Hilos “mágicos” que levantan desde los pómulos hasta los glúteos

Hilos “mágicos” que levantan desde los pómulos hasta los glúteos

Publicado por el feb 22, 2014

Compartir

Hilos mágicos, hilos reabsorbibles, hilos de oro… La fiebre de estas hebras que “cuelgan” los tejidos “descolgados” se ha desatado. Pero ni son de oro, ni todo reluce. La duración de las puntadas de unos y otros marca la diferencia.

Hay hilos de polidioxanona que “levantan” la piel durante un año; otros de ácido poliláctico que se “anclan” dentro del tejido, manteniendo su efecto 24 meses; los de silicona consiguen una reestructuración del contorno facial durante 5 años; y los de polipileno son permanentes.

En ningún caso son de oro (se colocaban hace años y, con el tiempo,  se vio que ocasionaban problemas de rechazo del organismo). Y, si. Pueden ser mágicos. Pero la magia está, sobre todo, en la mano de quién los coloca.

¿Sigue la confusión? En estas líneas voy a intentar esclarecer este embrollo. Pasen y lean

 

1. Hilos de polidioxanona (PDO): los más sencillos de colocar y con una duración de un año.

- Para quién: para mujeres mayores de 35 años que quieren mantener la firmeza. No levanta zonas ya descolgadas.

- El material: son hebras de distintos grosores, pero todas similares a la finura de un pelo, fabricadas de un material compatible, antimicrobiano y reabsorbible (lleva años utilizándose para sutura cardíaca), que no produce rechazo ni alergias.

- El proceso: consiste en tejer un entramado de hilos cruzados a nivel hipodérmico, que sujeten la piel, explica la doctora Elena Fernández de la Clínica Ortega y Gasset. Tienen dos efectos: uno inmediato de tensión, y otro, a largo plazo, de estimulación del colágeno. “El hilo va montado en una aguja que dirige la colocación. Una vez introducida la aguja, ésta se extrae y en su lugar queda el hilo implantado.

- Zonas: para elevar los pómulos y el óvalo facial, Se están empezando a utilizar en cara interna de brazos, de muslos y rodillas. Según la doctora Amaya San Gil los resultados más sorprendentes los está viendo en el cuello. Y la doctora Fernández afirma que aprecia mejores resultados en piernas que en brazos, colocando los hilos en aspas, “como la espina del pescado”. El número de hilos dependerá de la zona. En una piernas 30 (15 en cada una), el cuello 20, en cada lado de la cara 4 y en la cola de la ceja, 2 pequeños. “En este último caso se utilizan hilos del calibre más fino y de solo 2 cms. para tirar de la ceja y levantar el párpado”, asegura San Gil.

- La duración: la “red” de colágeno y fibroblastos se va formando y estará en su momento álgido a las 12 semanas. Y aunque los hilos se reabsorben en 6 meses, ese nuevo tejido creado puede durar hasta un año.

- Pros: son los más fáciles de colocar (y los menos “agresivos” para el paciente), sin sangrado, cicatrices, anestesia o suturas.

- Contras: su efecto es el menos duradero.

- Precio y dónde: desde 300€ (brazos, cuello..) a 800-1000 € (las dos piernas).  Clínicas Mato Ansorena, Vallehermoso, Armstrong Internacional, Menorca, Mira+Cueto, Ángel Juárez; Doctoras María Dávalos, Ana Vila-JoyaAmaya San Gil, Elvira Ródenas, Elena Fernández y Maria José Barba; y centros médico-estéticos The Beauty Concept, Hedonai, Montserrat Quirós, Tacha, Carmen Montalbán y Maribel Yébenes

 

Unknown-2

 

2. Hilos de ácido poliláctico: dos años de duración 

- Para quién: pacientes con flacidez media que quieren un rejuvenecimiento sin cirugía, temporal y entienden que el resultado es menor que el de un lifting, .

- El material: el ácido poliláctico “Silhouette-Soft” es reabsorbible, con eficacia demostrada para generar colágeno en nuestra piel.

- El proceso: incorporan  unos conos que  se “anclan” dentro de la parte más profunda de la piel, permitiendo tensar y levantar la piel de una forma más visible que los anteriores. El hilo se introduce por una incisión del tamaño de un punto, y se extrae por dos lugares, también puntiformes, en distintas zonas según el lugar a tratar. Los conos se introducen con suavidad para posteriormente realizar la tracción de la piel por encima. “Somos capaces de estirar de la piel hacia arriba, y con el paso de los meses, se produce una sustitución de los hilos (que se disuelven con el tiempo) por fibras de colágeno”, explica el cirujano plástico Luis Landín, del Grupo de Dermatología Pedro Jaén. “Según nuestra propia experiencia cuantos más hilos se coloquen, mejor y más duradero es el resultado”, añade este especialista.

- Zonas: en opinión del dermatólogo Luis Ríos, del Grupo de Dermatología Pedro Jaén, “las mejores zonas a tratar son el ovalo de la cara y las mejillas, mientras que los resultados en el cuello pueden ser más limitados y menos duraderos”.

