Siria (II): “Tomahawk” y otras claves militares del ataque de EE.UU.

Siria (II): “Tomahawk” y otras claves militares del ataque de EE.UU.

Publicado por el ago 28, 2013

Compartir

Decisión tomada. Un “ataque quirúrgico” que sirva de castigo al régimen de Bashar al Asad. Entre 48 y 72 horas de bombardeos selectivos a infraestructuras, arsenales de armamento, aviación de combate, instalaciones gubernamentales, televisión y, probablemente, algún misil a una residencia presidencial deshabitada.

Este es el objetivo del más que probable ataque estadounidense de castigo al presidente sirio, por su uso de armamento químico como gota que colmó el vaso de las atrocidades. Pero ¿cómo se realizará el ataque y de qué buques cuenta EE.UU. en la zona?

1. EL “TOMAHAWK”:  MISIL GUIADO CON ALCANCE ENTRE 1.600 y 1.800 KILÓMETROS

El “Tomahawk” -que debe su nombre al hacha de guerra utilizada por los nativos norteamericanos- es un misil de crucero de largo alcance que puede ser lanzado desde un submarino, un buque destructor o crucero de la US. Navy.

Tiene un alcance de entre 1.600 y 1.800  kilómetros por lo que puede lanzarse desde un buque fondeado en aguas internacionales. El “Tomahawk” fue un misil guiado diseñado en plena Guerra Fría por la compañía estadounidense General Dynamics en la década de los 70. Ahora lo fabrica la empresa Raytheon, después de adquirir la división de misiles de General Dynamics en 1997.

En el panorama balístico Raytheon fue reconocido por sus archiconocidos misiles “Patriot” que frenaron a los iraquíes “Scud” durante la Guerra del Golfo en 1991.

 

Personal civil y militar revisan una cápsula de misiles "Tomahawk" destinada  al submarino USS "Frank Cable" / US NAVY

Personal civil y militar revisan una cápsula de misiles “Tomahawk” destinada al submarino USS “Frank Cable” / US NAVY

 

El “Tomahawk” es un misil al que se le puede asignar 16 objetivos predeterminados y que se guía por GPS pudiéndose reconfigurar en el último momento el objetivo de este misil. Su última versión (“Tomahawk” Block IV) incluye la posibilidad de hacerle navegar sobre el teatro de operaciones sin rumbo a la espera de fijar el objetivo en el momento preciso.

Más de 2.000 misiles “Tomahawk” han sido utilizados en los diferentes escenarios bélicos en los que ha tenido presencia, aseguran desde la empresa armamentística fabricante que emplea a unos 71.000 trabajadores y con unas ventas de 25.000 millones de dólares en 2011.

El misil “Tomahawk” tiene entre 5-6 metros de longitud y medio metro de diámetro. Capaz de transportar 450 kilogramos de explosivo convencional.

 

2. ¿DESDE DÓNDE SE LANZARÁN LOS “TOMAHAWK”?: BUQUE O SUBMARINO

El pasado 19 de agosto el Grupo de Ataque del portaaviones USS “Harry S. Truman” se internó en el aérea de influencia de la Quinta Flota estadounidense, con base en Bahréin. Junto a este portaaviones de la “clase Nimitz” el grupo de combate lo integran los destructores USS “Mason” y USS “Bulkeley”, de la clase “Arleigh Burke”, con capacidad para lanzar 96 misiles de crucero guiados e interceptar misiles enemigos con objetivos como pueden ser cualquier ciudad de Israel.

Además el portaaviones va acompañado por los dos cruceros  USS “San Jacinto” y USS “Gettysburg” (clase “Ticonderoga) y por un submarino (nunca es reconocida oficialmente su presencia) con capacidad para lanzar también misiles “Tomahawk”.

 

Destructor USS "Mason", desplegado en la zona y con capacidad para lanzar misiles "Tomahawk"

Destructor USS “Mason”, desplegado en la zona y con capacidad para lanzar misiles “Tomahawk”

 

Además de este Grupo de Ataque del “Harry S. Truman”, en la zona durante los próximos nueves meses después de que zarparan de su base en Norfolk (Virginia) el pasado 22 de julio, la US Navy cuenta con buques de guerra con capacidad para lanzar misiles de crucero guiados por el Mediterráneo, con base en Nápoles donde EE.UU. tiene la Sexta Flota con unos 14 buques de guerra, entre ellos el USS “Mahan”, USS “Gravely”, USS “Barry” y USS “Ramage”, ya situadas en la zona próxima a Oriente Próximo en el Mediterráneo.

3. UN ATAQUE AÉREO: AVIONES DE COMBATE F-18 DEL “HARRY S. TRUMAN”

El citado portaaviones USS “Harry S. Truman” tiene una capacidad de proyección durante este despliegue de unas 66 aeronaves, de las que unas 45 son aviones de combate F-18 “Hornet” y “Super Hornet”. El empleo de aviones de combate estadounidenses en una primera fase inicial de castigo al régimen de Asad es menos factible. Aunque sí podría ser una opción para una posterior fase si el conflicto se alarga más allá de ese “ataque quirúrgico”.

 

Caza de combate F-18 "Super Hornet" aterrizando en la pista de aterrizaje del "Harry S. Truman" /E. VILLAREJO

Caza de combate F-18 “Super Hornet” aterrizando en la pista de aterrizaje del “Harry S. Truman” /E. VILLAREJO

 

Los aviones de combate F/A-18C “Hornet” y F/A-18E/F “Super Hornet” son los encargados de atacar posiciones enemigas, bombardear blancos fijados y guerra aérea para contrarrestar a la vetusta aviación de combate siria. Estos aviones se asignan a los siguientes escuadrones dentro del portaaviones: 1) Marine Fighter Attack Squadron 312 (de los «marines»); 2) Strike Fighter Squadron 32; 3) Strike Fighter Squadron 37; y 4) Strike Fighter Squadron 105.

Estos aviones utilizarían el espacio aéreo de Jordania y Arabia Saudí para acceder a Siria, nunca el espacio aéreo israelí pues como ya pasara en la Guerra del Golfo de 1991 y el derrocamiento de Sadam Huseim en 2003 una prioridad para EE.UU. es mantener al margen del conflicto al Estado de Israel.

En este enlace tienen vídeos de estos aviones de combate en “acción” durante su despegue y aterrizaje en el portaaviones que tiene a gala en su página oficial haber jugado un papel fundamental en “la libertad del pueblo iraquí”.

 

Compartir

ABC.es

Por Tierra, Mar y Aire © DIARIO ABC, S.L. 2013

ABC por Tierra, Mar y Aire pretende ser una ventana para la Defensa Nacional, ese bien intangible a veces tan maltratado y poco valorado por ciudadanos y políticos.Más sobre «Por Tierra, Mar y Aire»

Etiquetas
Facebook
Twitter