¿Defenderán los destructores de EE.UU., con base en Rota, a Israel?

¿Defenderán los destructores de EE.UU., con base en Rota, a Israel?

Publicado por el Feb 12, 2014

Compartir

He aquí una clave, no muy comentada, a propósito del «escudo antimisiles»: ¿Protegerán los destructores de EE.UU., con base en Rota, a Israel, país no miembro de la OTAN? Esta es la cuestión a la que trataremos de dar luz, después de que el USS «Donald Cook» arribara a la base gaditana.

1. LOS MISILES SM-3 Y EL SISTEMA DE COMBATE AEGIS DEL «DONALD COOK»

El «Cook» es un destructor de la clase Arleigh Burke equipado con el sistema de combate Aegis, de última tecnología, capaz de detectar, rastrear, seguir y derribar misiles balísticos enemigos con sus misiles SM-3, por ahora en su versión bloque 1A. Es decir, un escudo de gran efectividad  ante potenciales lanzamientos de misiles tanto de posibles estados enemigos u organizaciones terroristas. Sus misiones las realizará por todo el Mediterráneo, siempre en aguas internacionales.

 

Marinos del USS «Donald Cook» limpian las dos lanzaderas de misil vertical (Mk 41 VLS) para los SM-3, encargados de interceptar misiles balísticos enemigos / US NAVY

Marinos del USS «Donald Cook» limpian las dos lanzaderas de misil vertical (Mk 41 VLS) para los SM-3, encargados de interceptar misiles balísticos enemigos / US NAVY

 

Tal es la importancia de este sistema de combate que el propio secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, lo reconoció en su comunicado de bienvenida: «Por primera vez, un buque de la Armada de EE.UU. equipado con el sistema de defensa antimisiles Aegis está permanentemente basado en Europa». Se trata de una capacidad «crucial» para la OTAN, para EE.UU. y sin lugar a duda un hecho tranquilizador para países «socios», «aliados» o «amigos» que se puedan verse amenazados por los misiles balísticos. Como sabemos, al «Donald Cook» se sumarán el «Carney», «Ross» y «Porter» entre junio de este año y 2015. Todos con el mismo sistema de combate Aegis.

 

2. IRÁN ANUNCIA ESTA SEMANA UN NUEVO MISIL BALÍSTICO TIERRA-TIERRA

Ahí tenemos a Israel, bajo la amenaza del Irán de un Ahmadineyad no olvidado del todo aunque ya no detente la presidencia del país de los ayatolás. Quizas esté hoy un presidente Rohani más conciliador pero en el futuro la línea Ahmadineyad y su «borrar a Israel de la faz de la tierra» puede volver.

Que el destructor de la US Navy viera tierra gaditana el mismo día del 35 aniversario de la Revolución iraní puede ser una casualidad (?), que el ministerio de Defensa iraní anuncie unas horas antes una prueba de dos misiles, uno de ellos un misil balístico tierra-tierra de largo alcance de «nueva generación», no es tanta casualidad. El alcance del nuevo misil Bina es de 2.000 kilómetros, según la Defensa iraní, es decir podría alcanzar Tel Aviv. Los destructores estadounidenses podrían frenar el lanzamiento de esos misiles, sin que Israel tenga que intervenir con su propio «escudo antimisiles», lo que podría incendiar la región.

Aquí un vídeo del lanzamiento, del Telegrapgh británico.

 

Lanzamiento

Imagen del lanzamiento del misil Bina del vídeo del Daily Telegraph / ABC

 

3. ¿DESTRUCTORES CON BANDERA OTAN O EE.UU.? ¿QUÉ DICE EL ACUERDO CON ESPAÑA?

El proyecto de defensa antimisiles balísticos es un proyecto de la OTAN, que cuenta con la participación de otros países como Polonia, Holanda, Rumanía, Turquía y Alemania, donde tiene su cuartel general. Una participación con radares, lanzaderas de misiles terrestres y otros sensores. España aporta la base de Rota, muy estimada en el seno de la OTAN, por cierto.

El acuerdo, por un periodo de vigencia de ocho años, que firmaron el ministro de Defensa, Pedro Morenés, y el anterior secretario de Defensa, Leon Panetta, contemplaba el despliegue de los cuatro destructores en los siguientes términos, tal y como informó el Ministerio de Defensa en su día: «Los cuatro buques estadounidenses que tendrán su base en Rota no realizarán sus misiones desde la base, si no que ésta constituirá su punto de apoyo al despliegue para llevar a cabo sus misiones de carácter bilateral u OTAN en aguas internacionales». Por tanto, podrá llevar a cabo misiones bilaterales, eso queda claro.

 

Marino en el Centro de Información de Combate del «Cook». El CIC es el corazón operativo del buque / ANTONIO VÁZQUEZ

Marino en el Centro de Información de Combate del «Cook». El CIC es el corazón operativo del buque / ANTONIO VÁZQUEZ

 

4. ISRAEL Y EL «ESCUDO ANTIMISILES»: LA OPINIÓN DE LA OTAN

Tan solo una declaración oficial contundente sobre el tema hemos tenido estos días. Pasó desapercibida, pero ahí está. En el marco de una conferencia, el pasado 15 de enero en el Instituto de Estudios para la Seguridad Nacional (INSS) de Israel, el vicesecretario general de la OTAN, el estadounidense Alexander Vershbow, aseguró que «por el momento» la OTAN e Israel no tienen diálogo sobre la defensa antimisiles.

