Cinco claves de la pasada cumbre de la OTAN

Cinco claves de la pasada cumbre de la OTAN

Publicado por el Sep 8, 2014

Compartir

Planteada como la cumbre de la transición en la misión de la OTAN en Afganistán –en 2015 debe comenzar una nueva misión de 12.000 efectivos sin tropas de combate–, la reunión de Newport (Gales) ha resultado ser, paradójicamente, la que devuelva a la Alianza Atlántica a su antiguo parámetro de seguridad: la amenaza rusa.

Desde la caída del Muro de Berlín no hubo reunión más tensa con Rusia, país al que la OTAN acusa de «haber propagado el conflicto en Ucrania (país no miembro) con tropas regulares y carros de combate» en suelo ucraniano camuflados de fuerzas irregulares. He aquí cinco claves de una OTAN «en un tiempo de transición», como manifestó el presidente de EE.UU., Barack Obama.

1. Reforzar la defensa del Este

Aprobación de un plan para «tranquilizar» a los países del Este (Estonia, Letonia, Lituania y Polonia, sobre todo) que observan con nerviosismo la intervención rusa en Ucrania. El denominado «Readiness Action Plan» (traducido como Plan de Acción para la Preparación) contempla mayor presencia militar de la OTAN en el Este a través de ejercicios militares, preposicionamiento logístico de equipamiento y sistemas de mando y control en bases militares de estos países y el reforzamiento de la Policía Aérea del Báltico, misión iniciada en 2004 para proteger el espacio aéreo de estos países. Se trata de una presencia militar continua pero rotatoria. Es decir, sin asumir el deseo de los países del Este de instalar bases permanentes, pero mostrando «músculo» militar a Rusia.

2. Fuerza de reacción rápida

Con el objetivo de atender en 48 horas a las amenazas en el Este, pero también extensible a otras en el flanco sur (Sahel y Oriente Medio), la OTAN ha aprobado la creación de una fuerza de reacción rápida compuesta por hasta 5.000 efectivos que incluyen fuerzas especiales de tierra, mar y aire.

Los países de la OTAN contribuirían de modo rotatorio y el cuartel general, aunque todavía no está decidido, podría estar situado en la simbólica Szczecin, la ciudad polaca donde Winston Churchill situó el comienzo del Telón de Acero hasta Trieste.

La denominada fuerza de reacción rápida recibe en el argot militar de la OTAN el nombre de «Spearhead Force», Fuerza de Punta de Lanza.

 

Obama aprovechó la cumbre de Newport para visitar Stonehenge /AFP

Obama aprovechó la cumbre de Newport para visitar Stonehenge /AFP

 

3. Estado Islámico

La «declaración de Gales» –documento oficial suscrito por los 28 líderes de la OTAN al término de la cumbre– incluye al Estado Islámico de Irak y Levante (ISIL, en sus siglas en inglés) como una «grave amenaza para el pueblo iraquí, el pueblo sirio, la región y nuestras naciones». En la cumbre de Newport, aunque al margen de los plenos oficiales, el presidente Obama ha forjado un «núcleo de coalición» integrado por nueve países de la OTAN a los que se ha sumado Australia. Esos países de la OTAN son: EE.UU., Reino Unido, Francia, Alemania, Italia, Dinamarca, Polonia, Canadá y Turquía (país que ha matizado su implicación dado que el Estado Islámico mantiene a 49 rehenes turcos).

España ha permanecido en un segundo plano. No obstante, el presidente Mariano Rajoy dijo «coincidir en el diagnóstico de la amenaza» y aseguró que no es un asunto «de uno, dos o tres países», sino «que se busca qué hacer en el seno de la OTAN».

Incluso no ofreciendo armamento a los kurdos o participando en los bombardeos, otros países se podrían sumar en labores humanitarias, logísticas o de formación del Ejército iraquí, ofrecimiento este último realizado por la OTAN. Se descarta el envío de tropas.

4. Apoyo a Ucrania

La cumbre sirvió para escenificar el apoyo de la OTAN a Ucrania y a su presidente, Petro Poroshenko; impulsar un alto el fuego permanente tras la reunión de este con los líderes de EE.UU., Reino Unido, Francia, Italia y Alemania (Poroshenko también mantuvo una reunión bilateral con Rajoy); y aprobar un fondo de 15 millones para reformas en sus fuerzas armadas.

 

El secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, en una intervención durante la cumbre. En octubre dejará el cargo  /NATO

El secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, en una intervención durante la cumbre. En octubre dejará el cargo /NATO

 

 

5. Invertir 2% del PIB

Se pasa del concepto «gasto» a «inversión» en Defensa. Persiste la vieja aspiración de invertir el 2% (solo EE.UU. y Reino Unido lo alcanzan, y Grecia con gastos mayoritarios en nóminas). Se ha acordado un «horizonte tentativo de una década» para alcanzar el 2%, algo quesigue siendo una quimera en países como España con un 0,93%. Por ello, también se ha acordado al menos no rebajar los presupuestos en próximos ejercicios.

Compartir

ABC.es

Por Tierra, Mar y Aire © DIARIO ABC, S.L. 2014

ABC por Tierra, Mar y Aire pretende ser una ventana para la Defensa Nacional, ese bien intangible a veces tan maltratado y poco valorado por ciudadanos y políticos.Más sobre «Por Tierra, Mar y Aire»

La entrada más popular

Etiquetas
Facebook
Twitter