¿El fin de la piratería en Somalia?

¿El fin de la piratería en Somalia?

Publicado por el Jul 15, 2013

Compartir

¿El fin de la piratería en Somalia? ¿O un pacto tácito de no agresión a cambio de ofrecer “protección” a los buques mercantes? Entre estas dos aguas se mueve el principal problema que sobre el tránsito de mercancías mundial se había cernido en los últimos tres años y que parece no suponer más un problema grave… de momento: la piratería somalí en el Índico.

A tenor de los últimos datos semestrales (enero-junio de 2013) del International Maritime Bureau (IMB) -organización que vela por la seguridad marítima mundial- tan solo ocho han sido los ataques registrados por la piratería somalí durante los primeros seis meses del año frente a los 57 del mismo periodo del pasado año, o los 145 de 2011, año que se registró su pico más elevado de ataques en las aguas del Índico y golfo de Adén.

«La piratería somalí ha caído hasta sus niveles más bajos desde 2006, siendo ahora el foco de la actividad pirata las costas de África Occidental», concluye el último informe del IMB revelado ayer. De este modo se hace eco de la creciente actividad creciente de la piratería en el Golfo de Guinea, principalmente, donde en el primer semestre de 2013 se registraron 27 ataques o intentos de ataques (22 en Nigeria y 5 en Togo), frente a los 22 del mismo periodo del pasado año o los 6 de 2011.

Sobre el descenso de la piratería en Somalia cabe destacar tres razones:

1. OPERACIÓN ATALANTA: Por supuesto, es la número uno. Se trata de la misión naval y aérea de la UE que junto a otras misiones internacionales -«Ocean Shield» de la OTAN y de otros países por su cuenta (Japón, Irán, EE.UU., China, Rusia…)- ha provocado el repliegue de los piratas somalíes. Ahora mismo la fuerza europea Eunavfor mantiene desplegados seis buques de guerra, entre ellos la fragata española «Numancia», y dos aviones de vigilancia, con el destacamento español P-3 Orión a la cabeza. Incluso la UE se permitió en su estrategia contra los piratas atacar bases logísticas en las costas de los piratas, asegurándose de que no habría bajas.

 

Pinturas en un muro del puerto de Yibuti, donde atracan buques de guerra de todos los países / ÓSCAR DEL POZO

Pinturas en un muro del puerto de Yibuti, donde atracan buques de guerra de todos los países / ÓSCAR DEL POZO

 

2. MEDIDAS DE SEGURIDAD A BORDO DE LOS BUQUES: el hecho de que los buques mercantes y pesqueros puedan llevar a bordo agentes de seguridad privados o militares en algunos casos con armamento de calibre más pesado (ametralladoras con calibre de 12,7 mm.) también supuso un salto cualitativo en la lucha contra la piratería en los dos últimos años.

3. CAMBIO DE MODELO EN EL NEGOCIO PIRATA: es el hecho más novedoso,  a los piratas ahora les sale más rentable otro «negocio», mucho más seguro. Como nos revela una fuente militar, incluso algunos de esos conocidos piratas se dedican ahora a ofrecer protección a los buques. Otros buques pagan directamente a estos señores de la piratería somalí para que les dejen hacer en sus aguas o tránsito hacia el Mar Rojo. Parece una práctica extendida entre los buques y navieras de países como Corea del Sur.

Así pues, la piratería en Somalia parece una amenaza contra la seguridad internacional contenida, aunque el IMB hace hincapié en que «los piratas somalíes aún tienen la capacidad de amenazar a mercantes y otros buques en la región». Cifran en dos secuestros con 34 rehenes y tres buques que sufrieron disparos las incidencias mayores de esos ocho ataques o intentos de ataques registrados en los primeros seis meses de 2013.

«El buque mercante “Albedo”, uno de los dos buques que todavía quedaban en poder de los piratas, se hundió el 7 de julio, debido a las duras condiciones meteorológicas que azotan a la costa este de Somalia y al precario estado en que se encontraba, por la falta de mantenimientos durante el largo período de cautiverio. El “Albedo”, fue secuestrado el 25 de noviembre de 2010, cuando se dirigía al puerto de Mombasa, en Kenia. Su tripulación estaba compuesta por 23 personas de diferentes países, de los que siete eran de Bangladesh, dos de India, uno de Irán, siete de Pakistán y seis de Sri Lanka», informa el Estado Mayor de la Defensa sobre este último incidente sobre la piratería en Somalia.

 

Buque «Albeldo», hundido frente a las costas de Somalia / MDE.ES

Buque «Albeldo», hundido frente a las costas de Somalia / MDE.ES

 

En opinión del International Maritime Bureau, el principal desafío se encuentra ahora en la fachada occidental de África. Con países como Nigeria, Togo o Benin siendo asediados por los nuevos piratas globales que buscan interceptar petroleros en una de las principales vías de tránsito del petróleo mundial. Hay que recordar que en 2011 los piratas del Golfo de Guinea secuestraron el «Matheos I», propiedad de la naviera española Consultores de Navegación.

Estamos pues ante el fin de la piratería en Somalia y su inicio en el Golfo de Guinea. Los números, por ahora, hablan de eso. El «negocio» se mueve de fachada africana.

 

 

Compartir

ABC.es

Por Tierra, Mar y Aire © DIARIO ABC, S.L. 2013

ABC por Tierra, Mar y Aire pretende ser una ventana para la Defensa Nacional, ese bien intangible a veces tan maltratado y poco valorado por ciudadanos y políticos.Más sobre «Por Tierra, Mar y Aire»

La entrada más popular

Etiquetas
Facebook
Twitter