Fragatas F-100: ¿por qué son la joya tecnológica de la Armada?

Fragatas F-100: ¿por qué son la joya tecnológica de la Armada?

Publicado por el Oct 16, 2014

Compartir

Si te gusta esta historia, vota este blog aquí

 

Las cinco fragatas F-100, o clase “Álvaro de Bazán”, son la “joya de la corona” de la Armada Española en cuanto a tecnología de combate y radares se refiere.

Dos son las razones:

1. Disponen del sistema de combate Aegis, con integración de sistemas nacionales. Es decir, disponen del más avanzado sistema de combate similar, aunque en una versión inferior, al empleado por los destructores de la US Navy que forman parte del sistema de defensa antimisiles de la OTAN o “escudo antimisiles” de Rota. Este sistema de combate es desarrollado por la compañía de la defensa número 1 del mundo, Lockheed Martin (EE.UU.).

2. Están equipadas con el radar SPY-1D. Un radar con capacidad para rastrear potenciales amenazas tanto en aire como en superficie. Como nos asegura el oficial de electrónica Aegis, Juan Carlos Santiago, “es capaz de detectar a una gaviota a 20 millas náuticas”. Se trata de un componente clave del sistema de combate Aegis.

Además todo ello se consiguió integrar por parte de Navantia en una plataforma menor y en la que puede ir mayor dotación que, por ejemplo, la clase Arleigh Burke estadounidense.

 

Octógonos en la torre (radar SPY-1D desde el exterior) / IGNACIO GIL

Octógonos en la torre (radar SPY-1D desde el exterior) / IGNACIO GIL

 

Precisamente son estas dos capacidades las que no se nos permite fotografiar durante nuestra estancia de 24 horas a bordo de la fragata F-102 “Almirante Juan de Borbón”, que participa hasta el día 26 en los ejercicios de la OTAN Noble Mariner-14 en aguas del golfo de Cádiz, de Cartagena y mar de Alborán.

Los motivos del secretismo son obvios: “Daríamos demasiadas pistas; hoy día una fotografía en internet permite analizar mucha información”, nos explica el capitán de corbeta José María Almira, segundo comandante de la F-102 “Almirante Juan de Borbón”, quien sin embargo nos acompañará a los dos lugares claves para tener una mayor noción de cómo funcionan ambas “razones”.

1. El Centro de Información en Combate: conocido como CIC es el “sancta sanctorum” de cualquier buque de guerra. Donde se encuentran integrados los diferentes sistemas de armas para la guerra de superficie, submarina y antiaérea, donde se sitúa un puesto de mando y control desde donde lideraría el buque el comandante en caso de ataque y donde procesa toda esa información una unidad de inteligencia. Por decirlo de algún modo, es la zona más “peliculera” del buque: 16 consolas, unos 50 monitores, radares…

2. Desde el exterior del buque los radares se observan como 4 octógonos en el mastil-torre central del buque. Cuando uno accede a su interior para destripar sus entrañas dos sensaciones sorprenden: el frío (para mantenter los sistemas a una adecuada temperatura) y la decepción al comprobar que las entrañas del radar están formadas por un complejo sistema de tubos blancos que confluyen en el panel octogonal mediante los cuales se emite energías, se reciben señales y se transmite la información a los sistemas del buque.

 

Un infante de Marina en la cubierta de popa / IGNACIO GIL

Un infante de Marina en la cubierta de popa / IGNACIO GIL

 

“Sus aptitudes para hacerse presente en todo tipo de escenarios, con la seguridad que proporciona su sistema de combate Aegis, la convierten en una herramienta valiosísima al servicio de la política exterior del Gobierno de la Nación, no solo mediante operaciones convencionales, sino también en misiones de paz, ayuda humanitaria, imposición de las resoluciones de la ONU, etc.”, explica el documento de “bienvenida” que el teniente de navío Gonzalo García –nuestro guía como oficial de información pública- nos ofrece a nuestra llegada.

La botadura de la F-102 tuvo lugar el 28 de febrero de 2002, siendo entregado a la Armada Española el 3 de diciembre de 2003. Fue construida por Navantia, cuya experiencia en la construcción de las fragatas F-100 le posibilitó la exportación de fragatas o destructores similares a Noruega y Australia.

 

El comandante de la F-102, el capitán de fragata Fernando María Rossety (dcha.), conversa con su 2º, el capitán de corbeta, José María Almira. En la torre, el radar / IGNACIO GIL

El comandante de la F-102, el capitán de fragata Fernando María Rossety (dcha.), conversa con su 2º, el capitán de corbeta José María Almira. En la torre, el radar octogonal SPY-1D / IGNACIO GIL

 

Cuenta con una dotación de 201 marinos más 36 pertenecientes a una unidad aérea embarcada de helicóptero o estado mayor. 147 metros de eslora, 17,5 metros de manga o 5.800 toneladas de desplazamiento a plena carga son algunas de sus características técnicas.

Un cuadro del puerto de Barcelona preside la cámara de oficiales junto a retratos de Don Juan de Borbón y Don Juan Carlos. Su bandera de combate fue donada por el Ayuntamiento de Barcelona en la persona de su alcalde Joan Clos, a aquel acto asistió en su día el entonces Príncipe de Asturias y el presidente de la Generalitat catalana Pasquall Maragall, también el ministro José Bono. ¿Su lema? “Sobre todo, España”.

 

Ejercicio Noble Mariner-14 / IGNACIO GIL

Ejercicio Noble Mariner-14 / IGNACIO GIL

 

 

Te puede interesar:

– El «Castilla», el cuartel flotante español de la OTAN en 2015

-La Armada se entrena en guerra asimétrica… amenaza terrorista con lancha

-F-110: la fragata del futuro de la Armada Española

Compartir

ABC.es

Por Tierra, Mar y Aire © DIARIO ABC, S.L. 2014

ABC por Tierra, Mar y Aire pretende ser una ventana para la Defensa Nacional, ese bien intangible a veces tan maltratado y poco valorado por ciudadanos y políticos.Más sobre «Por Tierra, Mar y Aire»

La entrada más popular

Etiquetas
Facebook
Twitter