Las «otras Palmiras» que un día visité en Siria

Las «otras Palmiras» que un día visité en Siria

Publicado por el abr 2, 2016

Compartir

 

En verano de 2010, apenas seis meses antes de que estallara la guerra civil en Siria y cuatro años antes de que el Daesh irrumpiera en Mosul (Irak), hice un viaje de mochilero por Siria. Alguna vez me he referido en este blog a ello. Un recorrido de 20 días en el que pude comprobar la riqueza cultural, arqueológica y la amabilidad de sus gentes. También el esplendor de Alepo y Damasco, ciudades que por entonces recibían en sus hoteles a multitud de turistas.

Esta semana, tras la recuperación de Palmira por parte del Ejército sirio con ayuda de Rusia, han aparecido diversas informaciones sobre las otras «Palmiras» que estarían igualmente amenazadas -o ya han sido dañadas- por la guerra. He aquí algunas muestras de estas otras Palmiras en su esplendor, en aquel verano de 2010. Cuando los turistas se dejaban fotografiar alegremente entre sus «piedras».

1. IGLESIA DE SAN SIMÓN ESTILITA (SIGLO V)

Conocida también como Qal’at Sim’an (la fortaleza de Simón), las ruinas de esta iglesia se sitúan a escasos 40 minutos de la ciudad de Alepo. Simón el Estilita fue uno de esos anacoretas cristianos que atrajo con sus enseñanzas (y modo de vida) la curiosidad de cristianos y no cristianos que acabaron convirtiéndose. Optó por una vida de retiro total, aunque sus milagros le hicieron tan famoso, cuenta la leyenda, que no le quedó más remedio que retirarse a esta iglesia (rumbo a la frontera de Turquía) y erigir una columna para aislarse totalmente del mundo.

El complejo está declarado Patrimonio de la Humanidad desde 2011, dentro de conjunto denominado «Aldeas antiguas del norte de Siria».

 

Simeon

Pórtico de la Iglesia de San Simón en Estilita / @villarejo

 

Ventana

Una de las puertas de esta iglesias del siglo V / @villarejo

 

El pilar donde, según la leyenda, se instaló San Simón el Estilista...claro está, mucho más alto / @villarejo

El pilar donde, según la leyenda, se instaló San Simón el Estilita…claro está, mucho más alto / @villarejo

 

2. LA CIUDADELA DEL CASTILLO DE ALEPO

Imponente. Era la principal atracción turística de Alepo junto a su Gran Mezquita y su bazar. También sus restaurantes con patios damasquinos y palmeras.

«Situada en la encrucijada de varias rutas comerciales desde el segundo milenio antes de nuestra era, Alepo estuvo sucesivamente bajo la dominación de hititas, asirios, árabes, mongoles, mamelucos y otomanos. La gran mezquita del siglo XII, la ciudadela del siglo XIII y sus madrazas, palacios, caravasares y baños de vapor (hammam) del siglo XVII forman parte de un tejido urbano armonioso y único en su género, que hoy en día corre peligro a causa de la superpoblación», explica Patrimonio de la Humanidad en su página web.

Este conjunto arquitectónico fue declarado como Patrimonio de la Humanidad en 1986.

 

Ciudadela de Alepo/@villarejo

Ciudadela de Alepo/@villarejo

 

Detalle de la fachada de la ciudadela/@villarejo

Detalle de la fachada de la ciudadela/@villarejo

 

Gran Mezquita de Alepo /@villarejo

Gran Mezquita de Alepo /@villarejo

 

Ciudad vieja de Alepo, con un cartel de Bashar el Assad, en septiembre de 2010 / @villarejo

Ciudad vieja de Alepo, con un cartel de Bashar el Assad, en septiembre de 2010 / @villarejo

 

3. CRAC DE LOS CABALLEROS Y EL CASTILLO DE SALADINO

La majestuosa e inexpugnable fortaleza cruzada construida en los siglos XII y XIII se convirtió en la mayor fortificación militar cristiana en Tierra Santa.

«Estas dos fortalezas son ejemplos sumamente significativos del intercambio de influencias culturales y de la evolución de la arquitectura militar en el Cercano Oriente en tiempos de las Cruzadas (siglos XI al XIII). El Crac de los Caballeros fue construido por la Orden Militar y Hospitalaria de San Juan de Jerusalén entre 1142 y 1271. A finales del siglo XIII los mamelucos hicieron más obras en esta fortaleza, que es uno de los castillos de la época de las Cruzadas en mejor estado de conservación».

Fue declarado Patrimonio de la Humanidad en 2006.

