Carros de combate, ¿para qué?

Carros de combate, ¿para qué?

Publicado por el Apr 17, 2014

Compartir

Ciberdefensa, aviones no tripulados, enemigos asimétricos, sistemas de arma láser, unidades de operaciones especiales…, pareciese que en la defensa/guerra del siglo XXI no hubiera sitio ya para aquellos grandes armatostes que camparon a sus anchas con sus cadenas sobre los escenarios más variopintos desde la Primera Guerra Mundial: los carros de combate, los mal llamados «tanques» por los británicos que decidieron darle ese nombre en clave en 1915.

Sin embargo, y pese a lo cambiante de las amenazas, los Ejércitos que tienen esta capacidad militar disuasoria son reacios a desprenderse de ella. Marruecos, por ejemplo, la ha adquirido al comprar a EE.UU. 200 carros Abrams. Y ahí está el nuevo conflicto en la frontera ruso-ucraniana, donde el Ejército de Putin ha desplegado sus carros y enviado los T-72 a Crimea. De nuevo están de actualidad.

 

Carro de combate «Leopardo» 2E / FABIÁN SIMÓN

Carro de combate «Leopardo» 2E / FABIÁN SIMÓN

 

El Ejército de Tierra español tiene 219 unidades del denominado «Leopardo» 2E, no todas operativas por cuestión de mantenimiento. El coste de este programa de armamento especial, entregado en su totalidad ya, fue de 2.524 millones de euros. Es un carro alemán, fabricado también en España, que se ha convertido en la joya de las unidades acorazadas de la Fuerza Terrestre, el mismo carro de combate que podría adquirir Arabia Saudí próximamente en el que sería el mayor contrato militar de nuestra historia reciente.

Durante los once primeros días de abril, la Brigada de Infantería Acorazada «Guadarrama» XII se ha entrenado en el campo de maniobras de San Gregorio (Zaragoza) con el objetivo de convertirse durante el segundo semestre del año en la brigada acorazada disponible por el Estado Mayor de la Defensa para su despliegue en el exterior o en el territorio nacional si así se requiriese.

Se trata del «Armored Brake» (Freno Blindado), el mayor ejercicio acorazado que se celebra en España y en el que participaron 1.129 militares, 52 carros de combate «Leopardo», 6 obuses y otros 112 vehículos; además hubo una única práctica de tiro anti-carro con el sofisticado misil israelí «Spike», con cámara incorporada que permite cambiar o corregir el objetivo en pleno lanzamiento (100.000 euros la unidad, por cierto). Una oportunidad única para presenciar un despliegue digno de otras épocas.

 

fdsfds

Infantes de la Brigada Acorazada «Guadarrama» XII, durante el ejercicio «Armored Brake» / FABIÁN SIMÓN

 

Trasladamos la siguiente escéptica cuestión al general de la brigada «Guadarrama» XII, José Conde de Arjona, presente en las maniobras: ¿Por qué son necesarios aún los carros de combate? «Elemento esencial de disuasión», he ahí la clave.

Además, apunta el general, «el carro de combate tiene una gran capacidad de proyección tanto por ferrocarril, vía marítima o por aire. Una vez se despliega en zona de operaciones aporta una enorme movilidad, lo que permite alcanzar objetivos de todo tipo, incluso entre edificios o masas boscosas, mientras que su coraza garantiza la protección y supervivencia de nuestros soldados. De hecho, los escenarios en que España ha desplegado (Líbano, Bosnia y Herzegovina o Kosovo) nos exigen este tipo de materiales».

La brigada «Guadarrama» XII, con base en El Goloso (Madrid) es una de las cuatro brigadas pesadas de que dispone el Ejército de Tierra. Junto a ella encontramos la «Castillejos» II, «Guzmán el Bueno» X y «Extremadura» XI, cuyos efectivos están desplegados en Líbano.

 

Ejercicio «Armored Brake», que tuvo lugar del 1 al 11 de abril en San Gregorio (Zaragoza) / FABIÁN SIMÓN

Vehículos Pizarro en el ejercicio «Armored Brake», que tuvo lugar del 1 al 11 de abril en San Gregorio (Zaragoza) / FABIÁN SIMÓN

 

Precisamente esta misión de la ONU es la especialidad de estas cuatro brigadas «pesadas», un concepto militar este, en contraposición a las ligeras (Legión, Paracaidistas, Brilat, Tropas de Montaña o «San Marcial»), que está siendo revisado por el Estado Mayor del Ejército de Tierra que prevé disponer en el futuro de las denominadas «brigadas orgánicas polivalentes», unidades que combinan la potencia de combate, la adaptabilidad y la capacidad de proyección.

Es decir, mayor polivalencia y agilidad en las brigadas y una reducción de su número para ahorrar costes, todo ello acorde al escenario presupuestario actual, con una reducción del 32% en apenas apenas seis años (el Ministerio de Defensa tiene aún que presentar el nuevo diseño de las nuevas brigadas del Ejército, en fase de estudio aún).

«Las Brigadas Orgánicas Polivalentes facilitarán aún más las operaciones de proyección mediante la rotación secuencial de las Brigadas. También aumentarán las probabilidades de contar con las capacidades adecuadas en el menor tiempo posible ante cualquier amenaza inesperada, pues se contará siempre con un conjunto de capacidades medias y homogéneas», explica el general Conde de Arjona.

 

Un Leopardo

El Ejército de Tierra tiene 219 carros «Leopardo» 2E / FABIÁN SIMÓN

 

«Aprisa, duro, lejos». Este es el lema de la «Guadarrama» XII. Los carros de combate vuelven a estar de moda en el escenario internacional. España cuenta con 219 Leopardo… por si acaso -un 98 por ciento de acierto en el tiro en movimiento sobre el objetivo-. Es una capacidad militar… por si acaso. Ya se sabe: «Si vis pacem para bellum», como leemos en la polvorienta coraza de un blindado en el campo de maniobras de San Gregorio.

 

También puede interesarte:

-El tiro con misil Spike del «Tercio Viejo de Sicilia» 67

– 50 «tanques» y 1.100 militares para el mayor ejercicio acorazado

– Así es una ración individual de combate del Ejército

– «Leopardo» 2E, el carro del Ejército que quiere comprar Arabia Saudí

– El nuevo museo de carros de combate del Ejército

 

En Twitter: @villarejo

Compartir

ABC.es

Por Tierra, Mar y Aire © DIARIO ABC, S.L. 2014

ABC por Tierra, Mar y Aire pretende ser una ventana para la Defensa Nacional, ese bien intangible a veces tan maltratado y poco valorado por ciudadanos y políticos.Más sobre «Por Tierra, Mar y Aire»

La entrada más popular

Etiquetas
Facebook
Twitter