La depilación láser sí es para el verano

La depilación láser sí es para el verano

Publicado por el Jun 23, 2017

Compartir

Los avances tecnológicos permiten que la eliminación del vello con este sistema puedan realizarse ya en cualquier estación del año, sin dolor y sin riesgo de quemaduras.

Para entender el porqué, empiezo por el principio: el láser es una luz que se transforma en calor al contacto con la piel. Y la melanina, esa sustancia que da color tanto a la piel como al pelo, es la que decide el camino de esa luz.

Pero sus efectos son contrarios: cuanto más moreno sea el vello, más rápidamente lo destruirá el calor el láser, y sin embargo, si la piel está bronceada, esa luz producirá quemadura en la piel. De ahí que, hasta hace muy poco, no se pudiera realizar este tipo de depilación sobre pieles oscuras (por riesgo de quemadura), ni sobre vello muy claro (por falta de eficacia).

“El principal inconveniente que presenta la exposición solar previa es una activación de la melanina que puede conllevar una quemadura de la piel durante el tratamiento y, por otro lado, si la persona se expone al sol nada más realizarse la sesión de depilación, debido a la activación de calor por parte del láser, hay más posibilidad de una quemadura solar”, explica la doctora Cristina de Hoyos, dermatóloga y directora técnica de Clínicas Ceta.

Por este motivo, los equipos han ido incorporando sistemas de refrigeración o pulsos intermitentes de calor que calientan menos la piel, y ya se puede decir que algunos permiten la depilación sobre pieles tostadas.

Los primeros que autorizó la FDA (el organismo americano regula, entre otras cosas, los aparatos médicos) para este uso fueron los láseres “Soprano”, “que tienen un potente sistema de enfriamiento que se adapta a cualquier tipo de piel y pelo, permitiendo realizar sesiones en días posteriores a tomar el sol y retomarlas dos días después de la aplicación del láser, sin riesgo de quemaduras ni marcas en la piel”, afirma Carmen Díaz, la directora del centro Germaine Goya.

Sin embargo, en el Instituto Médico Láser (IML) de Madrid, consideran que los fototipos V y VI (indios o pacientes de raza negra) que tienen una capacidad para aumentar la carga melánica en su epidermis muy alta, es mejor no intentar tratarlos ni siquiera con este sistema. “Lo ideal es realizar la última sesión de depilación láser lo más cerca posible del verano para que dure su efecto, pero antes de habernos bronceado. Pero si ya nos hemos bronceado y necesitamos hacer una sesión de depilación, se puede emplear “Soprano ICE”, y tras la última sesión de depilación láser, podemos empezar a exponernos al sol a los 3 ó 4 días con elevado factor de protección solar”, aclaran.

Los Centros Único de toda España han incorporado Lightsheer Duet y Omnia Lumen, que trabajan a micropulsos, es decir, la luz sale del cabezal en ráfagas intermitentes (los láseres normalmente transmiten la luz a la piel de forma continua y por eso la piel se calienta más), consiguiendo que la piel refrigere entre ráfaga y ráfaga, minimizando el calentamiento de la zona a tratar.

Y en el centro médico Sensaciones de Madrid (Calle Ayala, 71), matriz del Centro Internacional del Láser (con sedes en Málaga, Sevilla, Zaragoza, Coruña, Las Palmas, Cádiz y Portugal) utilizan el equipo Sapphire ls 1200 (premio internacional a la innovación en el Salón Look Internacional), que alberga en su interior una unidad de frío, que permite mantener una temperatura de trabajo de hasta -7 ºC, “por lo que no hay dolor y es apto para todo tipo de pieles, incluso negras, aseguran. “Además, trabaja en pulsos cortos de 15 y 30 milisegundos, de modo que los resultados se obtienen en cuatro sesiones aproximadamente”, añaden.

El salón de belleza Sitara apuesta por la “Depilación Dinámica” o SHR, que combina la tecnología del láser con los beneficios de la luz parpadeante. “Es un nuevo sistema profesional, donde la sensación de dolor es prácticamente nula ya que el calor destinado a destruir el folículo piloso se emite de forma gradual y en movimiento, y trabaja con dos fuentes de frío que protegen la piel durante el proceso. Un método seguro, que garantiza el éxito de los fototipos del II al V, con tiempos muy pequeños por sesión”.

A pesar de todo lo dicho, las recomendaciones ideales para todos los casos (y métodos), son:

– Es preferible llegar a la depilación sin haberse expuesto al sol

– En caso de que se haya hecho, siempre con un elevado índice de protección solar antes.

No exponerse al sol después de la depilación hasta pasadaos 3 o 4 días, y si es una semana, mejor. Y siempre con un mínimo de SPF30.

– Y ojo: tampoco se deben utilizar productos autobronceadores previamente a la depilación porque el láser “reconoce” esa pigmentación como melanina.

 

* Este artículo mío salió publicado en ABC Salud del mes de junio 2017 y lo reproduzco en La Polvera para los que no leéis en el papel.

Compartir

ABC.es

La polvera © DIARIO ABC, S.L. 2017

La belleza está en el interior. Pero no toda. El aspecto externo hay que cuidarlo. ¿Quieres conocer lo último en cosméticos, dietas, maquillajes, peinados, depilación, intervenciones de estética....? La respuesta la vas a encontrar asomándote a esta Polvera.Más sobre «La polvera»

Etiquetas


Calendario de entradas
julio 2017
M T W T F S S
« Jun    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31