Pedro Baños: “A lo mejor Donald Trump era el presidente que EE.UU. necesitaba en este momento”

Pedro Baños: “A lo mejor Donald Trump era el presidente que EE.UU. necesitaba en este momento”

Publicado por el Nov 5, 2018

Compartir

 

El coronel del Ejército de Tierra Pedro Baños, actualmente en situación de reserva, es el fenómeno literario en estos momentos en cuanto a geopolítica y geoestrategia se refiere en España.

Su primer libro, “Así se domina el mundo” (Ed. Ariel), fue un inusual éxito en el panorama español que va por su 9ª edición y ha sido traducido al inglés, alemán, portugués, turco y japonés.

Acaba de publicar una segunda obra, “El dominio mundial” (Ed. Ariel) que, con vocación didáctica, presenta los elementos del poder y las claves geopolíticas que rigen las relaciones entre países. Potencia militar, capacidad económica, diplomacia, servicios de inteligencia, recursos naturales, territorio y población, potencialidades intangibles, conocimiento y tecnología y comunicación estratégica son esos nueve elementos sobre los que se forja el dominio mundial.

El coronel Baños fue jefe de Contrainteligencia y Seguridad del Cuerpo de Ejército Europeo en Estrasburgo. Y participó en misiones en Bosnia y Herzegovina. Ahora considera esta faceta literaria como “un servicio más que como militar hace a los ciudadanos: debemos ilustrarles sobre los problemas a los que se enfrentan y las amenazas a las que deberán hacer frente a corto plazo”.

 

Cubierta del libro “El dominio mundial”, de Pedro Baños

 

– ¿Cómo explica el variado despliegue militar español con misiones de adiestramiento en Irak o Malí, misiles Patriot en Turquía, cascos azules en Líbano, buques en el océano Índico o carros de combate en Letonia, entre otras operaciones militares con la UE, OTAN, ONU o Coalición contra Daesh?

– Más que a intereses estratégicos españoles estos despliegues tienden a una necesidad del Ejército español de estar bien formado y entrenado. Hay que estar al día de cuáles son los últimos procedimientos y para eso hay que estar en distintos escenarios y en contacto con ejércitos avanzados. Eso nos permite tener un Ejército perfectamente cualificado para realizar cualquier tipo de misiones tan variadas: desde relacionadas con la paz a otras que, sin ser estrictamente de combate, sí son de otro nivel.

– ¿El rearme marroquí debe preocupar a España?

– Recientemente el Gobierno marroquí ha restaurado el servicio militar obligatorio, pero como sucede en otros países son más “servicio” que “militar”. Es decir, atiende a necesidades sociales de una juventud que se puede estar radicalizando o alejando del conjunto de la sociedad. Es una manera de intentar que sean parte integrante de la sociedad. Es cierto que Marruecos se está modernizando militarmente, está recibiendo nuevos cazas F-16 modernizados, nuevos carros de combate… Pero aún así la disparidad de fuerzas es a favor de España. Pero no solo eso, hoy por hoy, Marruecos es un aliado muy importante de España para la lucha de los movimientos radicales islamistas. Por tanto, no pensemos que Marruecos pueda ser un enemigo de índole militar.

 

Tres F-16 del bloque 53, 22 de agosto de 2012, todavía en EE.UU. antes de despegar a Marruecos / LOCKHEED MARTIN

 

– En el capítulo “Capacidad económica: el verdadero poder”, hay un mapa que muestra que España recibe al día 119.000 barriles de petróleo procedente de Irán. ¿Cómo pueden afectar a España las sanciones de EE.UU. a Irán?

– Hay que tener en cuenta que cuando estaban las sanciones activadas Irán nunca dejó de vender petróleo. E incluso a algunos aliados muy importantes de EE.UU. como Japón o Corea del Sur. El problema para Irán es que lo tenía que vender a precios muy inferiores de mercado. Todavía queda por ver cómo serán estas nuevas sanciones y ver en qué se traducen. EE.UU. incluso ha afirmado que puede considerar enemigo a cualquier país que hiciera negocios con este Irán sancionado. Queda por ver la aplicación, sobre todo porque Rusia y China han dicho que seguirán apoyando a Irán.

– ¿En qué medida cree que si esta entrevista fuera por teléfono estaría siendo o podría ser en un futuro espiada?

– No debemos olvidar que cualquier transmisión que se haga con un medio electrónico sea escrita u oral es susceptible de ser interceptada o grabada. Por tanto, en algún momento puede ser utilizada en contra nuestra. Tenemos que ser muy prudentes. A la gente joven le recomiendo que no piense en lo que es ahora mismo sino que piense en lo que puede ser el día de mañana.

