¿Qué podemos esperar del ministro de Defensa de Pedro Sánchez?

¿Qué podemos esperar del ministro de Defensa de Pedro Sánchez?

Publicado por el Jun 1, 2018

Compartir

 

El próximo ministro (o ministra) de Defensa tendrá una serie de «carpetas» sobre la mesa a modo de cuestiones pendientes o heredadas por la ministra María Dolores de Cospedal.

Algunas son de extrema urgencia que se resuelvan, otros serán los nombramientos, otras pueden ser objeto de medidas drásticas por parte del nuevo ministro para hacer política de izquierda radical… como gestos a los partidos antimilitaristas y antigasto de Defensa como son Unidos Podemos, ERC, PDCat o EH Bildu, que han sustentado la investidura de Pedro Sánchez como presidente del Gobierno.

He aquí algunos de los asuntos más relevantes que a buen seguro marcarán la «mini legislatura» del Gobierno de Sánchez, el político que como candidato dijo que quería suprimir el Ministerio de Defensa.

 

1. ¿QUIÉN PUEDE SER MINISTRO DE DEFENSA?

Este nombramiento determinará el sesgo ideologizado o no de la Defensa en el Gobierno de Pedro Sánchez. Si se decantara por un histórico socialista con perfil europeísta, atlantista y con experiencia en la Defensa y las Fuerzas Armadas (como Josep Borrell), podríamos esperar un cierto continuismo en una política que debiera ser de Estado, con las consabidas pinceladas que pueda conceder a la izquierda.

También se especula con el exJemad de Podemos, José Julio Rodríguez, como un fichaje “independiente”, arrebatado a Podemos y conocedor de las Fuerzas Armadas. Algo que sí rompería todo consenso con la trayectoria anterior en el Ministerio de Defensa y que supondría un auténtico «shock» dentro de las Fuerzas Armadas e incluso en el seno de la OTAN (pesan sus declaraciones realizadas en los últimos dos años).

 

La ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, en el día de su toma de posesión / MDE

 

Precisamente, el fichaje «militar» que en su día hizo Sánchez para las elecciones de diciembre de 2015 fue la comandante Zaida Cantera, incluida como número 6 en las listas por Madrid para aquellos comicios. Pocos le auguran un puesto como ministra, aunque bien pudiera tener su papel relevante en políticas de personal en el Ministerio de Defensa.

Por último, tenemos la opción de un ministro de confianza dentro de su núcleo duro. Esos nombres que tanto suenan para todos los Ministerios (José Luis Ábalos, Adriana Lastra, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis o Margarita Robles). En fin, quinielas.

Otros cargos a decidir, claro está, son los del secretario de Estado de Defensa o el subsecretario de Defensa.

 

2. ¿RELEVARÁ A LA CÚPULA MILITAR? JEMAD y JEMEs

El general de Ejército Fernando Alejandre es el actual jefe de Estado Mayor de la Defensa (JEMAD). Fue nombrado el 24 de marzo de 2017, es decir, apenas sí lleva 14 meses en el cargo. Hay que recordar que este cargo suele estar muy ligado a la confianza del ministro, con rango de secretario de Estado.

 

El Jemad español, Fernando Alejandre, muestra a su homólogo inglés una réplica del mapa de Juan de la Cosa / EMAD

 

A la llegada de Mariano Rajoy a La Moncloa en diciembre de 2011, el ministro de Defensa Pedro Morenés relevó al entonces Jemad, José Julio Rodríguez (hoy en Podemos), a los ocho días. ¿Relevará el nuevo ministro de Defensa al Jemad? Esa es una de las grandes cuestiones que tendrá sobre la mesa. Si no lo hace, sería todo un gesto para con la institución militar que necesita de continuidad en una serie de proyectos y reformas que se quieren acometer sobre la organización de la Fuerza y la preparación para las misiones internacionales. Si lo hace, sentaría un precedente que a bien seguro no sería bien recibido en el seno de las Fuerzas Armadas.

Por otra parte, el relevo de los jefes de Estado Mayor del Ejército de Tierra, Armada Española o Ejército del Aire no suele ser tan acuciante. Los ministros se toman más tiempo y no tiene por qué cambiarlos. Sin ir más lejos Pedro Morenés respetó a los militares que ostentaban estos cargos «heredados» de Carme Chacón hasta el final de su ciclo.

