Tony Adams: derrota y victoria del capitán de Inglaterra

Tony Adams: derrota y victoria del capitán de Inglaterra

Publicado por el oct 10, 2014

Compartir

“¿Alguna vez has jugado un partido de fútbol borracho? Sí. Me acuerdo de un par de partidos. Uno fue contra el Sheffield United. Me emborraché. Me levanté y seguía borracho. Yo creo que en ese momento no podía estar sobrio porque mi única solución era beber otra vez. Era mi solución y mi problema al mismo tiempo. Así que volví a beber. Y si no lo hubiera hecho no habría podido jugar ese partido”. Tony Adams cumple hoy 48 años. Su historia es de las que mejor representa la lucha y la superación por parte de los deportistas de élite ante la adicción al alcohol. “Mr. Arsenal”, como se le conocía por ser emblema del equipo inglés, es hoy un hombre libre. Curado. Porque la adicción al alcohol lo encadenó y hundió hasta lo más profundo. Así fue como se salvó el capitán de Inglaterra.

Tony Adams es Arsenal en estado puro. Debutó con el primer equipo el 5 de noviembre de 1983. Tenía 17 años.  Pero fue en 1986 cuando su vida recibe a uno de los hombres más importantes de su carrera: George Graham. Con la llegada del escocés al banquillo de los “artilleros” Adams ganó protagonismo. Pasó a ser el líder de un equipo que tenía en su línea defensiva uno de sus mejores valores. Tony era el líder de una zaga, el “famous four que se podía recitar de memoria por cualquier aficionado al fútbol:  Dixon-Winterburn-Bould-Adams. En 1988 se convirtió con 21 años en capitán del equipo. No había otro líder. Era “Mr. Arsenal”.

En un documental de la serie “Premier League Legends” varios compañeros destacan como esa posición de liderazgo en el campo se trasladaba a la relación tanto con el entrenador. Es el mítico portero inglés David Seaman quien se encargaba de sacar a la luz todas esas entrañas del vestuario: “Si George quería algo de la plantilla iba directo a Tony y luego hablaba con el resto“. Este trato diferenciado, preferente, se trasladaba también a la relación con los altos estamentos del club: “Cuando llegaba la época de renovaciones de contratos te llamaban y te decían lo que le había firmado Tony y lo que había para ti. Nadie podía superarle porque era el capitán”. Cuenta también Seaman que en una ocasión reclamó una mejora de contrato que superaba lo firmado con el capitán. Accedieron. Al día siguiente Seaman supo el motivo. “Llegó Tony al entrenamiento y me saludó y me contó que le habían mejorado el contrato solo porque yo había perdido más dinero”.

Pero después de haber ganado la First Division en las temporadas 88/89 y 90/91, la instauración del formato Premier League y la explosión definitiva del Manchester United condenaron al equipo entrenado por Graham a años sin triunfos, una sequía solo aliviada con la FA Cup de la temporada 92/93. Fueron los tiempos en los que el propio Tony Adams reconoce en su autobiografía “Addicted”: “Había una cultura de la bebida en ese momento(…) Era común que los equipos fueran a tomar algo después de los partidos”. Algo impensable de manera generalizada en el fútbol actual. Ya por aquel entonces Adams protagonizó sus primeros incidentes. Discusiones de pub, tasas positivas de alcoholemia al volante… Esto último provocó su ingreso en prisión, con una condena de cuatro meses, aunque fue puesto en libertad a los 57 días por empotrar su coche superando ostensiblemente la tasa de alcoholemia.

Que Tony Adams tenía un problema con la bebida era ya entonces evidente. Pero unas costumbres que en nada tienen que ver con las de la actualidad y un rendimiento en el campo que se mantuvo sorprendentemente estable alejaron el estigma.  No era un problema, era simplemente un jugador que bebía, como tantos otros. Pero hubo un momento en que todo se precipitó. Unos meses que le llevaron a reconocer públicamente que se trataba de algo más que unas copas más o menos habituales. “Está bien que los adictos reconozcamos que lo somos”.