- La duración: se reabsorben a los 24 meses, pero para entonces la producción natural de colágeno que han generado hace que el efecto se mantenga unos meses más.

- Pros: aunque el proceso es un poco más agresivo que el anterior, el resultado se mantiene el doble de tiempo (2 años)

- Contras: se requiere anestesia local. Después de colocar los hilos es necesario evitar movimientos bruscos de la cara, como por ejemplo una masticación excesiva, para lograr que se forme una cicatriz interna que ayude a mantener el efecto.

- Pecio y dónde: desde 500 € en Grupo dermatológico Pedro Jaén

Hilos mágicos La Polvera  2

 

3. Hilos Spring: hasta 6 años

- Para quién: casos de flacidez moderada que no quieren pasar por el quirófano pero tampoco hacerse repasos cada año.

- El material: son de silicona, elásticos, su colocación es muy fácil y no requiere anclado o punto de sujeción.

- El proceso: se suelen introducir unos 4 hilos para reestructurar el contorno facial y el tratamiento se realiza con anestesia local. La recuperación oscila entre los 5 y 15. Y si el resultado es insuficiente o insatisfactorio, permite la corrección durante los 8 días posteriores a su colocación.

- Zonas: glúteos grandes y fláccidos o mujeres de más de 50 años con buen cuerpo que sólo necesitan una pequeña tensión.

- Contras: “Un músculo muy flácido y sin poder de contracción no es un buen candidato; por el contrario, si se logra la contracción y se eleva sin deformarlo, la intervención tendrá un buen resultado”, explican en la clínica Planas.

- La duración:  entre 3 y 6 años.

- Precio y dónde: 2.000 € aproximadamente en Clínica Planas Barcelona y Planas Day de Madrid

 

Hilos mágicos La Polvera

 

4. Hilos rusos: permanentes

- Para quién: pacientes que quieren resultados inmediatos y duraderos, que no temen a los materiales “ajenos” dentro de la piel ni a las incisiones.

- El material: son de polipropileno o poliamida, no reabsorbibles, pero demostradamente seguros y aplicados desde hace más de 20 años en distintas especialidades quirúrgicas.

- El proceso: se realizan unas pequeñas incisiones la parte anterior y posterior del lóbulo de la oreja y en las sienes (disimulados con el crecimiento del pelo) o en la boca por su parte interna. A través de estos pequeños cortes se insertan los hilos de diferentes largos según la zona a elevar, con ayuda de agujas especiales. Se fijan en la piel y se tensan hasta lograr devolver la piel flácida a su sitio natural.

- Zonas: se utilizan para flaccidez de cara, caída de la cola de la ceja o del parpado superior, surco nasogeniano, papada, levantamiento de glúteos y mamas.

- Pros: si no gusta el resultado se pueden extraer.

- Contras: la técnica de ‘implantación’ es más quirúrgica y periódicamente hay que asistir al especialista para comprobar la evolución y si es necesario, volver a tensarlos. Se requiere anestesia local.

- Precio y dónde: desde 1.800 € en el Instituto Médico Láser

hilos tensores La Polvera

 

¿Voces en contra? “Son útiles para redefinir estructuras, como el borde mandibular, o recoger la papada pero no producen foto-rejuvenecimiento, ni actúan sobre las bandeletas del cuello a un nivel más profundo”, indica el Dr. Manuel Ángel Rodríguez Prieto, Jefe Servicio Dermatología Hospital de León y miembro de la AEDV.   Para el Dr. Gustavo Sordo los hilos reabsorbibles “no solucionan el exceso de piel, la duración del efecto es breve y poco resolutiva,  y a menudo no se reabsorben del todo. Y cuando si lo hacen, suele volver a descolgarse la cara una vez se ha digerido el hilo”.  En cuanto a las hebras permanentes, “se extruyen (salen al aire por la piel) con bastante frecuencia y actúan como un cuerpo extraño permanente metido en la cara”. En general “la idea de dejar algo permanente en la cara (hilos, rellenos, etc) no es muy aconsejable”, afirma este cirujano plástico. “Además cuando el paciente deja de estar satisfecho, acude a un cirujano plástico para un lifting. Y hacerlo con el hilo metido en la cara eleva considerablemente el nivel de dificultad de la intervención y empeora el resultado posible”.

 

PD: Este tema lo publiqué la semana pasada en ABC de Salud, pero somos sé que muchos de vosotros no leéis el papel…

Compartir

ABC.es

La polvera © DIARIO ABC, S.L. 2014

La belleza está en el interior. Pero no toda. El aspecto externo hay que cuidarlo. ¿Quieres conocer lo último en cosméticos, dietas, maquillajes, peinados, depilación, intervenciones de estética....? La respuesta la vas a encontrar asomándote a esta Polvera.Más sobre «La polvera»

Etiquetas


Calendario de entradas
mayo 2017
L M X J V S D
« abr    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031