Cristiano vuelve a ser el mejor, el jugador determinante que marca la diferencia

Publicado por el Jun 19, 2018

Compartir

Es diferente, distinto, quizá irrepetible por su ansia de ser en todas las situaciones el número uno. Cristiano decidió que Portugal empataba con España y marcó tres goles para ello. Cristiano quiso ser también el mejor frente a Marruecos y consiguió los tres puntos para su país gracias a otra diana de la casa. Es el artillero del Mundial, con cuatro tantos. Estos son datos indiscutibles. En esta guerra cainita y falsa que en el puente aéreo Madrid Barcelona siempre ha caldeado el duelo por el liderazgo del mundo entre Messi y Cristiano, el portugués ha demostrado por qué es el número mundial y porqué tiene tantos Balones de Oro y más premios The Best que Messi. El Mundial de Rusia no acaba más que comenzar y el argentino ha vuelto a fallar. Lo hará bien, seguro, pero no es un grande que sepa llevar en volandas a un conjunto. Las votaciones ganadoras de los premios que recibe Ronaldo están basadas en tres verdades: su enorme rendimiento, su sabiduría para ser decisivo y su liderazgo para llevar a una selección normalita al éxito.

Sí, Cristiano puede decírselo a su amigo Messi muy claramente. Una Portugal de trece millones de habitantes que debería ser una selección mediana ha ganado una Eurocopa y ha brillado en la Copa Confederaciones gracias a su jefatura en el campo. Por el contrario, Leo Messi, con una Argentina que ha tenido buenos equipos habitualmente, ha perdido las finales a las que ha llegado o ha caído antes. ¿Por qué? Por razones que hemos detallado muchas veces: para ser el mejor no solo hay que ser brillante frente a Leganés o frente al Getafe, con todos mis respetos, sino que hay que saber ganar las grandes finales y los grandes acontecimientos. Cristiano lo ha demostrado con la consecución de cinco Champions y una Eurocopa, además de cuatro Mundiales de Clubes y cuatro Supercopas de Europa. Messi, al frente, que no al mando, de una Argentina en la que han jugado el Kun Agüero, Higuaín, Di María, Otamendi y tantos otros jugadores experimentados, no ha conseguido nunca nada.

Para ser el mejor hay que tener la personalidad, la fuerza mental y el liderazgo para saber ser decisivo cuando todo parece que se va a ir al garete. Cristiano lo demostró siempre. Solo hay que recordar los goles que le marco a la Suecia de Ibrahimovic en un partido decisivo para clasificar a Portugal hace unos años. Con aquel partido quedo marcado quién era Cristiano. El número uno.

Hay un dato determinante de la diferencia entre los dos grandes futbolistas Cristiano se crece ante la adversidad. Tiene tanta potencia mental que los retos le hacen mejor. Cuando le enfadan y le critican, rinde más. Esa es su fuerza interior. Messi, por el contrario, no tiene esa fuerza mental. Cuando llega la hora de la verdad, cuando sabe que todo el mundo espera que él sea decisivo, se arredra. Hay una enorme diferencia.

Compartir

ABC.es

Tiro al blanco © DIARIO ABC, S.L. 2018

Los aficionados del Real Madrid recibirán información y opinión diaria del equipo, con datos confidenciales, previsiones de futuro y también un toque de humor blanco Más sobre «Tiro al blanco»

Etiquetas
Calendario de entradas
julio 2018
M T W T F S S
« Jun    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031