Morenés, en el Congreso sobre la cuestión «Malorossia»

Morenés, en el Congreso sobre la cuestión «Malorossia»

Publicado por el Mar 12, 2014

Compartir

Aclaremos primeramente lo de «Malorossia». Le propongo a una amiga ucraniana –Hanna Shelest, investigadora del Instituto Nacional para Estudios Estratégicos (ucraniano), de estancia ahora mismo en el NATO Defense College (Roma)- que nos ilustre sobre las terminologías que maneja el imaginario ruso para nombrar a lo que ellos consideran la «Ucrania rusa», yo le comento si podemos hablar de «Belocrania» (en alusión al patrón bielorruso al norte, y el posible destino de Crimea o quién, sabe qué más.

Ella me comenta que términos como «Malorrosia» son confusos hoy día, y tan son empleados por los sectores rusófilos para acentuar su posición, que por algo Ucrania tiene dos almas.

1. «Malorossia»: pequeña Rusia o pequeños rusos. Una etimología que se remonta al siglo XIX.

2. «Novorossiya»: Rusia nueva, y se refiere a la parte del actual sur ucraniano conquistada (Odesa a Donest) al imperio turco por Rusia en el siglo XVIII (Crimea no incluida, formando parte del Imperio Ruso en 1783) .

3. ¿Y Rus de Kiev? Pues un «totum revolutum» de tribus eslavas que dominaron los actuales territorios de Bielorrusia, Ucrania y Rusia occidental, del siglo IX al XIV. Incluso antes de la existencia de Moscú como ciudad (fundada en 1147).

 

Mapa de Novorossiya

Mapa de Novorossiya

 

Sirva esta introducción -pensando estoy todavía en mi «Belocrania»- para exponer las ideas principales que el ministro de Defensa, Pedro Morenés, transmitió ayer a la Comisión de Defensa del Congreso de los Diputados sobre la «difícil situación» en Ucrania (la primera vez que versa sobre ello en sede parlamentaria).

Lo hizo en el contexto de una comparecencia para informar sobre la evolución de la Política Común de Seguridad y Defensa de la UE en 2013. Al final habló de la postura de la OTAN en la reunión ministerial del 26 de febrero en Bruselas, con la movilización del Ejército ruso en la frontera, sin que en Crimea hubieran actuado aún fuerzas… ¿ruso-paramilitares sin uniforme?

«Emitimos una declaración en la que destacaría los siguientes elementos: lamentamos la pérdida de vidas; dimos la bienvenida a las negociaciones que habían frenado la sangría; subrayábamos la importancia de un proceso político inclusivo basado en los valores democráticos y el estado de derecho; teniendo en cuenta por supuesto el respeto a los derechos humanos y los de las minorías; reafirmábamos el compromiso de la OTAN con Ucrania; pedíamos a las Fuerzas Armadas ucranianas que se mantuvieran al margen de los procesos políticos; pedíamos control democrático, transparencia y responsabilidad; y manifestábamos el apoyo a la soberanía, independencia, integridad territorial, desarrollo democrático e inviolabilidad de las fronteras de Ucrania, también como factores fundamentales para la paz y la estabilidad de toda Europa».

Mientras esto se emitía, Vladimir Putin ya tenía pergeñado su plan sobre Crimea, que en un visto y no visto celebrará un referéndum este domingo.

 

Dos chicas se sacan una foto con uno de los cosacos que hace guardia a las afueras del edificio del Parlamento regional en Simferópol, Crimea, ayer / EFE

Dos chicas se sacan una foto con uno de los cosacos que hace guardia a las afueras del edificio del Parlamento regional en Simferópol, Crimea, ayer / EFE

 

Morenés dio cuenta de otro comunicado, esta vez tras el Consejo Atlántico del día 2 de marzo celebrado previa petición polaca invocando el artículo 4 del Tratado Atlántico Norte. Básicamente, la OTAN condenaba la escalda militar de Rusia en Crimea, «como clara violación del derecho internacional»; «se expresa la gran preocupación por la autorización del uso de la fuerza de la Duma rusa en el territorio de Ucrania»; llamamiento a Rusia «a honrar todos sus compromisos internacionales, a retirar sus tropas y a evitar cualquier interferencia en Ucrania»; y un llamamiento al diálogo. (Bonitas palabras, esta vez de la OTAN, mientras Putin seguía con su plan). Una posición de la OTAN, «que España comparte plenamente», aseveró el ministro de Defensa.

Daba cuenta el ministro también de la conclusiones del Consejo de Asuntos Exteriores de la UE de 3 de marzo, y la Declaración de los Jefes de Estado de Gobierno de la UE tras el Consejo Extraordinario monográfico del día 6. Conclusiones en las misma línea que las anteriores y que al final de su exposición el ministro definió como «líneas firmes y complementarias que puedan conducir a una pronta solución de la crisis […] Una solución negociada respetuosa con el derecho internacional y comprometida con la integridad territorial y la soberanía de Ucrania» (reiteró).

 

Dos hombres armados y vestidos con uniformes militares sin bandera rusa trabajan en la base militar ucraniana en la localidad de Pereválnoye, a las afueras de Simferópol, Crimea / EFE

Dos hombres armados y vestidos con uniformes militares sin bandera rusa trabajan en la base militar ucraniana en la localidad de Pereválnoye, a las afueras de Simferópol, Crimea / EFE

 

«La prudencia no está reñida con la firmeza», «no le puede salir gratis» (a Putin) o el problema «va más allá de Europa» y es un asunto en el que Occidente se juega su posición en el mundo, fueron otras ideas expresadas por el ministro, con quien coincidió el portavoz de Defensa del PSOE, Diego López Garrido, quien sin embargo criticó «el perfil bastante bajo de la posición española» (?).

¿Pero es posible esa integridad en Crimea? ¿Seguirá siendo ucraniana? ¿Se anexionará a Rusia? Me comenta mi colega investigadora que «ni lo uno ni lo otro», más bien una situación de «limbo» como la que se encuentran Abjasia y Osetia del Sur, regiones de Georgia autoproclamadas independientes en 2008 y reconocidas por Rusia, Venezuela, Nicaragua, Tuvalu y Nauru. Ese es el escenario que contempla como más factible tras el referéndum del domingo. Una especie de «repúblicas fantasmas de Putin» . Una nueva área de influencia ante los vientos de la «EUkraine», una nueva área de influencia con bases militares.

¿Y la OTAN que hará? Difícil solución. ¿Realmente puede hacer algo?

 

Una mujer pasa al lado de varias obras de arte de la exposición realizada por estudiantes de diseño sobre el conflicto de Rusia y Crimea, cerca de la Plaza de la Independencia de Kiev, en Ucrania / EFE

Una mujer pasa al lado de varias obras de arte de la exposición realizada por estudiantes de diseño sobre el conflicto de Crimea, cerca de la plaza de la Independencia de Kiev/ EFE

 

En twittter: @villarejo

 

Compartir

ABC.es

Por Tierra, Mar y Aire © DIARIO ABC, S.L. 2014

ABC por Tierra, Mar y Aire pretende ser una ventana para la Defensa Nacional, ese bien intangible a veces tan maltratado y poco valorado por ciudadanos y políticos.Más sobre «Por Tierra, Mar y Aire»

La entrada más popular

Etiquetas
Facebook
Twitter