Diario de los Mundiales, 28 de junio: Salenko hace 5 goles en el último servicio del abuelo Milla

Diario de los Mundiales, 28 de junio: Salenko hace 5 goles en el último servicio del abuelo Milla

Publicado por el Jun 28, 2014

Compartir

Oleg Anatólievich Salenko y Roger Milla nunca han jugado la final del Mundial. Ni siquiera unas semis. Es más, para ser rigurosos, el partido en el que se cruzaron era prácticamente irrelevante. Rusia estaba eliminada del torneo y Camerún dependía de que un tercero ya clasificado, Brasil, goleara a Suecia. Una breva que no cayó. Sin embargo, aquel Rusia-Camerún dejó récords que aún hoy, 20 años después, perduran.

Nos vamos al 28 de junio de 1994. Al Mundial de Estados Unidos. Al estadio Stanford de San Francisco. Es la primera vez que Rusia acude a un campeonato con tal nombre tras la desintegración de la URSS. En la selección hay numerosos jugadores que en un futuro serán conocidos del fútbol español: Nikiforov, Onopko, Karpin, Lediakhov, Beschastnykh, Radchenko o Mostovoi. Su nueve es Salenko, 24 años, un delantero de segunda fila que juega en el Logroñés. No tiene ninguna virtud excepcional que haga pensar que va a ser una estrella. Eso sí, ha marcado 16 goles que permiten a los riojanos quedarse en Primera. Días antes del partido ante Camerún, se anuncia que le ha fichado el Valencia.

Al otro lado del campo, mejor dicho en el banquillo, está Roger Milla, el abuelo del Mundial. Su convocatoria es una cuestión de Estado. Literal. Paul Biya, el presidente del país (aún lo sigue siendo), le pidió que representara al país en Italia 1990 cuando ya estaba retirado. Aceptó y cuatro años después juega su tercer Mundial con 42 años. A Estados Unidos, obvio, acude muy lejos de su mejor nivel.

Milla ha hecho carrera en Francia, sobre todo en el Bastia, el Saint-Éttiene y el Montpellier. No es hasta el Mundial de Italia cuando impresiona al mundo. Con 38 años, sale desde el banquillo y revoluciona los partidos. Es una pantera, un depredador. Mete dos goles a Rumanía y otros dos a Colombia, en el partido del error garrafal de Higuita. Lleva a Camerún a cuartos de final y, aunque pierde con Inglaterra (3-2), Milla la vuelve a armar: provoca un penalti y da la asistencia del segundo gol de los africanos. Cada vez que marca, además, monta un show: se va al córner y baila como se baila en las bodas.

Cuatro años después de aquella sorpresa, ley de vida se impone. Su físico no es el mismo y ya no mete miedo. Sigue siendo suplente y en el Stanford de San Francisco ve desde el banquillo el inicio del Rusia-Camerún. Es un partido en el que Salenko juega con un imán, todos los rechaces le van a él. Así llega al cuarto de hora el 1-0, desde dentro del área. Camerún no se rinde y Omam-Biyik hace un genial recorte en la banda izquierda y la estrella en la escuadra contraria con un toque sutil. No entra de milagro. Lo paga Camerún. Al borde del descanso, la defensa africana se adelanta, el árbitro no pita fuera de juego y Salenko hace el 2-0 a puerta vacía. Y justo después, penalti y 3-0. No ha acabado el primer tiempo y el nuevo delantero del Valencia ha conseguido un hat-trick. En aquel momento, en la capital del Turia se debieron frotar las manos.

Al inicio de la segunda parte entra Roger Milla para jugar sus últimos 45 minutos en el fútbol de nivel. Y solo pasa uno cuando recibe en el área, aguanta la embestida de su marcador y la cruza. Gol del abuelo. Da igual que sea el 3-1 y Camerún aún pierda por dos goles. Milla se va al córner y se pone a bailar. Es el éxtasis. Poco después, Libiih fallaría el 3-2 a puerta vacía y ahí moriría Camerún. Salenko remataría su tarde con otros dos goles y Radchenko cerraría el 6-1 para Rusia. Al acabar el partido, los hombres-récords posarían sonrientes. Era su momento.

Tras el Mundial, Salenko no triunfó en el Valencia. Luego jugaría en Escocia, Turquía y Polonia (en la temporada 1999/2000 incluso pasó por el Córdoba, donde jugó tres partidos en Segunda, 109 minutos en total). Por su parte, Milla estaría dos años más en activo: hasta los 44, en la Premier indonesia. Pero aquello no dio la vuelta al mundo.

Compartir

ABC.es

Speaker Corner © DIARIO ABC, S.L. 2014

Porque el fútbol no solo es Madrid y Barça, y España no es el ombligo del mundo, aunque a veces lo parezca. En «Speaker Corner» se da voz a la Premier, la Bundesliga, el Calcio y otras historias del balón que difícilmente verás en el telediario o la tertulia de turnoMás sobre «Speaker Corner»

Categorías
Etiquetas
junio 2014
M T W T F S S
« May   Jul »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30