Sueño reparador

Publicado por el feb 28, 2009

Compartir

Se acabó trasnochar. Si queremos estar tan resplandecientes como Demi Moore al despertarnos, el secreto está en irnos a dormir antes de la medianoche.


No es broma. Me acabo de enterar a través de la doctora Véronique Lebar, especialista en chrono-cosmética, que si nos acostamos pasadas las 12 nos despertaremos mucho más feas que si lo hacemos a las 11. Y me ha hundido en la miseria. Entre otras cosas, a ver ahora cuando atiendo al blog…

Por lo visto, la primera fase del sueño, la que se extiende desde las 20 horas hasta las 24, es primordial para la regeneración de la piel y el cuerpo (así están de estupendas las suecas, claro!). Es en esas horas cuando se produce la síntesis de proteínas, el aumento de la masa muscular, la disminución de grasa, y se segrega la hormona de crecimiento. Si nos perdemos esa fase, el cuerpo no se recupera correctamente y, ni con una siesta al día siguiente se compensan las carencias.

También, según esta doctora, el mejor momento para aplicarse las cremas es entre las 21 y las 22 horas, para que la hormona del crecimiento empiece a ralentizar el envejecimiento y se ponga a quemar las grasas antes de dormirnos (de ahí que recomiende usar también los anticelulíticos por la noche).

Una vez que las luces se apagan (siempre antes de medianoche), el metabolismo empieza a reparar los daños sufridos durante el día, y el pico más alto de efectividad de las cremas, está entre la 1 y las 4 de la madrugada, que es cuando las células son ocho veces más activas (noctámbulas empedernidas, tomad nota de que si os vais de juerga, esa crema tan cara os habéis comprado ¡no será ni la mitad de efectiva!!) .

Ahora, la pregunta del millón: ¿Se puede usar la misma crema de día por la noche? La respuesta es se puede, pero no se debe. La cosmética diurna tiene una misión hidratante y protectora; y la cosmética nocturna es regeneradora y renovadora. Además, al tener muchas horas por delante para trabajar y penetrar, las cremas de noche se pueden permitir el lujo de concentrar muchos activos y de envolverse en texturas más cremosas. Y como están específicamente formuladas para actuar cuando el metabolismo está en pleno proceso de renovación, si se utilizan en otro momento pierden gran parte de su efectividad.

¿Cómo saber si has elegido la crema adecuada para ti? Un buen producto de día es el que hace sentir la piel hidratada y flexible hasta la noche y un buen producto de noche es el que hace sentir la piel tonificada y elástica por la mañana. Si la sensación no es esa, es que el producto no funciona. Las cremas son como los zapatos: si no resultan cómodas a la primera, nunca lo serán
 

SERENOS DE LA PIEL:

Rénergie Morpholift Nuit R.A R.E de Lancôme (97 €), repara durante al noche los daños padecidos por el día; Cellulilaser Nuit de Biotherm (47,60 €, a partir de Abril), un anticelulítico que quema grasas mientras duermes; Prodigy Night Tissular de Helena Rubinstein (175 €) testada en la Unidad del Sueño del Dr. Lubin, con puntuaciones de 9/10 en cuanto a la mejora de la calidad de la piel, incluso después de una mala noche


Compartir

ABC.es

La polvera © DIARIO ABC, S.L. 2009

La belleza está en el interior. Pero no toda. El aspecto externo hay que cuidarlo. ¿Quieres conocer lo último en cosméticos, dietas, maquillajes, peinados, depilación, intervenciones de estética....? La respuesta la vas a encontrar asomándote a esta Polvera.Más sobre «La polvera»

Etiquetas


Calendario de entradas
enero 2017
L M X J V S D
« dic    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031