– ¿Cree que el referéndum ilegal del 1-O y el desafío secesionista en Cataluña responde a algún interés internacional de trocear el territorio de España?

– Tanto en España como en el conjunto de la UE se está produciendo un proceso de desmoronamiento. En principio, podría pensarse que ello responde al signo de los tiempos, a una evolución natural y espontánea, fruto del agotamiento de los modelos actuales, por diversas causas. Pero la Historia nos demuestra que este tipo de situaciones han sido muchas veces provocadas o cuando menos fomentadas, instigadas o alentadas. Por ello, y aún careciendo de pruebas irrefutables, algunos indicios hacen suponer que no sería descartable que la injerencia externa haya existido y tenido su influencia, y probablemente la siga teniendo, en el contexto que se vive en Cataluña. Con desafíos como el de Cataluña la motivación que buscan sería generar Estados de mayor debilidad que conduzcan a un mayor control.

 

Edificio del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), situado a las afueras de Madrid / CNI

 

– ¿La huida de Puigdemont no fue un gran fracaso para el CNI?

– No debemos confundir la labor que hacen los Servicios de Inteligencia con la utilidad política de los informes que ellos elaboran. Es muy sencillo culpar a la Inteligencia cuando hay un fallo muy importante pero en la mayoría de los casos se debe a que los políticos no han escuchado aquellos informes transmitidos por los Servicios de Inteligencia.

– En el apartado de “espionaje fiscal” muestra a Gibraltar como caso paradigmático de paraíso fiscal. ¿Qué importancia juega hoy día esta colonia para Reino Unido?

– Sigue jugando un papel importante porque curiosamente el Estrecho de Gibraltar -con la colonia británica, Ceuta , Tánger o Algeciras- ha renovado su importancia por el deshielo que precisamente se está produciendo en el Ártico. Lo que ahora mismo los barcos transitaban desde el Mediterráneo hasta Asia a través del Canal de Suez para ir a Asia se podrá hacer, de manera más rentable y corta, a través del Estrecho de Gibraltar pasando hacia el mar del Norte y luego el Ártico. Quien controle ese Estrecho vuelve a tener una llave muy importante del mercado mundial.

 

Soldados británicos, en maniobras en Gibraltar en 2014 / UK MoD

 

– Y ni el Brexit ha sido aprovechado por España… ¿Gibraltar será siempre británica?

– Reino Unido nunca se querrá deshacer de Gibraltar. Primero, por prestigio; segundo, porque si los españoles recuperáramos esa parte de nuestro territorio nacional que nos pertenece tendría consecuencias en otras partes del mundo, como son las Islas Malvinas reclamadas por Argentina. Estamos ante un país poderoso, Reino Unido, que encima está respaldado por el que sigue siendo el más poderoso de momento, EE.UU. Si  hubiera sido otro país el que hubiera mantenido esa colonia, hace tiempo que hubiera vuelto a estar en manos españolas.

– Aborda en su libro los poderes intangibles (cohesión nacional, cultura, lengua, religión…) como otro elemento de poder de los países. ¿Es España el país que menos se quiere a sí mismo?

– Suele suceder que los países más antiguos son los que menos sentimiento nacional tienen. Y España es uno de esos grandes países antiguos. Eso no significa que, llegado el caso, los españoles sepan reaccionar, como han reaccionado siempre, con verdadero patriotismo. Somos pacíficos y a veces demasiado tolerantes, pero a lo largo de la Historia hemos sabido defender lo nuestro.

– ¿Haber tenido una Guerra Civil en vez de una Segunda Guerra Mundial influye?

– El pasado reciente modifica enormemente las idiosincrasias de los pueblos. Nosotros sufrimos una Guerra Civil que, lamentablemente, vuelve a estar casi en boca de todo el mundo. Todo eso hace que estemos polarizados. Es paradigmático que mientras en otros países europeos han surgido partidos de extrema derecha, en España han surgido partidos de extrema izquierda precisamente por nuestro reciente pasado.

– ¿Cuál es el punto débil de nuestra diplomacia, “ese poder no tan blando” que es clave para dominar el mundo?

– Nuestro punto débil es la inexistencia de una política de Estado en política Exterior, como también debería haber en tantos otros aspectos.  Además, en la diplomacia existe un baile de embajadores de las principales embajadas que están motivados por posiciones políticas y que no es positivo.

