Alemania tiene el equipo, España lo busca

Alemania tiene el equipo, España lo busca

Publicado por el nov 18, 2014

Compartir

España y Alemania juegan en Vigo un amistoso en el que uno quiere aclarar dudas y el otro consolidar certezas. Los dos últimos campeones del mundo se enfrentan con los papeles intercambiados respecto a la última vez. El 7 de julio de 2010, glorioso San Fermín y San Puyol, España le dio un repaso memorable a los alemanes de Joachim Low en la semifinal del Mundial de Sudáfrica. Entonces España era el modelo a imitar por el resto del mundo.  También por Alemania, que era quien más se le acercaba y al que, todos coincidían, le faltaba madurez. Cocerse a fuego lento para ser rey y no príncipe, que queda muy bien en las películas pero que en la vida real no deja de ser un aspirante al trono, y mola menos que mandar. Cuatro años después, el Mundial de Brasil escenificó ese traspaso de poderes. Ahora Alemania es el que reina y España el que busca imitarle.

Gustos aparte, lo que no se puede negar es que ambas campeonas compartían algo: su columna vertebral era la de un club. En el caso español, el Barça; en el de Alemania, el Bayern. La España que gana en la prórroga a Holanda sale con seis del Barça: Piqué, Puyol, Busquets, Xavi, Iniesta y Pedro. Salvo este último, que solo fue titular en las semis y en la final, el resto eran claves en el 4-2-3-1 que dispuso Del Bosque durante todo el torneo. Aquel Barça era el “made in Guardiola” que hizo historia con el sextete en 2009 y que en 2011 ganaría otra vez la Champions. Al Mundial de Sudáfrica fue un séptimo futbolista blaugrana, Victor Valdés, suplente de Casillas. El Real Madrid también tenía una buena cuota en aquella selección con Iker, Sergio Ramos, Xabi Alonso, Arbeloa y Albiol, aunque solo los tres primeros eran titulares. El resto del once campeón lo completaban Capdevila, del Villarreal, y Villa, de un Valencia que aportaba a Silva (fue titular en el estreno ante Suiza y pagó los platos rotos de la derrota), Mata y Marchena.

Mientras el once ideal de la Alemania campeona este verano en Brasil tenía a seis intocables del Bayern: Neuer, Lahm, Boateng, Schweinsteiger, Kroos y Müller. El séptimo jugador que los de Múnich dieron a la “Mannschaft” fue Mario Götze, uno de los cambios habituales y que de hecho fue el que en el minuto 113 de la prórroga ante Argentina dio la cuarta estrella a Alemania. Salvo Götze, los otros seis ya estaban en el Bayern campeón de todo en 2013. En la selección alemana, al Borussia de Dortmund le tocaba representar el papel del Madrid en la España campeona. Y digo «le tocaba» porque tres posibles titulares como Reus, Gundogan y Schmelzer se perdieron el Mundial por lesión. Sin ellos, solo Hummels representó en el once alemán a los de Dortmund. El equipo titular de la final lo completaron Howedes, del  Schalke 04; Kramer, del Mönchengladbach (Khedira se lesionó en el calentamiento); Özil, del Arsenal; y Klose, de la Lazio.

De los cuatro Mundiales que tiene Alemania, en tres de ellos su base era la de un mismo club. En 1954, Sepp Herberger jugó la tarde del milagro de Berna ante Hungría con cinco del Kaiserlautern: Kohlmeyer, Liebrich, el capitán Fritz Walter, Eckel y Ottmar Walter. El Kaiserlautern era el mejor equipo de la época en la Alemanis Occidental. Había ganado el campeonato en 1951 y 1953, y sería subcampeón en 1954 y 1955. En 1974, Helmut Schön alineaba a seis futbolistas del Bayern de las tres Copas de Europa seguidas (del 74 al 76) en la final del Mundial ante Holanda: Sepp Maier, Schawarzenbeck, Beckenbauer, Breitner, Hoeness y Gerd Müller. Solo en 1990 en la Alemania campeona no jugaban más de tres futbolistas del mismo club. Hay una razón que lo explica: eran los mejores años del Calcio. En el campeonato italiano jugaban los mejores futbolistas del mundo, incluidos los alemanes. En el once inicial que gana la final a la Argentina de Maradona hay cinco jugadores que residen en Italia: Brehme, Matthäus y Klinsmann en el Inter; Berthold y Rudi Völler en la Roma.

Los italianos son otra de las selecciones que han hecho de un club (o de dos) la base de su éxito en tres de sus cuatro títulos mundiales. La «squadra» que gana el de 1934 tiene a cinco futbolistas de la Juventus que se lleva todos los «scudettos» entre 1932 y 1935. Está el portero Combi; los medios Bertolini, Ferrari y Monti; y el delantero Orsi. En el Mundial de 1982, Italia logra el Mundial de «Naranjito» con otros cinco de la Juve en el once: Dino Zoff, Gentile, Scirea, Cabrini y Tardelli. Después del torneo, al equipo de Turín se uniría el ídolo de ese Mundial (seis goles mediante), Paolo Rossi. Con él, la Juve sería finalista de la Copa de Europa en 1983 y campeona dos años después. En 2006, la «azzurra» tiene entre dos y tres columnas vertebrales. Está la Juve con Buffon, Zambrotta, Cannavaro, Camoranesi y Del Piero de revulsivo. Está el Milán con Nesta (era titular pero se perdió los partidos decisivos por lesión y entró Materazzi), Pirlo y Gattuso. Y está la Roma con Totti, Perrotta y un De Rossi que también gozó de muchos minutos.

Hasta ahora se ha pasado por alto un factor clave para entender por qué España, Alemania o Italia construyeron selecciones ganadoras a partir de un club fuerte. Este es: sus ligas son las más potentes del planeta y lo posibilitan. Algo que, por ejemplo, no podría ocurrir en Brasil o Argentina. Bien es cierto que Pelé ganó tres Mundiales jugando en el Santos, pero ¿alguien se imagina hoy a un Messi siendo el mejor del mundo desde Newell’s? Es una obviedad que la «canarinha» y la «albiceleste» están llenas de nombres que tuvieron que salir del campeonato de su país porque se les quedaba pequeño. Como parece una obviedad que este hecho no les resta opciones para pelear el Mundial. Y como lo es que el núcleo de esta España no es el de un solo club. Podría repetir el Barça… pero se le fueron Thiago y Cesc. Podría tomar el mando el Madrid… pero dejó escapar a Callejón y Morata. El Atleti de Juanfran, Koke y Raúl García sería una posible opción… si Diego Costa no se hubiese ido a Londres. Y hasta el Valencia tiene opciones si Paco Alcácer sigue haciendo goles… con Rodrigo y Negredo en la recámara… y Gayá y Parejo como futuribles.

Compartir

ABC.es

Speaker Corner © DIARIO ABC, S.L. 2014

Porque el fútbol no solo es Madrid y Barça, y España no es el ombligo del mundo, aunque a veces lo parezca. En «Speaker Corner» se da voz a la Premier, la Bundesliga, el Calcio y otras historias del balón que difícilmente verás en el telediario o la tertulia de turnoMás sobre «Speaker Corner»

Categorías
Etiquetas
noviembre 2014
L M X J V S D
« oct   dic »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930