«Pero creo que ese diálogo, si la Alianza e Israel deciden buscarlo, sería provechoso para la OTAN y para Israel. Israel tiene capacidades únicas en la defensa antimisiles balísticos y las está mejorando todo el tiempo. Los aliados podrían aprender de las experiencias israelíes y hay lecciones que Israel podría aprender del ámbito colectivo de la OTAN», aseguró ante el auditorio en Tel Aviv.

Sin embargo se mostró propicio a posibles acuerdos con terceros países «en la base de caso a caso para priorizar la transparencia, la confianza mutua y la efectividad del sistema».

Leer aquí la conferencia en su texto original en inglés, este tema se incluye en los últimos párrafos.

 

El USS «Donald Cook», engalanado a su llegada a la Base Naval de Rota / OTAN

El USS «Donald Cook», engalanado a su llegada a la Base Naval de Rota / OTAN

 

5. LAS OTRAS MISIONES DE LOS DESTRUCTORES

Durante la ceremonia de bienvenida en Rota, el secretario de la Navy, Ray Mabus, o el jefe del mando de las Fuerzas Navales de EE.UU. en Europa y África, almirante Bruce Clingan, dieron detalles de otras misiones o capacidades que podrán llevar a cabo los cuatro destructores remarcando las «misiones de cooperación en seguridad con nuestros aliados y amigos en África y Oriente Próximo» («They will also conduct security cooperation missions with our partners and friends in Africa and the Middle East»), dijo el secretario de la US Navy. «Amigos», lo que son amigos, EE.UU. tiene pocos en Oriente Próximo… sobre todo duraderos y fiables en el tiempo, y no expuestos a cambios de regímenes.

Los destructores estadounidenses con base en Rota podrán desarrollar otras misiones, siempre en aguas internacionales, dadas las características multi-misión de unos buques que pueden servir «como plataforma de repostaje de helicópteros o plataforma avanzada para vehículos no tripulados», tal y como declaró el almirante Clingan.

 

Ejercicio de tiro a bordo del «Donald Cook» con el cañón Mk-45 de cinco pulgadas / US NAVY

Ejercicio de tiro a bordo del «Donald Cook» con el cañón Mk-45 de cinco pulgadas / US NAVY

 

«Más allá de la defensa antimisiles, estos buques realizarán un sinfín de tareas, incluida la participación en operaciones y despliegues de la OTAN, tales como los grupos marítimos permanentes de la OTAN, ejercicios de adiestramiento bilaterales y multilaterales, y la gama completa de operaciones de seguridad marítima», informa el dossier preparado por la Embajada estadounidense para la ocasión.

Evitar otro ataque como al del consulado estadounidense en Bengasi (11 de septiembre de 2012) o reaccionar ante posibles ataques en zonas de interés estadounidense o de aliados de la OTAN en el norte africano son otras misiones más secundarias y que bien pueden desempeñar los marines de Morón.

Además:

– Vigilancia submarina con un equipamiento de guerra antisubmarina capaz de localizar barcos o submarinos a más de 100 millas (160 kilómetros).

– Destruir aeronaves con un sistema de lanzamiento vertical que puede lanzar misiles superficie-aire.

-Bombardear objetivos en tierra con su cañón de 5 pulgadas.

 

El secretario de la Armada de EE.UU., Ray Mabus, durante el acto de bienvenida al USS Donald Cook, el primero de los cuatro destructores del escudo antimisiles de la OTAN que se instalarán en la Base Naval de Rota (Cádiz), que ha arribado hoy a su nuevo hogar, en el inicio de un despliegue con el que Estados Unidos quiere demostrar

El secretario de la Armada de EE.UU., Ray Mabus, durante el acto de bienvenida al USS «Donald Cook», en  la Base Naval de Rota/ EFE

 

Está claro que el cometido del despliegue de los destructores estadounidenses en Rota responde a ofrecer seguridad en la región del Mediterráneo contra misiles balísticos: vengan de estados u organizaciones terroristas. Pero no cabe duda que su presencia continuada y permanente en el Mediterráneo, cuando los cuatro buques estén en Rota, ofrecerá a EE.UU. un nuevo rol en una región que, como se ha demostrado en los últimos años, puede verse sometida a cambios políticos convulsos.

Y, como dejó claro Rasmussen: «Por primera vez, un buque de la Armada de EE.UU. equipado con el sistema de defensa antimisiles Aegis está permanentemente basado en Europa». E Israel, socio, aliado y amigo de EE.UU. en Oriente Próximo, podrá aprovecharse de ello.

Por cierto, de Rusia ni hemos hablado (aún).

En Twitter: @villarejo

 

 

Compartir

ABC.es

Por Tierra, Mar y Aire © DIARIO ABC, S.L. 2014

ABC por Tierra, Mar y Aire pretende ser una ventana para la Defensa Nacional, ese bien intangible a veces tan maltratado y poco valorado por ciudadanos y políticos.Más sobre «Por Tierra, Mar y Aire»

La entrada más popular

Etiquetas
Facebook
Twitter