 

27-4-2013, un militar español saluda a unos niños afganos a las puertas del hospital de Qala i Nao (Afganistán) / JAIME GARCÍA

 

– ¿Y el punto fuerte de un español por el mundo?

– Se nos olvida nuestra capacidad negociadora. Podemos ser nexo de negociación en muchos escenarios como, por ejemplo, en Siria. Somos un país que no tenemos enemigos, un país querido y respetado en todo el mundo porque, quizás, somos demasiado generosos en el ámbito internacional sin tratar de buscar nunca un provecho directo. Eso nos lleva a la gran ventaja de que todo el mundo confía en nosotros a la hora de negociar. Somos un cruce de culturas, de regiones y de razas y somos bien apreciados en todo el mundo. La prueba la tenemos cuando 150.000 militares españoles en 30 años han estado participando en misiones relacionadas con la paz y hemos recibido muestras de cariño y reconocimiento.

– En su apartado sobre el poder de la comunicación estratégica, relata como una de las grandes “fake news” de la Historia fue la llamada “Leyenda negra española”, lanzada por el príncipe flamenco Guillermo de Orange contra Felipe II. ¿Por qué cree que aún perdura esta leyenda negra?

– Para algunos europeos los españoles aún somos europeos de segunda categoría. Pero lo más triste de todo es que todavía hay españoles que se lo creen. Además, nos criticamos entre nosotros mismos, algo muy difícil de ver en otros países. Muy pocos franceses o británicos se plantean incluso su Historia reciente. En cambio en España tenemos una gran capacidad de autodestrucción.

– En su libro retrata el suicidio demográfico al que asistimos en España. ¿Cómo influirá en el futuro?

– Hablamos mucho de amenazas como el terrorismo yihadista, pero no somos consciente que hay otras amenazas que pueden desestructurar mucho más los Estados. Si no se ponen medidas para frenar ese suicidio demográfico, podemos estar abocados a una revolución. Hay que pensar que estamos sufriendo un envejecimiento acelerado de la población. Si a eso añadimos los datos de natalidad: hace 40 años nacían 400.000 niños más de los que nacen actualmente. Cuando termine 2018 habrá nacido un 7% menos de niños que en 2017 y eso con un relativo aumento de bonanza. Hace diez años nacían un 30% más de niños. Estamos en una situación tremendamente delicada que no se va a solucionar con el incremento de la inmigración, que también puede acarrear otros problemas. ¿Quién pagará las pensiones a los mayores? Ello se unirá a una juventud que no podrá ser clase media como lo fueron sus padres y abuelos. Se quedarán en clase baja, a pesar de estar mucho mejor formados.

 

El destructor Porter, a su llegada a la Base de Rota el 30 de abril de 2015 / EFE

 

– Desde el punto de vista geopolítico, ¿qué supone para España albergar la base de los cuatro destructores de EE.UU. en Rota y los “marines” en Morón?

– El renovado e incrementado despliegue de fuerzas estadounidenses en bases clave en territorio español muestra la importancia geopolítica de España. Tanto la península Ibérica como las Islas Canarias son una plataforma perfecta para ejercer la influencia en el continente africano, en el que EE.UU. se está posicionando firmemente –se habla de que Washington podría construir en Níger la que sería su mayor base militar fuera de su territorio-, entre otros motivos y de modo principal para hacer frente a la imparable presencia de China en esta parte del mundo. Además, los destructores permiten a EE.UU. completar su dispositivo de defensa antimisiles, al estar dotados de los avanzados sistemas Aegis.

– El quinto elemento del poder mundial son los recursos naturales. ¿Cuál es el “talón de Aquiles” energético de España?

– Solemos tener mala imagen de nuestro país, pero en este caso España lo ha hecho muy bien. Tenemos las fuentes de energía muy diversificadas por lo tanto nos afectan menos las variaciones geopolíticas que pueda haber en ciertos escenarios. Si hablamos del gas lo traemos licuado a través de Marruecos, directamente de Argelia a nuestra península, y además de una capacidad muy importante de regasificación que permitiría suministrar gas a buena parte de Europa.

– Argelia puede algún día desestabilizarse…

– Buteflika parece ser que puede volver a presentarse a las elecciones. Argelia es un país que nos preocupa enormemente como país suministrador de gas y, además, por la presencia de empresas españolas.

