Bale y Modric, el que la persigue la consigue

Publicado por el ago 31, 2013

Compartir

Gareth Bale y Luka Modric han demostrado que si un futbolista lo desea con todas sus fuerzas, apoyado por un club que paga un dinero importante, el traspaso se consigue. El galés y el croata han vivido situaciones similares en los dos últimos agostos. Modric estuvo sin entrenarse con el Tottenham los meses de julio y agosto de 2012, con el fin de lograr ser transferido al Real Madrid. Bale ha repetido ese camino. Es duro enfrentarse a un presidente, Daniel Levy, y a un club, cuando se ha sido jugador de él durante varios años. No es agradable. 

Sin comparaciones, para Gareth debe haber sido más difícil. Primero, es británico. Segundo, él es la imagen ideal de la Premier, dado su rendimiento espectacular. Acapara muchos anuncios de publicidad. Y tercero, no pertenece ni al Manchester United, ni al Liverpool ni al Chelsea, clubes que generan filias y fobias, dados sus potenciales, de tal manera que su triunfo en el Tottenham es aceptado por todos.

En el Hotspur no hay más envidias que las que provoca su presidente, Levy, que es raro, raro, raro. Le sobra el dinero y le gusta hacer sudar a sus rivales cuando le quieren fichar a sus estrellas. Ahora, Florentino Pérez tiene que esperar hasta el último minuto para lograr la adquisición del jugador que le falta al Real Madrid, un interior de velocidad, zancada y disparo, que realiza el juego vertical que necesitan los blancos.

El judío Daniel Levy se ha visto en esta situación porque hace un año prometió a Bale que le traspasaría en 2013 si alguien abonaba más de 80 millones de euros al cambio. Llegó el Madrid y aportó 90. Tenía que cumplir su palabra. Pero no estaba escrita. Es la razón de la presión de Gareth, que se ha negado a jugar con el Tottenham porque vio que el propietario del equipo decía una cosa y a la hora de la verdad no tenía palabra. Debería de aceptar la propuesta española. Levy se ha encontrado entre la espada de sus promesas y la pared del dinero del Real Madrid. Pero va de prepotente, porque a él le aburre el dinero. Lo posee a raudales. Lo que le gusta es el poder. Y le hace sufrir observar que otros tienen más poder.

No es una cuestión de poder, sino de razón. Bale y Florentino Pérez han cumplido lo solicitado por el presidente inglés hace un año. Más de 80 millones de euros. Lo que tiene que hacer Levy es no prometer cosas. Si las dice, hay que cumplirlas. Salvo que el futbolista no tenga carácter y ceda. No es el caso de Gareth. Tiene carácter madridista.

Compartir

ABC.es

Tiro al blanco © DIARIO ABC, S.L. 2013

Los aficionados del Real Madrid recibirán información y opinión diaria del equipo, con datos confidenciales, previsiones de futuro y también un toque de humor blanco Más sobre «Tiro al blanco»

Etiquetas
Calendario de entradas
diciembre 2016
L M X J V S D
« nov    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031