Macrolane: El busto es mío

Publicado por el may 29, 2009

Compartir

 ¿Te gustaría tener un “canalillo” como este sin pasar por el quirófano (y sin tener que “juntarlo” con las manos, claro)? Hay una forma de conseguirlo: las infiltraciones de ácido hialurónico Macrolane. Este relleno es igual que su hermano "pequeño" el Restylane (el que se infiltra para las arrugas de la cara), pero más denso.

No es una novedad, pero llegado el momento de "sacar pecho", quería hablaros de ello.

Porque, cuando el verano pasado vi por primera vez un pecho “rellenado” por el doctor Juan Peñas con este sistema pensé: “dentro de unos años, si bajan los precios, (3.000 €!!!), todas las mujeres pasaremos por esto!”. Y es que su efecto es exactamente el que quiere cualquier fémina: “inflar el globo”. Comparado con una operación, el proceso es tan sencillo que se convierte en una tentación: te sedan, te pinchan anestesia local en el pecho, te infiltran un gel de ácido hialurónico a distintas profundidades, te dan un buen masaje para darle forma (como si se tratara de plastilina), y cuando te has recuperado del atontamiento de la sedación, te vas a casa con varios antibióticos y analgésicos debajo del brazo. Desde el momento que sales de la clínica tienes el escote tan “lleno”, que dejas de odiar a Eva Herzigova porque estás (casi) como ella!!.

Un año más tarde, y después de ver más de cien casos (algunos “en vivo y en directo” y otros en fotos), sigo pensando que es una alternativa estupenda para rellenar la parte superior de los pechos vaciados por la edad o los embarazos, así como para aumentar ligeramente un pecho muy pequeño. Tiene muchos detractores que prefieren las infiltraciones de grasa propia (tomada de alguna "chicha" de tu cuerpo) pero, personalmente prefiero el Macrolane porque no interfiere para nada en los rayos X, mientras que la grasa altera el estudio radiológico y la mamografía, y la resonancia no da signos de malignidad. Sus defensores alegan que un buen radiólogo puede distinguir perfectamente entre las calcificaciones benignas producidas por esta grasa  inyectada y las microcalcificaciones que hagan sospechar una neoplasia, pero, ¿quién nos asegura que hemos elegido uno bueno?

Con todo, Macrolane tiene dos grandes peros: el volumen desaparece al año (se decía que duraba de 18 a 24 meses pero los doctores serios me aseguran que no supera el año) y el precio sigue siendo abusivo (aunque después de la  primera sesión queda un “colchón”, y en los sucesivos tratamientos con la mitad de producto suele ser  suficiente y, por consiguiente, con la mitad de euros).

También hay que advertir que durante unos días el pecho se nota tenso y bastante dolorido, pueden salir hematomas y formarse cápsulas fibrosas alrededor del implante, y puede pasar que un pecho quede un poco más vacío que el otro y haya que hacer algún retoque posterior.
En cuanto a tu vida diaria solo interfiere en que tienes que renunciar al ejercicio físico, huir de las exposiciones al sol durante un par de semanas, y evitar dormir boca abajo.

Los especialistas:
- Dr. Juan Peñas: 915628382 (Madrid)

- Dr. Sebastián Mir y Mir: 932009565 (Barcelona)
- Dr. Vila-Rovira: 933933128 (Barcelona)

- Dr. J.M Serra Renom: 932848189 (Barcelona)
- Dr. Antonio Bazán: 948255400 (Pamplona)

- Dr. Javier Mato-Ansorena: 915626505 (Madrid)
- Dra. Maria Teresa Balda: 943429332 (San Sebastián)
- Dra. Maria Jesús García Dinhix: 976235033 (Zaragoza)
- Dr. Cristino Suárez: 922229812 (Santa Cruz de Tenerife)
- Dr. Javier Best: 971228217 (Palma de Mallorca)

Compartir

ABC.es

La polvera © DIARIO ABC, S.L. 2009

La belleza está en el interior. Pero no toda. El aspecto externo hay que cuidarlo. ¿Quieres conocer lo último en cosméticos, dietas, maquillajes, peinados, depilación, intervenciones de estética....? La respuesta la vas a encontrar asomándote a esta Polvera.Más sobre «La polvera»

Etiquetas


Calendario de entradas
enero 2017
L M X J V S D
« dic    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031