Herat (I): La Guardia Civil, ¡presente!

Herat (I): La Guardia Civil, ¡presente!

Publicado por el May 1, 2013

Compartir

Día 13 en Herat: con la Guardia Civil. El capitán Alberto Madero será nuestro primer hombre de “acción” en Herat. Nos llevará a comprobar cómo los agentes de la Guardia Civil forman a los agentes de policía afgana de fronteras (ABP, “Afghan Border Police”). Este joven de 30 años, hijo del cuerpo benemérito, es el actual jefe del equipo del de asesoramiento policial (PAT en terminología OTAN-ISAF, Police Advisor Team). Presenciamos en las inmediaciones del aeropuerto de Herat el desfile de un grupo de “alumnos”a los  que han asesorado. Decimos “alumnos” aunque en el estricto sentido de la palabra no lo sea, pues estos once agentes (5 asesores y 6 escoltas) se encargan de “perfeccionar” los procederes de un cuerpo de policía de fronteras afgana en Herat cuyo 50 por ciento es analfabeto.

Con el sargento 1º Francisco Javier Moreno -madrileño de 33 años- comprobaremos cómo los afganos engrasan su armamento y lo presentan a sus mandos. AK-47, ametralladoras RPK y PKM o lanzagranadas RPG son las armas más utilizadas por estos agentes de la ABP. “No encontrarás dos armas iguales aquí. China, Rumanía, Egipto, Bulgaria o países de la ex Yugoslavia fueron sus principales proveedores. Algunas armas proceden del plan de reinserción de insurgentes que entregan sus armas.

Agentes de la Policía de Fronteras del aeropuerto de Herat, en el momento de presentar armas / JAIME GARCÍA

Agentes de la Policía de Fronteras del aeropuerto de Herat, en el momento de presentar armas / JAIME GARCÍA

 

Un agente afgano limpia su AK-47 con un cepillo de dientes / JAIME GARCÍA

Un agente afgano limpia su AK-47 con un cepillo de dientes / JAIME GARCÍA

Mientras el sargento 1º instruye a los agentes en el arte del cacheo o la reducción de un sospechoso, dos vehículos Lince y otros agentes español bien armados protegen al agente asesor de cualquier agresión que pueda proceder de sus mismos “alumnos” con los que trabaja hombro por hombro. Hay que evitar a toda costa un “green on blue” o ataque a bocajarro de un agente afgano contra militares de la OTAN, en este caso español. “La verdad es que vine con cierta inquietud sobre este asunto de los “green on blue” pero ahora estoy más tranquilo”, asegura Moreno quien resta importancia.

Nos encontramos también con el sargento Alfonso García Pérez quien asesora a la policía afgana en el trabajo que un agente de la Guardia Civil suele hacer en el aeropuerto de Barajas o El Prat en cuanto a identificación, control de pasaportes, aduana, etc. A las puertas del aeropuerto de Herat nos instruye también sobre el husmeo del perro a un coche que se adentra: “Si el perro se sienta es que hay explosivos, si rasca es la droga”. El perro ni se sienta ni rasga. Menos mal, sobre todo por lo primero, pensamos ambos.

El sargento 1º de la Guardia Civil Francisco Javier Moreno asesora en la limpieza del arma / JAIME GARCÍA

El sargento 1º de la Guardia Civil Francisco Javier Moreno asesora en la limpieza del arma / JAIME GARCÍA

Visitamos el interior del aeropuerto de Herat: unas modernas instalaciones pagadas por el Gobierno italiano. Descuiden que los afganos por sí solos apenas se han sufragado nada, es más, allí donde asistimos a una conversación siempre piden más. ¿Hasta cuándo se podrá mantener esta situación? No puede durar para siempre.El aeropuerto, cuyo primer y único vuelo internacional hasta el momento se realizó este mes de abril desde Irán, conecta Herat con los principales aeropuertos nacionales como son Kabul, Kandahar y Mazar i Sharif. También lo hace con otros menores. En total unos 400 pasajeros al día de ida y de vuelta.

El capitán Alberto Madero dialoga con un agente en presencia de una de las agentes femeninas / JAIME GARCÍA

El capitán Alberto Madero dialoga con un agente en presencia de una de las agentes femeninas / JAIME GARCÍA

 

Fin de la visita… pero precisamente cuando nos creíamos que abandonábamos las instalaciones del aeropuerto asistiremos, por fin, a un primer encuentro con un militar-policía afgano. Se trata del coronel Said Mohamadi Sharif, de cuyo mando depende los 200 agentes de la Policía de frontera afgana del aeropuerto de Herat. Este encuentro nos servirá para tomar una primera toma de contacto “periodística”. Evade las respuestas, responde con parquedad y subraya, eso sí, la necesidad de que la comunidad internacional no abandone a Afganistán. ¿Hasta cuándo?, nos seguimos preguntando. Ah, lo olvidé, el té por supuesto no faltó.

El coronel / JAIME GARCÍA

Sahid Mohamadi Sharif, coronel de la Policía de Frontera Afgana en el aeropuerto de Herat  / JAIME GARCÍA

 

 

 

 

Compartir

ABC.es

Por Tierra, Mar y Aire © DIARIO ABC, S.L. 2013

ABC por Tierra, Mar y Aire pretende ser una ventana para la Defensa Nacional, ese bien intangible a veces tan maltratado y poco valorado por ciudadanos y políticos.Más sobre «Por Tierra, Mar y Aire»

La entrada más popular

Etiquetas
Facebook
Twitter