 

Efectivos del Regimiento de Cazadores de Montaña ‘Galicia’ 64″  en el ejercicio Trident Juncture en Noruega/ ET

 

– La OTAN está realizando estos días sus mayores maniobras desde el fin de la Guerra Fría en las inmediaciones del Ártico. Es el ejercicio “Trident Juncture 2018” y en él participan 1.800 militares españoles. ¿Cree que este escenario será causa de conflicto en próximos años por sus recursos energéticos?

– Sin duda. Y llama la atención porque en junio pasado Rusia realizó también unas macro maniobras, incluso aquí algunos lanzaron las campanas de que aquello era una preparación para una invasión rusa de toda Europa con sus carros de combate, ahora vemos que la OTAN ha replicado con unas maniobras todavía mayores. El mero hecho de que se hayan realizado en las inmediaciones del Ártico reviste una gran importancia y no es por azar. Una de las grandes peleas geopolíticas que habrá a partir de ahora es la lucha por ver cómo se va a repartir ese Ártico, no solo entre las cinco potencias con intereses directos  (EE.UU., Rusia, Canadá, Dinamarca y Noruega) sino hasta China empieza a reivindicar que quiere parte de ese gran pastel por lo que significa de agua, minerales estratégicos, energía y pesca.

– ¿Ve a Suecia y Finlandia como futuribles miembros de la OTAN?

– Ellos mismos se empiezan a postular y mentalizan a la ciudadanía con esa posibilidad. Una vez más con ese temor que se nos trata de meter con una posible invasión de Rusia que, por otra parte, no acabo de ver ni como objetivo estratégico. Además, y ya Napoléon decía que “la guerra se hace con dinero, con dinero y con dinero”, el PIB de Rusia está al nivel de España o de Italia. Es diez veces inferior al que tiene EE.UU. No tendría capacidad para una operación bélica en escenario europeo.

– Es decir, no ve a Rusia como un peligro inminente para la vieja Europa…

– No. Si acaso Rusia trataría de influir con otros procedimientos. Rusia lo que pretende es tener unas buenas relaciones con Europa para vendernos todo aquello en lo que nosotros somos deficitarios: energía o minerales estratégicos.

 

El presidente ruso, Vladimir Putin, junto a una banda de balalaicas / REUTERS

 

– Su sexto elemento del mundial es el territorio y la población. ¿Cree que Ceuta y Melilla seguirán siendo española dentro de cien años?

– Ceuta y Melilla se sienten absolutamente como partes de España… ¡y son españolísimas!. Otra cosa es que por una cuestión demográfica exista una conflictividad, eso no cabe ninguna duda. Hay que pensar que la demografía es uno de los grandes factores a los que no se les presta la debida atención. Teniendo en cuenta el crecimiento de la población de una parte concreta de Ceuta y Melilla puede haber en el futuro una conflictividad interna pero eso no significa que vayan a dejar de ser españolas.

– Octavo elemento de poder: el conocimiento y la tecnología. En su libro retrata cómo se da importancia en EE.UU. a la Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas (STEM, en sus siglas en inglés) en sus planes académicos y universitarios. ¿Por qué cree que este concepto no cuaja en las Universidades españolas?

– Nuevamente falta estrategia de Estado. Hay que insistir en este tipo de formación porque es el futuro: habrá países avezados en esos campos y otros esclavos de los demás. Por ahora el gran dominador es EE.UU. pero está asustado con China. Eso no significa abandonar el Humanismo, que es fundamental.

 

F-35A «Lightning II» de Lockheed Martin: su elección por Bélgica ha significado un revés a la industria militar aeronáutica española / USAF

 

– ¿Qué futuro augura a la UE tras el Brexit?

– No solamente es el Brexit. La UE tiene problemas estructurales. La UE se está desfragmentando por momentos. Hablamos de Italia o Austria, que hace unos días abandonó el acuerdo internacional sobre las migraciones, estamos hablando de los países de Visegrado que claramente incumplen las directrices de Bruselas, cuando hablamos de un Ejército europeo resulta que Bélgica prefiere el avión F-35 estadounidense en vez de un Eurofighter o Rafael europeo… A ello hay que unir que uno de los países que se quiere ir es uno de los tres principales. También perdemos población.

– ¿Cuáles son los personajes políticos más influyentes por ahora del siglo XXI?

-Es un perfil muy concreto: fuertes, carismáticos, cada vez más autoritarios… Hablamos de Putin, Xi Jinping (elegido a perpetuidad él y su vicepresidente), Erdogan o Trump. También ahora Bolsonaro… Vemos que el perfil cambia. Se vuelve al nacionalismo y aislacionismo. La Historia nos demuestra que estos líderes fuertes, que pueden venir bien para su nación, terminan enfrentándose entre ellos.