En febrero de 1995 George Graham deja de ser entrenador del Arsenal. En el verano de aquel año Bruce Rioch toma las riendas del equipo, pero el equipo no mejora y el feeling con el entrenador es escaso. Son los peores momentos de Tony Adams. Así lo relata un compañero de la plantilla: “Se emborrachaba mucho. Cuando venía al entrenamiento era como una liberación. Porque era el único momento en que no bebía”. En su autobiografía Adams relata como llegó a entrenarse embutido en bolsas de basura bajo el chandal, para eliminar así con más rapidez a través del sudor. El mismo confiesa la frustración de aquellos tiempos. La lucha contra un enemigo que lo superó: “El entrenador se había ido. El pupilo se volvió loco. Muchas veces era una verdadera lucha saltar al campo. Era una parte de mi vida en que pasaba más tiempo en el pub que entrenando”.

Si las cosas ya pintaban mal una grave lesión de rodilla en enero de 1996 complicó la situación. Tony estaba solo. Su mujer había entrado en tratamiento, con problemas con las drogas, y sus hijos se marcharon a vivir con su suegra. “Mi situación personal era un desastre. Mi casa era una pocilga”. Sin el fútbol solo bebía y volvía a beber. “Me di cuenta de que no podía controlarlo. Era el capitán de Inglaterra y no podía controlarlo”. Pero el fútbol volvió para sacarlo del pozo… y volver a hundirlo rápidamente. La Eurocopa de 1996 se celebraba en Inglaterra. El sueño de levantar la copa de campeones en Wembley espoleó el ánimo de Adams. Pero el fracaso en la misión, los ingleses cayeron eliminados ante Alemania en semifinales, provocó una grave recaída. “Tras la Euro del 96 no había fútbol para distraerme”, confiesa Adams en Premier League Legends. “Bebí durante seis semanas. Me rendí”.

Pero como un Ave Fenix, o como las siete vidas de los gatos, Tony Adams volvió. “Tuve un momento espiritual. El 16 de agosto de 1996 me senté en un bar y me tomé una pinta de Guiness. El camarero me preguntó “¿Estás bien Tony?” Y empecé a llorar”. Sin todavía saberlo, aquel fue el comienzo de la recuperación, del tratamiento. Hizo pública su adicción y comenzó a seguir las terapias de alcohólicos anónimos.

Arsene Wenger llegó al club en plena recuperación. “Llevaba seis semanas sobrio. Me sentía bien. Empecé a coger confianza”. El francés Emmanuel Petit, uno de los talentos franceses que Wenger trajo al Arsenal recordaba esos días. “Wenger fue muy importante para él. Creo que el fútbol cambió su vida y además le salvó”. Los nuevos planteamientos físicos del técnico francés no solo estimularon la recuperación de Tony Adams, sino que recuperaron al Arsenal para el primer nivel. “Recuerdo a Tony en el vestuario siendo más capitán de lo que lo había sido nunca”, señala Lee Dixon, flamante lateral derecho del equipo entre 1988 y 2002. En la temporada 97/98 el Arsenal volvió ganó la Premier League por primera vez desde el cambio de formato. No ganaban la máxima competición inglesa desde la 90/91. El propio Adams marcó contra el Everton uno de los goles que dieron la victoria al Arsenal en el partido definitivo. “Sentí paz”, señalaba Adams. “Fue justo”, rubricaba el delantero Ian Wright. Ese gol valía más que un título. Valía una vida, la de Tony Adams. Estaba curado.

Una estatua suya preside hoy uno de los accesos al Emirates Stadium. Tras su retirada en 2002, alzando un nuevo título de la Premier League, se convirtió en leyenda. Pero la realidad es que ya en “vida” futbolística tuvo la comprensión, el respeto y el reconocimiento de todos. A Tony Adams se le recuerda como “El gran capitán”, “Mr. Arsenal” o, simplemente, “como el mejor capitán que el Arsenal ha tenido nunca”. Un líder. Un ejemplo de superación. “Ahora, cuando me pasa algo ya no tengo que correr al pub”.

Hoy, 10 de octubre de 2014, Tony Adams cumple 48 años. El documental “All or nothing” de Premier League Legends, que en España emitió Canal +, y su autobiografía “Addicted” son dos relatos conmovedores. Una historia de superación de esos jugadores que tanto nos gustan: los “one club men”.

 

Compartir

ABC.es

Speaker Corner © DIARIO ABC, S.L. 2014

Porque el fútbol no solo es Madrid y Barça, y España no es el ombligo del mundo, aunque a veces lo parezca. En «Speaker Corner» se da voz a la Premier, la Bundesliga, el Calcio y otras historias del balón que difícilmente verás en el telediario o la tertulia de turnoMás sobre «Speaker Corner»

Categorías
Etiquetas
octubre 2014
L M X J V S D
« sep   nov »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031