Kabul (I): Bienvenidos a base “Burger King”

Kabul (I): Bienvenidos a base “Burger King”

Publicado por el abr 20, 2013

Compartir

Día 2 en Afganistán: Herat-Kabul, base internacional del aeropuerto. En los amaneceres afganos la luz parece no querer romper nunca. El polvo, cual peso de la atmósfera, impide albor límpido y en esta primavera parece haberse instalado esa sensación que a las pocas horas se traslada a la fosa nasal. Es el polvo, el color marrón lo que distingue a Afganistán. Una luz tenue, sin fuerzas para el contraste.

En este segundo día como empotrado con las tropas españolas en Afganistán volamos hacia la capital afgana, Kabul, donde estaremos unos días antes de enfilar y “enrolarnos” con el grueso de las tropas españolas en la provincia de Badghis.

Interior del Hércules italiano...sueño, mucho sueño / JAIME GARCÍA

Interior del Hércules italiano…sueño, mucho sueño / JAIME GARCÍA

 

De Herat partimos en un avión C-130 “Hércules” de la Fuerza italiana. En el pasaje se encuentran militares italianos, eslovenos, alemanes y algún civil, del que sospechamos puede dedicarse a la inteligencia o a buscar contratos en Afganistán. Tras un vuelo de una hora y veinte minutos, aterrizamos en Kabul, mejor dicho, en el base internacional situada en el aeropuerto. “Welcome to Kabul”, reza el cartel de bienvenida.

“Bienvenidos a esta pequeña babel de 47 países”, nos recibe el brigada Rafael Rodríguez Santigosa quien hará de cireneo en nuestros primeros pasos por una base que alberga a unos 4.700 militares, “una cifra que se incrementará hasta los 7.000 conforme avance el repliegue de los países de la OTAN”.

¿De qué nacionalidad son los primeros militares no españoles con los que nos topamos? De Mongolia. “Ni una palabra de inglés, pero diligentes con el fusil sí que son”, nos cuenta otro militar español tras pasar el control de llegada al aeropuerto. Como curiosidad, hay 46 militares mongoles dentro de la misión ISAF-OTAN.

En Kabul hay dos entidades principales de la misión ISAF en la que están desplegados unos 50 militares españoles (un detalle que se nos suele escapar a los medios de comunicación que a veces solo nos fijamos en las labores más “guerreras” de Badghis y Herat). Esas dos entidades son el cuartel general de ISAF -a la que se le encomienda una difícil misión a nivel político en la que tienen que lidiar con el Gobierno afgano- y el conocido como IJC (Isaf Joint Command), que gestiona el nivel operacional con los mandos regionales de la misión ISAF.

En este IJC nos encontraremos al final de la tarde con el general Carlos Aparicio, jefe de comunicación del IJC, encargado de hacer llegar el mensaje pertinente de ISAF-OTAN para el decisivo escenario tras el 2014, cuando los países de la OTAN ejercerán funciones de entrenamiento y asesoramiento en exclusiva (algo que se tendrá que decidir próximamente).

Soldados mongoles jugando al billar en un momento de asueto en la base del aeropuerto de Kabul / JAIME GARCÍA

Soldados mongoles jugando al billar en un momento de asueto en la base del aeropuerto de Kabul / JAIME GARCÍA

 

Proseguimos nuestro día en buena compañía: el pontevedrés Alfredo López Penide (La Voz de Galicia), el leonés Mateo Balín (agencia de noticias Colpisa), el asturiano Jaime García (fotógrafo de ABC) y el teniente coronel “español” José Manuel La Torre (oficina de comunicación del Estado Mayor de la Defensa).

Gimnasio, sala de esparcimiento, buen acceso a internet, tiendas bien nutridas (algunas con efectos militares) y hasta un Burger King son señales de que esta base es diferente a las de Herat y Qala i Nao. La llamaremos Base “Burger King”… pero no confunda el lector: desde sus entrañas se coordina el operativo de ISAF y sus 100.000 hombres desplegados en toda Afganistán. Lo comprobaremos con una visita al Centro de Operaciones Conjuntas (Joint Operation Center).

Eso sí, en el aeropuerto de Kabul también hay una Casa España, desde donde escribimos estas líneas. Por cierto, ya tienen preparados el calendario de la Fórmula 1 y de la que se avecina las dos próximas semanas en Champions League.

Tras almorzar en un restaurante bien servido en variedad y cantidad (estamos en una fase muy “American way of life”) nos encontramos también con los periodistas Gervasio Sánchez (El Heraldo de Aragón/La Vanguardia/Cadena Ser) y Mónica Bernabé (El Mundo) y Pilar Martínez, de la fundación Asdha que tiene como cometido fomentar los derechos humanos y apoyar a las mujeres en el otrora país de los talibanes.

Tienda de efectos militares / JAIME GARCÍA

Tienda de efectos militares / JAIME GARCÍA

 

Entrevistamos y cenamos con el general Aparicio. Vaya por delante un titular de una pieza mayor por venir en ABC: “La OTAN no se marchará el 1 de enero de 2015, seguiremos apoyando al Gobierno afgano”. Un mensaje que funciona a modo de mantra en el engranaje OTAN para conjurar el peligro de la vuelta de los talibanes y los señores de la guerra (estos últimos nunca se fueron) que abonaron el campo a Al Qaida en la década de los noventa.

La tarde polvorienta da paso a la noche. El polvo parece dar una tregua. Un pero… el cielo se cierra y huele a diluvio por venir. “Eso sí que nos puede fastidiar aún más, el barrizal que se puede liar…”, comenta el fotógrafo Jaime García. El barrizal, Afganistán. Mañana nos adentraremos en su capital, Kabul, la ciudad de las cometas.

 

Compartir

ABC.es

Por Tierra, Mar y Aire © DIARIO ABC, S.L. 2013

ABC por Tierra, Mar y Aire pretende ser una ventana para la Defensa Nacional, ese bien intangible a veces tan maltratado y poco valorado por ciudadanos y políticos.Más sobre «Por Tierra, Mar y Aire»

Etiquetas
Facebook
Twitter