Herat (III): Desembarco aéreo en las montañas del Sabzak

Herat (III): Desembarco aéreo en las montañas del Sabzak

Publicado por el May 3, 2013

Compartir

Día 14 en Afganistán: Herat, “Operación Protección Convoy Delta. Suena el despertador a las cuatro de la mañana. “Vamos, chavales… que toca operación aerotransportada”, nos recuerda uno de los colegas. ¿En serio? Pues allá vamos… Unas imágenes que hablan por sí mismo. Un relato convertido en rutina por los militares cuando es preciso en las montañas de Afganistán. Una misión española que apenas (¿nunca?) habíamos visto. He aquí el relato:

“Eran las seis y media de la mañana cuando un helicóptero Chinook y dos Cougar despegaban de la base aérea de Herat con el objetivo de iniciar una misión de apoyo y protección a un convoy militar español de treinta vehículos en su ruta de Herat a Qala i Nao, la denominada ruta Lapis, en la que los vehículos y tropas españolas tuvieron que atravesar el angosto paso del Sabzak, uno de los núcleos de actividad insurgente.

Vuelo de un Chinook y un helicóptero Tigre / JAIME GARCÍA

Vuelo de un Chinook y un helicóptero Tigre / JAIME GARCÍA

 

El Sabzak es un camino de pedregal, baches, y polvo en la mayoría de sus 157 kilómetros que se recorren entre 12 y 18 horas. Los vehículos antimina reducen la velocidad del convoy para verificar la “limpieza” de la ruta de explosivos improvisados, la principal amenaza de la insurgencia al paso de la columna formada principalmente por vehículos de transporte de contenedores, RG-31 y Lince. Esta es una de las principales vías que se utilizarán para transportar material durante el repliegue de la provincia de Badghis, cuya finalización se prevé para el mes de noviembre.

En la primera fase del operativo, el Chinook y los dos Cougar se desplazaron desde Herat a la base “Ruy González de Clavijo”, en Qala i Nao, donde recogieron a los 26 militares del Regimiento de Infantería Ligera Aerotransportada “Príncipe” Nº3 que, comandados por el sargento José Ramón Barroso, tenían como misión tomar una posición de observación y tiro en la cima de unas montañas del curso de la ruta del convoy. En la operación también participaron dos helicópteros de ataque Tigre españoles, en la que fue su sexta misión desde que fueron desplegados a finales del mes de marzo en Afganistán.

06.20 horas Los 26 militares embarcan en la base de Qala i Nao en un helicóptero "Chinook" / JAIME GARCÍA

06.20 horas Los 26 militares embarcan en la base de Qala i Nao en un helicóptero “Chinook” / JAIME GARCÍA

 

Interior del "Chinook" / JAIME GARCÍA

Interior del “Chinook” / JAIME GARCÍA

 

La misión de los Tigre en la “Operación Protección Convoy Delta” consistía en verificar la seguridad del “punto de infiltración”, como se conoce en el argot militar a la zona de aterrizaje donde los militares aseguraron posiciones y se desplegaron durante tres horas aproximadamente, algo de lo que fue testigo ABC.

La zona de despliegue de los hombres del sargento Barroso era considera la de más riesgo a ataques de la insurgencia cuyas armas son principalmente fusiles AK-47, ametralladoras PKM o lanzagranadas RPG, cuyo alcance se estima entre 300 y 1.200 metros. La razón de establecer ese punto de observación se debía a poder abatir o disuadir a cualquier insurgente que pudiera disparar contra el convoy.

Imagen del convoy español en la ruta Lapis, en las inmediaciones del paso de Sabzak / JAIME GARCÍA

Imagen del convoy español en la ruta Lapis, en las inmediaciones del paso de Sabzak / JAIME GARCÍA

Desde Qala i Nao, el coronel Fernando García González-Valerio siguió la operación militar que concluyó sobre la una de la tarde cuando el Chinook y los Cougar regresaron a Herat, previamente habían regresado los dos helicópteros Tigre. El convoy finalizó su trayecto hacia Qala i Nao sin hostigamientos. Este cuarto convoy que se desplaza por el paso de Sabzak regresaba a Qala i Nao después de haber transportado el pasado lunes material del repliegue con destino España.

“No hubo problema alguno, no tuvimos que disparar. Esa es siempre la mejor de las noticias”, explicó el capitán Pedro Fernández Vicente, tirador de uno de los dos Tigre que participaron en la operación.

Uno de los tiradores del helicóptero Cougar sobrevolando la zona de aterrizaje / JAIME GARCÍA

Uno de los tiradores del helicóptero Cougar sobrevolando la zona de aterrizaje / JAIME GARCÍA

 

Por esta zona del Sabzak la insurgencia no es de índole ideológica talibán sino más bien grupos de delincuentes y de asaltantes de caminos que quieren impedir el establecimiento de las fuerzas afganas y de la OTAN que evitarían sus actividades ilícitas.

Con el repliegue ya iniciado las fuerzas españolas en la provincia de Badghis se situarán en el mes de mayo en los 967 efectivos. “Será una operación logística durísima, con unas condiciones orográficas y de meteorología duras igualmente”, explica el coronel González-Valerio quien durante sus seis meses al mando del contingente español ha procurado llevar la ofensiva contra la insurgencia, siempre en apoyo de las fuerzas afganas que a partir de noviembre permanecerán al cargo de la seguridad en solitario en la provincia de Badghis”.

El helicóptero "Chinook" tras desembarcar a los 26 militares en el punto de infiltración /JAIME GARCÍA

El helicóptero “Chinook” tras desembarcar a los 26 militares en el punto de infiltración /JAIME GARCÍA

 

Militar del RIL "Príncipe" Nº 3 preparado para embarcar / JAIME GARCÍA

Militar del RIL “Príncipe” Nº 3 preparado para embarcar / JAIME GARCÍA

 

Compartir

ABC.es

Por Tierra, Mar y Aire © DIARIO ABC, S.L. 2013

ABC por Tierra, Mar y Aire pretende ser una ventana para la Defensa Nacional, ese bien intangible a veces tan maltratado y poco valorado por ciudadanos y políticos.Más sobre «Por Tierra, Mar y Aire»

La entrada más popular

Etiquetas
Facebook
Twitter