bien lo conocía Benítez. Solo faltaba que marcara el primer tanto para soltar su arrebato rematador. En Barcelona anotó cinco, dio otro y silenció a sus enemigos. Los que deberían jubilarse serían ellos, por ese odio que les turbia la mente, por no decir su físico.

Se puede decir cualquier cosa de Cristiano, desde que es chulesco a prepotente. Desde que tiene un ego desmesurado a que es un egoísta en el área (cada vez menos). Desde que es un acaparador de remates a que no deja de pedir que le envíen el pase a él y no a otro. Pero ya, hasta Bale le entiende. Desde su nueva posición de media punta, se ha dado cuenta que el mejor explotador de sus centros medidos es Ronaldo. Sea por la derecha o por la izquierda, Gareth le trazó asistencias brillantes que el portugués tradujo en dos balones de oro, los que ha ganado con el Real Madrid.

Era un insulto pensar que el niño de los suburbios de Funchal estaba acabado bajoel argumento falso de no poder ofrecer más sus mejores prestaciones genéticas, Era una idiotez, porque si hay un futbolista que se cuida al milímetro es él. Nadie se exprime como él para ser el mejor. Cansa verle con se fustiga él solito después de dos horas de sesión con su equipo. Precisamente, el cuadro técnico de Benítez vigila ahora con mucho esmero los entrenamientos personales del ariete porque su exceso de trabajo puede perjudicarle. Les cuento un ejemplo que se produjo en la etapa de Mourinho.

En 2012, el exceso de abdominales que Cristiano realizaba en su ejercitación extra supuso que le afectara a los lumbares. Esos dolores de espalda eran producto de ese trabajo extra. Rui Faria, preparador físico y mano derecha de Mou, le pidió que no hiciera tanto ejercicio de abdominales para evitar su lumbalgia. Ahora, los hombres de Benítez controlan todo el trabajo individual del triple Balón de Oro. Que no se pase de rosca en el ejercicio para que no sea contraproducente.

Decir que el hijo predilecto de Madeira estaba acabado en su rendimiento máximo ha sido la mayor tontería que hemos escuchado desde que escuchamos hace dos años que el propio Ronaldo volvía al Manchester United. El jugador ha rendido en la casa blanca como Ferguson nunca pudo calibrar. Lo ha dicho Sir Alex. El niño que él fichó del Sporting de Lisboa ha firmado en el Real Madrid 318 goles en 303 partidos oficiales. El triple que en el club de Old Trafford. Una plusmarca de la época de Puskas y Di Stéfano en los años sesenta. Y estaba acabado.

Los que están acabados son sus enemigos ancestrales que no le pueden ni ver. Pues le van a tener que aguantar un tiempecito más. Para entretenerse, que se pongan a hacer los dos mil ejercicios de abdominales y lumbares que Cristiano realiza cada día. A mí ya me duele la espalda solo de pensarlo. A ellos les dolerá la cabeza de verle celebrar más goles. No sé si volverá a alcanzar las sesenta dianas por tercera vez, pero les recuerdo que su récord, 61 en una campaña, lo firmó en mayo. Con 30 años. Los que tiene hoy. Y le han tocado la fibra. Y fibra tiene todo su cuerpo.

Compartir

ABC.es

Tiro al blanco © DIARIO ABC, S.L. 2015

Los aficionados del Real Madrid recibirán información y opinión diaria del equipo, con datos confidenciales, previsiones de futuro y también un toque de humor blanco Más sobre «Tiro al blanco»

Etiquetas
Calendario de entradas
diciembre 2016
L M X J V S D
« nov    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031