– China reta el dominio mundial de EE.UU. ¿Están destinadas a enfrentarse?

– Ya están pugnando. Además cada vez hay una guerra más acentuada, esta guerra que de momento se realiza con los Servicios de Inteligencia y, sobre todo, o a través de la economía. Pero claro, el problema es que la Historia también nos lo demuestra -recordemos los casos de las guerras del Peloponeso o las guerras Púnicas- que al final este tipo de guerras terminan en un enfrentamiento convencional. Ese es el gran temor: que antes o después China termine por enfrentarse con EE.UU., en un enfrentamiento convencional de alta intensidad.

 

Donald Trump, en la cubierta del USS Iowa cuando era candidato / REUTERS

 

– Y en esto llegó Trump…

– De repente, EE.UU. se ha dado cuenta de que la globalización, que habían inventado ellos después de la Segunda Guerra Mundial, resulta que la iba ganando China. Viene Xi Jinping a la Cumbre de Davos de 2017 y dice que ellos van a ser los abanderados del capitalismo y el libre comercio. EE.UU. se da cuenta de que en el tablero de juego de la economía mundial China va a ganar y en muy poco tiempo. A finales de la década de 2020 China podría ser la potencia mundial. Y EE.UU. lo que quiere es evitar que eso pueda suceder. A lo mejor Donald Trump era el presidente que EE.UU. necesitaba en este momento. Un presidente fuerte y dando todos los pasos en función del contexto económico. Mientras tanto, en Europa seguimos preocupados por la longitud de su corbata.

– Usted fue candidato a dirigir el Departamento de Seguridad Nacional de La Moncloa de Pedro sánchez. Cuando su nombre se filtró, sufrió una campaña de desprestigio en algunos medios de comunicación tachándole de ser una persona próxima a Rusia… ¿cree que hubo una mano negra detrás?

– Sin duda la hubo. Fue muy efectiva y realizada de una manera muy profesional. Se hizo de manera instantánea cuando se me designó de palabra para el cargo. Fue muy bien organizada, no fue por azar ni mucho menos. Evidentemente, entramos en unos debates políticos y también en unos juegos de intereses multinacionales. Esto era una cuestión multinacional que trascendía a España.

 

Seguir a @Villarejo en Twitter

Por Tierra, Mar y Aire en Facebook

Si tiene alguna noticia de Defensa: evillarejo@abc.es

 

ÚLTIMAS HISTORIAS DE «POR TIERRA MAR Y AIRE»

Vídeo: el mensaje del Jemad en el Día de los Caídos por la Patria

Noruega (IV): vídeo del desembarco aerotransportado de españoles cerca del Ártico

Noruega (III): un «show» de la OTAN con mensaje

Noruega (II): los artilugios con los que experimenta la OTAN en Trident Juncture

Noruega (I):  España, en la guerra del Ártico con la OTAN 

Bélgica elige el caza F-35 frente a los europeos Eurofighter o Rafale

Nace la primera Feria Internacional de Defensa de España (apoyada por el Ministerio)

Revés judicial para la ministra Robles: el TS suspende el pase forzoso a la reserva del vicealmirante Gómez

El corte de chapa de la primera corbeta saudí será el 9 de enero

Un portaaviones de EE.UU. entra en el Círculo Polar Ártico después de 27 años

Defensa modifica las tallas mínimas para poder ser militar

El extraño incidente que dejó chamuscado un F-16 belga

El Gobierno aprueba 85 millones para inhibidores de vehículos militares

Un 12 de Octubre sin campaña institucional ni “orgullo de ser español”

Defensa adjudica a la israelí aeronautics un contrato de avión no tripulado

El desfile militar por el 12 de Octubre repite lugar: junto al Bernabeu, 11 horas

Primer accidente de un avión de combate F-35, el caza más moderno de EE.UU.

La fragata Méndez Núñez y el destructor Carney se adiestran en defensa aérea

Diplomacia de defensa en la fiesta de la Embajada de Arabia Saudí

El Supremo admite el recurso del vicealmirante que el Gobierno envió forzosamente a la reserva

 

 

Compartir

ABC.es

Por Tierra, Mar y Aire © DIARIO ABC, S.L. 2018

ABC por Tierra, Mar y Aire pretende ser una ventana para la Defensa Nacional, ese bien intangible a veces tan maltratado y poco valorado por ciudadanos y políticos.Más sobre «Por Tierra, Mar y Aire»

La entrada más popular

Facebook
Twitter