Si pagas cacahuetes, tendrás monos

Si pagas cacahuetes, tendrás monos

Publicado por el may16,2016

Compartir

Hace unos días me reencontré en un evento tecnológico con José, a quien años atrás tuve como jefe en una empresa de consultoría nacional cuando yo rondaba los treinta. José es de la categoría de jefes cinco estrellas: trabajador incansable, brillante, motivador, siempre de buen humor y con una palabra amable para cada componente de su equipo (al  verme me dijo “estás igual”, que es lo mejor que se puede decir a una mujer veinte años después).

José, o Pepe como le llamábamos entonces, dirige con acierto y solidez la organización informática, procesos y operaciones de una entidad financiera. Durante la pausa del café comentamos sobre la presión cada vez mayor que grandes compañías y en especial algunos bancos ejercen sobre sus proveedores habituales para que reduzcan al máximo sus tarifas bajo la amenaza continua de “salir de la foto”. El subasteo de proyectos al menor precio supone una continuada reducción de márgenes empresariales de las companies de servicios informáticos que a largo plazo afecta a su capacidad de inversión en innovación y talento.

Otra práctica habitual es el abuso de la modalidad de Asistencia Técnica, que puede atar a buenos técnicos durante más de quince años haciendo lo mismo, sin evolución profesional ni tecnológica y sin vínculo laboral alguno con la entidad, lo que permite a ésta desecharlos como un kleenex usado cuando un día dejan de servir para sus fines. El estancamiento de estos profesionales, unido al total desarraigo respecto a la empresa de servicios que ha pagado su nómina durante tantos años hace que sean carne de ERE o de baja incentivada.

Con su buen juicio habitual, Pepe descarta esas prácticas en su organización. Su banco no es de los grandes y opera en un mercado localizado regionalmente. Quizá porque no pueden permitirse obrar de otra forma, priman la innovación y la capacidad de sus proveedores tecnológicos frente al volumen. Buscan la especialización de las empresas de nicho, los mejores de cada clase, aunque ello les suponga más trabajo interno y en algunos casos mayor riesgo.

Dice un refrán anglosajón “if you pay peanuts, you get monkeys”. Vaya por delante que soy enemiga del derroche y creo que cada euro invertido en una compañía ha de ser justificado. Pero ni desde el punto de vista ético ni práctico, las grandes compañías pueden elegir el cortoplacismo y la cicatería en los recursos humanos que dan soporte a la evolución de sus sistemas y tecnologías, por el bien de nuestras empresas, nuestros trabajadores y el futuro común de la tecnología en España.

Compartir

ABC.es

Tareas pendientes © DIARIO ABC, S.L. 2016

Puede parecer que las mujeres no encajamos en un mundo laboral que ha sido diseñado por ellos. En realidad, todos somos culpables de seguir los patrones establecidos, empezando por nosotras.Más sobre «Tareas pendientes»

Categorías
Etiquetas
mayo 2016
L M X J V S D
« abr   jun »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  
Categorías