Escudo antimisiles: la participación de las fragatas españolas costaría 250 millones

Publicado por el Nov 24, 2012

Compartir

fragata.jpg

El vicealmirante José Antonio Ruesta Botella, jefe de la División de Planes del Estado Mayor de la Armada, informó que la adaptación del software y adquisición de misiles para que las cinco fragatas F-100 de la Armada española pudieran participar en el Sistema de Defensa Antimisiles de la OTAN supondría una inversión de unos 250 millones de euros, una cantidad que ahora la Armada no puede asumir y, por tanto, “se descarta a corto plazo dicha participación” de los buques españoles en este proyecto de defensa de la OTAN.

La explicación tuvo lugar el jueves en el Cuartel General de la Armada, durante un encuentro con los medios de comunicación que versó sobre el “escudo antimisiles” de la Alianza Atlántica y el despliegue de cuatro destructores de EE.UU. en la base de Rota en 2014 (“USS Ross” y “USS Donald Cook”) y 2015 (“USS Porter” y “USS Carney”).

El vicealmirante Ruesta Botella explicó que las fragatas F-100 españolas cuentan con “una posición privilegiada” al contar con la tecnología Aegis que detecta, sigue e intercepta misiles que supongan una amenaza, algo que no pueden decir las Armadas de otros países participantes del proyecto de la OTAN como son Alemania, Holanda o Reino Unido.

La estimación económica que realizó el vicealmirante la detalló en las tres fases que se requieren para adaptar las fragatas a la tecnología “premium” y ser capaces así de interceptar misiles enemigos: 30 millones para la fase inicial de “Detección y seguimiento”, 80-90 millones para la fase de “Integración e información”, 120-130 millones para la fase de “Enfrentamiento”, es decir, derribar el misil enemigo.

Desde la Armada, con el almirante jefe del Estado Mayor de la Armada (Ajema), Jaime Muñoz-Delgado, a la cabeza, se insistió que la Armada no persigue ahora (“consciente de la delicada situación presupuestaria”) hacerse con esa capacidad que le situaría como aliado esencial de la “US Navy”.

No obstante, desde la Armada se explicó el interés a medio plazo (una vez atravesada la crisis “la Armada quiere tener esa capacidad […] tenemos la sana ilusión”) por hacerse con una tecnología ya probada, con éxito, en la fragata Méndez Núñez en junio de 2007 en Hawai. En aquella ocasión la Armada estadounidense cedió la tecnología.

El jefe de la División de Planes del Estado Mayor de la Armada explicó la importancia de la inclusión de Rota como base naval de un Sistema de Defensa Antimisiles de la OTAN que cuenta con la participación de otros países como Turquía, Polonia, Rumanía u Holanda con radares o misiles terrestres.

rota.jpg

A su impacto económico en la Bahía de Cádiz (EE.UU. prevé invertir 150 millones en mantener a sus buques en los próximos cinco años) hay que sumar la cooperación entre las dos armadas: “EE.UU. Aportará su adiestramiento en tecnología Aegis y España sus simuladores y centros de valoración de combate”.

Además, las fragatas españolas podrían formar parte de la flota de los cuatros destructores que navegando por el Mediterráneo principalmente velarán porque no sea efectiva la amenaza potencial del lanzamiento de un misil balístico sobre territorio europeo.

No obstante, la participación española en el “escudo antimisiles” de la OTAN será por ahora la base naval gaditana de Rota, algo tremendamente valorado en la Alianza Atlántica y que ha devuelto a España (sin gastar un euro) al primer plano de la Defensa europea. Como recalcara el secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, en una entrevista a ABC: “La base de Rota es un elemento crucial en el sistema antimisiles“.

Compartir

ABC.es

Por Tierra, Mar y Aire © DIARIO ABC, S.L. 2012

ABC por Tierra, Mar y Aire pretende ser una ventana para la Defensa Nacional, ese bien intangible a veces tan maltratado y poco valorado por ciudadanos y políticos.Más sobre «Por Tierra, Mar y Aire»

La entrada más popular

Etiquetas
Facebook
Twitter