La generación sandwich

La generación sandwich

Publicado por el Jul23,2016

Compartir

Los estudiosos del marketing inventaron lo de las generaciones Baby boomers, X, Y, Z para identificar nuestros gustos y tendencias en función del grupo de edad y la época que nos ha tocado vivir a cada uno. Según esta clasificación yo pertenezco a la generación X (juventud en los años 80), tengo una hija en la Y (millennials) y otra en la Z (puros nativos digitales).

Pero fuera del rollo marketing y más pensando en la visión del mundo que comparto con las personas de mi entorno, yo me considero perteneciente a la “generación sandwich”. Se trata de hombres y mujeres que, habiendo sido padres entorno a los 35 años (mientras que nuestros padres lo fueron antes de los 30), nos tenemos que ocupar ya de los achaques de nuestros mayores mientras los hijos adolescentes aún nos dan quebraderos de cabeza.

Paradójicamente, llevamos escrita la herencia de austeridad que nos dejaron unos padres educados en la escasez de la posguerra e intentamos satisfacer el derroche de nuestros hijos. Vimos a nuestros padres comer primero las frutas estropeadas del cesto para que nada fuera a la basura (incluso besar el mendrugo de pan sobrante) y sorprendemos a nuestros hijos eligiendo cuidadosamente las mejores cerezas porque saben que lo que nadie quiera será desechado sin remilgos.

Ayudamos a nuestros padres septuagenarios a navegar en internet o hacer uso del whatsapp, mientras que nuestros hijos son tan digitales que ni siquiera saben lo que son las particiones C y D del disco del ordenador, ni el significado de la palabra formatear.

Nos educaron unas madres ataviadas con esos pocos vestidos que ellas mismas se cosían y que sufrieron la represión de unas imposiciones morales más allá de lo razonable, pero tenemos que educar a unas hijas para quienes el sexo y la pareja es algo tan trivial y pasajero como los trapos que se compran por decenas en las tiendas low cost.

Intentamos salvar el abismo generacional entre la forma de vida de nuestros progenitores (que  marcó nuestra infancia) y las nuevas costumbres de una generación, la de nuestros hijos, a la que más allá de esforzarnos en entender, parece que incluso queremos imitar.

No es fácil ser el jamón del sándwich.

Compartir

ABC.es

Tareas pendientes © DIARIO ABC, S.L. 2016

Puede parecer que las mujeres no encajamos en un mundo laboral que ha sido diseñado por ellos. En realidad, todos somos culpables de seguir los patrones establecidos, empezando por nosotras.Más sobre «Tareas pendientes»

Categorías
Etiquetas
julio 2016
M T W T F S S
« Jun   Aug »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031
Categorías