 

3. ¿QUÉ PASARÁ CON EL NUEVO CICLO INVERSOR DE LA DEFENSA?

Era el proyecto estrella desde el punto de vista industrial de la etapa Cospedal. Una vez se aprobaran los Presupuestos Generales del Estado, el Ministerio de Defensa tenía previsto anunciar el nuevo ciclo inversor de la Defensa, cuya inversión rondaba los 10.800 millones en los próximos 15 años.

Contempla siete grandes inversiones en proyectos: 1. Las cinco nuevas fragatas F-110 para la Armada Española; 2. El vehículo blindado 8×8 del Ejército de Tierra; 3. Helicópteros NH-90; 4. Un nuevo Sistema de Mando y Control para el Ejército de Tierra; 5. Aviones de reabastecimiento en vuelo MRTT para el Ejército del Aire; 6. Aviones de entrenamiento; 7. Un plan de modernización de los helicópteros Chinook del Ejército de Tierra.

Existe gran preocupación en el sector empresarial de la Defensa de que estos programas, «fundamentales para la industria nacional», puedan verse postergados, apartados o relegados de las prioridades del nuevo Ejecutivo.

 

Calendario de construcción de las F-110 que maneja la Armada Española. ¿Se ejecutará?

 

Hay que subrayar que estas inversiones no están recogidos en los Presupuestos Generales del Estado aprobados la semana pasada por el Gobierno Rajoy, aunque sí hay ciertas partidas para proseguir con los proyectos de investigación y desarrollo. ¿El nuevo ministro de Defensa y su secretario de Estado continuarán con este proyecto? He aquí el gran interrogante de la «mini legislatura» Sánchez.

Evidentemente, con Podemos, EH Bildu, ERC y PDECat en el espectro de apoyos del Gobierno Sánchez esta inversión tiene visos de quedar totalmente paralizada. La única esperanza de seguir adelante con ellas es que el PP salga al rescate del Ejecutivo de Sánchez al menos en esta política que debiera ser de Estado. Aunque la «mini legislatura» tiene pinta de ser un «pimpampum».

 

4. ¿CONTINUARÁ CON LA ACTIVA PRESENCIA DE TROPAS EN EL EXTERIOR?

España ronda actualmente los 4.000 efectivos desplegados en una veintena de misiones en el exterior en lugares como Afganistán, Irak, Malí, Líbano, Letonia, Estonia, Turquía,… (ver aquí listado completo). Supone todo un récord en la historia reciente española.

Se trata de un despliegue -claro está inferior al de potencias como EE.UU., Rusia, Reino Unido o Francia- que pone de relieve la vocación militar de España en el exterior en un ámbito multilateral y que trata de responder a los desafíos compartidos que la comunidad internacional tiene en materia de seguridad y defensa. Todo ello con las limitaciones políticas propias (sin operaciones de combate) y creando una auténtica “marca España”.

Estamos ante un legado de diplomacia de defensa y acción exterior militar que marcó, al menos en el ámbito de Defensa, la Presidencia de Mariano Rajoy desde diciembre de 2011.

 

Despliegue por tierra, mar y aire

 

Especialmente significativa es la contribución española a la OTAN, con presencia activa en la misión de reforzamiento de la seguridad en el Báltico (carros de combate en Letonia, cazas en Lituania ahora o participación activa en patrullas marítimas). Por aquí puede venir el reproche de las fuerzas marxistas aliadas con Pedro Sánchez para propiciar su investidura (Unidos Podemos, EH Bildu o ERC). PDCat también ha criticado en múltiples ocasiones el despliegue.

¿Se retirará de alguna misión el nuevo Gobierno español? En principio, no hay ninguna especialmente sensible como la de Irak en 2004 que centre el debate de la opinión pública. Las misiones dan proyección exterior e imagen de país y son “moneda de cambio” en foros internacionales. Lo inteligente sería seguir con la misma tónica, con un coste anual en torno a los 834 millones de euros en 2017.

 

5. LA POLÍTICA DE COMUNICACIÓN DEL MINISTERIO DE DEFENSA

El cambio comunicativo en el Ministerio de Defensa -más proactivo, transparente y moderno- se inició con el ministro Pedro Morenés. Los periodistas visitaban las misiones internacionales o las unidades en España con normalidad. Se reforzó la «marca» de las Fuerzas Armadas y del Ministerio de Defensa más allá de la figura del ministro. La presencia necesaria en la sociedad (la denominada Cultura de Defensa) se potenció. Las redes sociales también han contribuido a ello.

