¿Por qué ganó Donald Trump?

¿Por qué ganó Donald Trump?

Publicado por el Nov 11, 2016

Compartir

 

No supe, no quise o estaba lo suficientemente ocupado en Facebook o Twitter como para no verlo. ¿Por qué ganó Donald Trump? Obviamente, tras el resultado es más fácil ir atando algún cabo. Uno de esos lo hallo en Detroit, ciudad que visité en profundidad hace un año.

Tuve encuentros con periodistas, concejal hispana (la primera de la Historia de la ciudad), comunidades afectadas por la crisis económica, visité el museo de automóvil de Ford, los cuarteles generales de la General Motors, me deleité con los picassos o warhols en el Detroit Institute of Arts e hice, contra la recomendación dada, alguna incursión nocturna callejera… manzanas más allá de mi hotel.

 

dsd

Objetos de viviendas abandonadas en el área conocida ahora como proyecto Heidelberg / E. V.

 

¿Por qué no supe o no quise ver nada? Quizá porque presté más atención a la historia amable que a la cruda. Es decir, al nuevo resurgir de la ciudad del motor (la que parió la “Motown music”) donde nuevos empresarios “detroiters” volvían cual hijos pródigos desde NY o California para contribuir a la recuperación económica de su ciudad. No presté demasiada atención al consejo del portero de mi hotel, el Courtyard Detroit Dowtown: “Ni se te ocurra salir a pie por la noche si no te es estrictamente indispensable”.

Detroit, con 90% de población negra aproximadamente, es la capital de Michigan, uno de los estados que cambiaron de Obama a Trump, conocido como “swing state”. También lo han sido Wisconsin o Pensilvania en el denominado “cinturón de óxido” del noreste e EE.UU. Se trata de una zona afectada por la globalización y la deslocalización de las fábricas.

Precisamente devolver la capacidad industrial y manufacturera ha sido una de las promesas de Trump en estas elecciones: “Que las automovilísticas vuelvan a producir en EE.UU.”… y no en México, Asia o donde sea más barato para ellas.

 

Una pareja de novios ante el mural de Diego Rivera en el Detroit Institute of Arts / E. V.

Una pareja de novios ante el mural de Diego Rivera en el Detroit Institute of Arts / E. V.

 

En Detroit las heridas abiertas de la crisis son aún más palpables, quizá, que en ninguna otra ciudad. Y como ahora sabemos (al menos por el sentido del voto), la recuperación económica no ha debido ser tan “bella” en EE.UU. como pensábamos. Vamos, que la máquina de hacer dinero (frente a la austeridad europea) no ha mitigado la diferencia socio-económica entre clases medias y bajas (quieren hacer coches) y las élites (más preocupadas por el acuerdo con Irán).

Detroit -la ciudad del Estrecho (Étroit, en francés)- ya vivió duramente su Gran Depresión. Fue a esta ciudad donde llegó el pintor mexicano Diego Rivera a retratar aquel periodo. Su mural sobre la fábrica de coches, trabajadores fornidos de toda raza y las élites (escondidas y observando detrás) es una parada obligatoria para entender qué pasó en la década de los 30 y qué está pasando en este primer cuarto de siglo XXI.

Es una paradoja, pero Bill Clinton ganó unas elecciones a un Bush padre -enfrascado en cuestiones internacionales como la Guerra del Golfo- con el lema “It’s the conomy, stupid”. Donald Trump en cierto modo ha apelado al mismo mensaje: “Stop carmaker’s expansion to Mexico”. No faltó en su mensaje electoral, claro esta, demagogia, xenofobia, sexismo, bravuconería, discurso políticamente incorrecto y, sobre todo, el dominio de la puesta en escena en televisión (auténtico tahúr mediático).

 

"Fumarolas" de Detroit / E. V.

“Fumarolas” de Detroit / E. V.

 

Su mensaje caló en estos tres estados “swingers” (Michigan, Wisonsin y Pensilvania) antes con alta mano de obra industrial. ¡Los obreros del mural de Diego Rivera! Lo de Florida es otra cuestión (¿quizá la nueva política hacia Cuba que en Europa tanto celebramos?).

Habrá que volver y preguntar al portero del hotel. Quizá si le dedicamos esta vez 15 minutos nos pueda explicar algo más. No sólo si la zona es segura, también sobre si los hijos de ahora en EE.UU. viven o no mejor que sus padres. Habrá que volver y preguntarle: ¿Por qué ganó Trump?

 

Detalle del mural de Rivera / E. V.

Detalle del mural de Rivera / E. V.

 

Restos de otras casas abandonadas / E. V.

Restos de otras casas abandonadas / E. V.

 

La sede de General Motors en Detroit / E. V.

La sede de General Motors en Detroit / E. V.

 

Casa abandonada / E. V.

Casa abandonada / E. V.

 

Seguir a @Villarejo en Twitter

Por Tierra, Mar y Aire en Facebook

 

ÚLTIMAS HISTORIAS DE «POR TIERRA MAR Y AIRE»:

– Tratado de Cielos Abiertos: España y Canadá vuelan sobre Rusia juntos

– ¿Quién será el JEMAD de la ministra Cospedal?

– Alberto Gutiérrez, de Aribus DS: “Somos una industria que genera crecimiento tecnológico”

– Vídeo: el vuelo del nuevo caza chino «invisible» J-20

– Moscú exhibe las primeras imágenes del portaaviones Kuznetsov en el Mediterráneo

– China exhibe su primer caza furtivo, el J-20 Chengdu

– Mediterráneo en ebullición: los otros portaaviones que rivalizarán con el ruso Kuznetsov

– Vídeo: el Caimán, el nuevo helicóptero de transporte del Ejército de Tierra

– ¿Quién será el próximo ministro de Defensa?

– España revisa la escala de la flota del Kuztnesov tras la preocupación de la OTAN

– Batalla de Mosul: sigue el adiestramiento español en la retaguardia

– Los cazas F-18 prueban en Suecia el Taurus, el misil que alcanza los 300 km.

– La Bolsa de Defensa: la francesa Dassault sube un 4,82% en semana de caídas

– Visita al LHD «Canberra»: la proyección australiana con sello español

– Navantia comenzará los dos buques AOR para Australia en junio de 2017 en Ferrol

– Líbano: explosiona un IED al ser pisado por un vehículo Lince español

– Un militar de la promoción del Rey, nuevo coronel jefe de la Guardia Real

– Zumwalt, así es el destructor furtivo con el que EE.UU. quiere revolucionar los mares

– Irak: la investigación descarta la acción terrorista en la muerte del soldado Vidal

– Indra reforzará las bases aéreas de Dinamarca con tres radares

Compartir

ABC.es

Por Tierra, Mar y Aire © DIARIO ABC, S.L. 2016

ABC por Tierra, Mar y Aire pretende ser una ventana para la Defensa Nacional, ese bien intangible a veces tan maltratado y poco valorado por ciudadanos y políticos.Más sobre «Por Tierra, Mar y Aire»

La entrada más popular

Etiquetas
Facebook
Twitter