Orgullo español en Mostar

Publicado por el abr 24, 2012

Compartir

mostar.jpg

Siempre recomiendo viajar a los Balcanes. Belgrado-Sarajevo-Mostar-Split-Budva para iniciarse. Kosovo-Albania-Macedonia para repetir. Para ello es preciso armarse con tres libros y un vademécum: “Los Balcanes” (Mark Mazower), “Cordero negro, halcón gris” (Rebecca West) y “La trampa balcánica” (Francisco Veiga). http://administraciones.abc.es/blogs/tierra-mar-aire/admin/jscripts/tiny_mce/plugins/pagebreak/img/trans.gif

Con ese espíritu y guiado por mi afición enfermiza por el baloncesto hice uno de mis primeros viajes iniciáticos a los Balcanes. El vademécum, -¡cómo no para un estudiante de Periodismo!- era Arturo Pérez-Reverte y su “Territorio Comanche”.

Pertenezco a esa generación de jóvenes españoles que crecieron con el plato de garbanzos y la guerra de la ex Yugoslavia puesta en la televisión. Y la abuela siempre recordando: ”Lo mismo que en España, lo mismo… se matan lo mismo” (Bueno, todos sabemos que en los Balcanes el concepto de “hermanos” era más difuso y las diferencias étnicas, religiosas, históricas y culturales obvias). Aquello estaba muy feo: el rojo-sangre casi siempre era el de la televisión.

Ora bombazo limpio en la cola del pan, ora francotiradores desde un hotel, ora puentes que dejaban de unir los siglos de Historia…Y así fue aquel primer viaje de despertar: en Belgrado todavía se conservan edificios bombardeados por la OTAN, en Sarajevo (foto de abajo, con la Biblioteca al fondo) las tumbas y cementerios acompañan al viajero, las miradas son huidizas en Kosovo, igual en Srebrenica… y decenas de pueblos. Pero no se engañen, no todo es tristeza. Son ciudades y gentes muy vivas. Con una particular alegría por vivir. Lugares donde además de viajar se aprenderá.

Vista desde un cementerio de Sarajevo.jpg

Con el plato de lentejas también crecí. Y ese era algo distinto: nuestros militares. Casco azul, paraje boscoso si no lluvioso cuando no nevado. Brindis de Navidad. Todo en la TV. Y un orgullo de ver que aquellos hombres de mi país parecían hacer algo bueno en el extranjero (como si fueran los Nadal, Alonso y Gasol de hoy día). Aquella guerra dejó en mí para siempre una primera imagen: el militar español en el exterior. (Bueno, no les engañaré, la “primera primera” imagen fue la de Marta Sánchez a bordo de la fragata Numancia en el Golfo y su “Soldados del amor”).

Todo viaje por los Balcanes para cualquier españolito tiene una parada sentimental. Una fonda patria donde relajarse, echar fotos al “dolce far niente”, escribir, dejarse llevar o simplemente rezar. Es “Plaza España” en Mostar. Construida en homenaje a los 22 militares españoles  caídos en Los Balcanes.

Frente a un “gimnazija” (colegio), esta plaza, donde ancianos del lugar se entremezclan con chicos de la nueva Mostar, una placa de mármol recuerda el nombre de los caídos españoles. Teniente Arturo Muñoz Castellanos (13-5-1993),… sargento Joaquín López Moreno (19-6-2008)- Primero y último en caer. El pasado 3 de abril quedó oficialmente inaugurada por S.M. el Rey. 

IMAGE 240.jpg

Más tarde, con motivo de otro viaje a Sarajevo con Moratinos, contacté con la entonces embajadora de Bosnia y Herzegovina en Madrid, Zeljana Zovko, quien siempre recordaba, con enorme orgullo español -sí, porque allí nuestros militares dejaron parte de esta España- como creció ella a golpe de bombazo pero también de sonrisa española.

Gracias a nuestros militares, aquel viaje iniciático tuvo su sentido en Plaza España, Mostar. Si este verano no tiene destino (y el bolsillo aún se lo permite), en aquel pequeño rincón y en todos los Balcanes tienen una gran lección de lo que con orgullo podemos decir que también es un cachito de España. 


PD- Por cierto, para entender el conflicto y la pasión por el baloncesto, esta es una obra maestra del género documental: Once Brothers (Una vez hermanos).

 

Compartir

ABC.es

Por Tierra, Mar y Aire © DIARIO ABC, S.L. 2012

ABC por Tierra, Mar y Aire pretende ser una ventana para la Defensa Nacional, ese bien intangible a veces tan maltratado y poco valorado por ciudadanos y políticos.Más sobre «Por Tierra, Mar y Aire»

Etiquetas
Facebook
Twitter