Mantener esta línea dependerá de la personalidad del nuevo ministro y de la imagen que quiera proyectar el mismo Pedro Sánchez de la institución militar. Más allá de la comunicación, está la participación de las Fuerzas Armadas en actos como el Día de las Fuerzas Armadas (actos durante una semana con exhibiciones en todas las Comunidades Autónomas) o el desfile del 12 de Octubre.

Actos como el centenario de La Legión el año que viene o la participación de militares en la Semana Santa y otros actos religiosos a buen seguro que serán utilizados en la batalla de los gestos políticos.

 

6. LA RELACIÓN MILITAR CON EE.UU.

«OTAN no, bases fuera» fue el típico discurso (esperemos ya superado) de la izquierda española en los 80 y 90. La actual base de Rota (Cádiz) de los cuatro destructores estadounidenses de la OTAN fue acordada por el expresidente socialista José Luis Rodríguez Zapatero en 2011 (fue su modo de “pagar” la afrenta a la bandera estadounidense al no levantarse a su paso).

 

Trump recibió a Rajoy en la Casa Blanca el 26 de septiembre de 2017 / EFE

 

La base de Morón de la Frontera (Sevilla), donde despliega una unidad de respuesta rápida de los «marines», también es crucial para EE.UU. y su defensa en el norte de África.

Todo hace pensar que la relación con EE.UU. puede ser continuista.  No obstante, y con Donald Trump como presidente, si hubiera una crisis internacional en la que EE.UU. precisase la participación de España, la decisión sería difícil de tomar.

 

 

(Suscribirse a mi canal de YouTube)

 

Seguir a @Villarejo en Twitter

Por Tierra, Mar y Aire en Facebook

Si tienes alguna noticia de Defensa: evillarejo@abc.es

 

ÚLTIMAS HISTORIAS DE «POR TIERRA MAR Y AIRE»

Los helicópteros del Ejército llegan a Irak escoltados por los Blackhawk

Defensa inicia las obras para mejorar las instalaciones de Inteligencia militar

Vídeo: el buque «Juan Sebastián de Elcano» rinde homenaje a la Bandera Nacional

Los “boinas verdes” del Mando de Operaciones despliegan en Afganistán

Logroño acoge un Día de las Fuerzas Armadas marcado por la moción de censura

Israel, el primer país que utiliza el caza F-35 en una operación de combate

Defensa duplica el presupuesto del Difas 2018

Malí: fallece un infante de Marina y otros dos heridos en un accidente 

Mar Negro (IV): Vídeos de la fragata “Victoria” en acción con la OTAN

Mar Negro (III): El CAOC de Torrejón, con un ojo puesto en los aviones rusos 

Carta de un español en la Argentina

Mar Negro (II): “La OTAN tiene el compromiso de garantizar la seguridad de los Estados miembros”

Mar Negro (I): Una fragata española, en las maniobras con la OTAN

Ley de Tropa y Marinería: lo que proponen los partidos políticos en el Congreso

Récord del despliegue militar de España en el exterior: 3.966 efectivos en 20 misiones

Helicópteros en Irak: entrenamiento de misión nocturna, autoprotección y turbinas para el desierto

Imágenes del portaaviones “Príncipe de Asturias” casi desguazado en Turquía

Rusia reduce su gasto militar por primera vez en 20 años y Arabia Saudí ya es tercero

La Armada moviliza a 591 efectivos en su misión en Irak

El “Juan Sebastián de Elcano” rinde tributo a los marinos argentinos del ARA “San Juan”

Carta abierta del jefe de la Armada a Ada Colau por el trato dado al almirante Cervera

OTAN: España ya sus seis cazas Eurofighter y 130 militares en Lituania

Airbus y Dassault unen fuerzas para tener un único caza europeo en 2035-2040

25 de abril de 1898: el día que EE.UU. declaró la guerra a España

El portaaviones Truman, con un helicóptero SH-60F para la Armada Española a bordo

 

Compartir

ABC.es

Por Tierra, Mar y Aire © DIARIO ABC, S.L. 2018

ABC por Tierra, Mar y Aire pretende ser una ventana para la Defensa Nacional, ese bien intangible a veces tan maltratado y poco valorado por ciudadanos y políticos.Más sobre «Por Tierra, Mar y Aire»

La entrada más popular

Facebook
Twitter