Las ampollas de belleza que me llevaría a una isla desierta

Las ampollas de belleza que me llevaría a una isla desierta

Publicado por el May 9, 2018

Compartir

El titular se lo “robo” a mi compi de Beautyblog, que ha escrito en su Instagram que si solo tuviera que llevarse un cosmético a una isla desierta, serían las ampollas de Germinal Acción Inmediata. Y va muy bien encaminada (Susana sabe) porque son súper completas (además de baratas).

 

 

La verdad es que yo no sabía cuánto, hasta que nos lo contó ayer en una presentación en el Museo Sorolla,  la doctora Rosa del Río, dermatóloga del Grupo Pedro Jaén, y experta, entre otras cosas, en principios activos, aplicados e infiltrados (la mitad de mis amigas tienen su rostro en sus manos, y están estupendas).

 

 

Pero antes de hablaros de las ampollas o voy a haceros un resumen de la clase magistral que nos dio esta doctora sobre algo tan básico, y a la vez tan complejo, como es la HIDRATACIÓN (y después de leerme  comprenderéis por qué no se puede decir esa tontería de que todas las cremas son iguales…)

Empezamos por un dato importante: tener la piel seca no significa necesariamente que tenga un déficit de agua. Lo que tiene es una alteración del manto hidrolipidico (la película de piel que vemos, la que está en contacto con el exterior) que pierde su función de barrera, y eso hace que pierda agua más fácilmente. Por tanto, para que deje de estarlo, habrá que aportarle agua, pero también restaurar esa “barrera” dañada.

 

¿CÓMO SE REALIZA EL APORTE (Y LA PERDIDA) DE AGUA A LA PIEL?

La piel “toma” algo de agua del exterior (por eso en los lugares de playa o con humedad nos pide menos crema), y retiene ese agua (y la que bebemos) en el estrato córneo.

Pero además, tiene naturalmente en los estratos profundos una sustancia que todas conocéis, el ácido hialurónico, una macromolécula con capacidad para captar y retener agua. 

¿la mala noticia? Perdemos agua por evaporación y sudoración.

 

¿CÓMO SE PUEDE RETENER?

Nuestro manto hidrolipídico tiene como si dijéramos dos “composiciones”:

-La ACUOSA, que está formada por sudor y lo que se conoce como nuestro “factor hidratante natural” (un conjunto de moléculas hidrosolubles que están en los espacios entre las células del estrato córneo y en la superficie de la piel, y son las que conservan la humedad), que se puede potenciar con el agua que tomamos de la humedad ambiental (o de humidificadores, por ejemplo, que son estupendos para la piel seca).

– La OLEOSA, que es el sebo, compuesto por triglicéridos, colesterol y ácidos grasos. Esta es la que impide que se evaporen las moléculas de agua.

 

Pues bien, los cosméticos ideales tienen que aportar ambas cosas:

1-Un “factor hidratante” sintético, que haga el papel del natural (aquí ya entramos en el papel de las ampollas, ya que uno de sus ingredientes principales es un componente fisicoquímico idéntico a este “factor hidratante natural”, que incrementa el % de agua de la piel y disminuye las perdidas).

2-Lípidos en superficie. Para esto último hay DOS FORMAS:

Hidratación pasiva, que impide la pérdida de agua en la capa córnea. Y la proporcionan la vaselina, las ceramidas, la lanolina etcétera, que lo que hacen es depositar sobre la piel una película oclusiva que evita que se evapore el agua de la capa cornea.

Hidratación activa, que aporta agua, bien desde el ambiente exterior o bien desde la dermis a la capa cornea.

Y esto se consigue con:

1.HUMECTANTES: son ingredientes como la glicerina, el propilenglicol o el sorbitol, que capturan el agua ambiental y se la ceden a la capa córnea. ¿El pero? Para ser eficaces es necesario que haya una elevada humedad ambiental (en los sitios de playa son perfectos).

2.HIDROCAPTORES: ingredientes (aminoácidos, PCA sodico, alfahidroxiacidos, urea) que retienen el agua que ya tenemos, que impiden que la perdamos, porque reconstituyen la función de barrera de nuestra piel. Son, para entendernos, una “copia” del “factor hidrate natural” , y para que actúen es indiferente que estemos o no en zona de humedad ambiental.

3.LÍPIDOS: ácidos grasos esenciales, ácidos grasos poliinsaturados y ceramidas que restauran el equilibrio de la barrera lipídica, uniéndose a moléculas de agua. Los veréis en las cremas que tienen siliconas, ceras, aceites, vitaminas liposolubles y complejos marinos (algas, caviar).

4.RESTAURADORES DEL MANTO HIDROLIPIDICO: son el ácido hialurónico, el colágeno y las proteínas.

Cuantos más de estos elementos tengan las cremas, más rápidamente recuperaremos la hidratación de la piel.

 

¿Qué tienen de todo esto las ampollas de Germinal?

 

1-Un “factor hidratante fisicoquímico” idéntico a nuestro “factor hidratante natural”, que incrementa el % de agua de la piel y disminuye las perdidas.

2.Proteínas de las semillas del maíz, que contienen glicerina y sorbitol (que ya hemos visto que son humectantes), y se adhieren a la piel haciendo como un film cohesivo, con un efecto de tensado inmediato.

3. Proteínas de semilla de trigo, que potencian el efecto tensor de las anteriores.

4. Extracto de las hojas de Hammamelis, un arbusto con “poderes” astringentes que cierra los poros y reduce la secreción sebácea, afinando la textura de la piel. También tiene taninos antioxidantes (frenan la proliferación de radicales libres) y flavonoides (son fotoprotectores).

5. Hierba de San Juan que también aumenta la firmeza de la piel por su contenido en taninos de alto peso molecular que producen efecto alisante instantáneo (ese famoso efecto flash de estas ampollas).

6. Extracto de ginseng (la raíz que prolonga la vida, según los chinos) que aumenta la síntesis de colágeno y elastina y nutre (está llena de vitaminas que alimentan la piel).

7. Extracto de levadura. Aunque hay mas de 500 especies, esta es una de las que mejor capta el agua porque restaura la barrera cutánea (tiene ese efecto humectante del que hemos hablado al principio). Además, es calmante y descongestiva, aumenta la captación de oxigeno (mejorando la oxigenación de la piel), acelera la cicatrización y es antibacteriana y antiseborreica.

8. Ácido Hialurónico (de bajo y alto peso molecular), que es capaz de retener agua, es lubricante, promueve la síntesis de colágeno, prolonga la capacidad de la piel para reparar las heridas

9. Alantoina. Ayuda a mantener el buen estado de la piel, protegiéndola de las sustancias acidas o alcalinas.

10. Propilenglicol, es un agente humectante que facilita la absorción de todos estos los activos.

 

¿Ahora entendéis por qué Susana García  y yo nos llevaríamos estas “botellitas” de cristal como único cosmético a una isla desierta (y meteríamos en la maleta también a Rocío Sacristán, la que lleva la comunicación de esta firma, que es tan maravillosa como las ampollas!!)?

 

Compartir

ABC.es

La polvera © DIARIO ABC, S.L. 2018

La belleza está en el interior. Pero no toda. El aspecto externo hay que cuidarlo. ¿Quieres conocer lo último en cosméticos, dietas, maquillajes, peinados, depilación, intervenciones de estética....? La respuesta la vas a encontrar asomándote a esta Polvera.Más sobre «La polvera»

Etiquetas


Calendario de entradas
septiembre 2018
M T W T F S S
« Aug    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930