 

Crac de los Caballeros, desde el único hotel que había cerca del complejo turístico / @villarejo

Crac de los Caballeros, desde el único hotel que había cerca del complejo turístico / @villarejo

 

Interior del Crac / @villarejo

Interior del Crac / @villarejo

 

Uno de los pasillos de la fortaleza / @villarejo

Uno de los pasillos de la fortaleza / @villarejo

 

Subterráneo del castillo / @villarejo

Subterráneo del castillo / @villarejo

 

4. QAL’AT JAABAR

No es un castillo muy conocido, pero en la ruta de Alepo a Palmira era una de las visitas obligadas. Situado junto al lago Assad. No es lugar Patrimonio de la Humanidad.

Esta situado a escasos 20 kilómetros de Raqqa, capital siria del Daesh. Data del siglo VII aunque la estructura actual es de 1168 en los tiempos de Nur ad-Din.

 

dasds

Aproximación al castillo de Jaabar/@villarejo

 

Interior del castillo de Jaabar / @villarejo

Interior del castillo de Jaabar / @villarejo

 

Una de las torres el castillo de Jaabar /@villarejo

Una de las torres el castillo de Jaabar /@villarejo

 

5. CISTERNAS DE RASAFA

También en el camino de Alepo a Palmira uno se puede topar con las denominadas cisternas de Rasafa (también Resafa o Rufasa). Conocida también en la época romana como Sergiópolis o Anastasiópolis. Situada al suroeste de Raqqa y el Éufrates.

La ciudad data de la época asisria, en el siglo IX, cuando fue utilizada como campamento militar.

 

Rusa

Puerta septentrional de la ciudad de Sergiópolis / @villarejo

 

Cisternas

Ruinas de Resafa / @villarejo

 

Cisterna

Puerta septentrional /@villarejo

 

fdsf

Resafa / @villarejo

 

6. PALMIRA

Evocadora y milenaria. Palmira resumía todos los anhelos del viajero en Siria. La llegada misma a sus ruinas es el fin del viaje. Aunque, desgraciadamente (o afortunadamente) solo pude pasear entre sus columnas y ruinas por la noche. Por fin fue liberada de los nuevos vándalos: el Daesh.

«Situado al nordeste de Damasco, en el desierto de Siria, el oasis de Palmira alberga las ruinas monumentales de una gran ciudad que fue uno de los centros culturales más importantes de la Antigüedad. Sometidas a la influencia de diversas civilizaciones, la arquitectura y las artes de Palmira fusionaron en los siglos I y II las técnicas grecorromanas con las tradiciones artísticas autóctonas y persas», indica la página web de Patrimonio de la Humanidad. Desde 1980 ingresó en la lista de este organismo.

 

Arco de Palmira y  columnas / @villarejo

Arco de Palmira y columnas / @villarejo

 

Ruinas de Palmira / @villarejo

Ruinas de Palmira / @villarejo

 

Una turistas en las ruinas de Palmira / @villarejo

Una turista en las ruinas de Palmira / @villarejo

 

VÍDEO DE LAS RUINAS DE PALMIRA TRAS SU LIBERACIÓN EL PASADO DOMINGO

 

 

OTRAS IMÁGENES DE AQUELLA SIRIA DEL VERANO DE 2010

 

Las cuiuda

Ruina en el complejo de “aldeas del norte de Siria” / @villarejo

 

Ruinas

Ruinas cercanas a Crac / @villarejo

 

Iglesias católica de Alepo / @villarejo

Iglesias católica de Alepo / @villarejo

 

Panorámica de Alepo, hoy totalmente destruida / @villarejo

Panorámica de Alepo, hoy totalmente destruida / @villarejo

 

Bazar de Damasco / @villarejo

Bazar de Damasco / @villarejo

 

Gran mezquita de Damasco / @villarejo

Gran mezquita de Damasco / @villarejo

 

Ciudad cristina de Maalula, hoy sin apenas cristianos / @villarejo

Ciudad cristina de Maalula, hoy sin apenas cristianos / @villarejo

 

Dos niñas sirias se preparan para la celebración de la exaltación de la Cruz en 2010 / E. VILLAREJO

Dos niñas sirias se preparan para la celebración de la exaltación de la Cruz en 2010 / E. VILLAREJO

 

Seguir a @Villarejo

«Por Tierra, Mar y Aire» en Facebook

 

TE PUEDE INTERESAR:

- 20.000 combatientes del Daesh habrían sido eliminados

- Guerra de Siria: ¡¡¡Crac de los Caballeros!!!

- Maalula y los cristianos de Siria

- Libia: la amenaza de 3.000 carniceros del Daesh en el Mediterráneo

 

 

Compartir

ABC.es

Por Tierra, Mar y Aire © DIARIO ABC, S.L. 2016

ABC por Tierra, Mar y Aire pretende ser una ventana para la Defensa Nacional, ese bien intangible a veces tan maltratado y poco valorado por ciudadanos y políticos.Más sobre «Por Tierra, Mar y Aire»

Etiquetas
Facebook
Twitter