Diario de los Mundiales, 17 de junio: Garrincha construye la leyenda de Brasil

Diario de los Mundiales, 17 de junio: Garrincha construye la leyenda de Brasil

Publicado por el Jun 17, 2014

Compartir

Cuatro años después de ganar su primer Mundial en Suecia, Brasil llegaba al Mundial de Chile en 1962 como gran favorita. Con el objetivo de proclamarse bicampeones e igualar un registro que por aquel entonces solo atesoraban Italia y Uruguay.

La primera fase comenzó con muchas dificultades para Brasil, al menos en teoría, porque Pelé cayó lesionado y no pudo participar el resto del torneo. Surgía una complicación importante. Pero en ese contexto emergieron dos figuras que volverían a llevar a Brasil a la gloria. En primer lugar, Amarildo, el hombre que asumió la responsabilidad de suplir a Pelé en la delantera de la canarinha. Pero especialmente aquel fue el Mundial de Garrincha. Se destacó como el mejor jugador del torneo, volviendo locas a las defensas rivales.

La eliminación de Hungría y Yugoslavia antes de lo previsto dejó a Brasil sin rivales de peso. Fue aquel un Mundial cómodo para Brasil. No tuvo la magia de cuatro años antes, tampoco fue la maravilla futbolística que sería ocho años después el Mundial de México. La Historia recuerda ese Mundial como el torneo de Garrincha. El momento en el que sin Pelé a su lado asumió el rol del liderazgo y con eso bastó a Brasil para ser bicampeón.

Solo hubo un rival en todo el torneo que puso en apuro a Brasil. Checoslovaquia logró arrancarles un empate en la fase de grupos y logró plantar batalla en la final. De hecho, en el partido definitivo, fueron los europeos los que se adelantaron en el marcador. Cuando la final no llegaba todavía al primer cuarto de hora Masopust se internó entre la frágil defensa brasileña para batir a Gilmar con un certero disparo.

Aquel día Garrincha no marcaría gol, y la responsabilidad de la remontada recaería sobre las espaldas de Amarildo. El sustituto de Pelé empató el partido apenas dos minutos después de que se adelantaran los checoslovacos. A partir de ese momento, aunque Brasil dominó el encuentro las ocasiones no fueron excesivas. Reflejo perfecto de aquel Mundial, la final no fue tampoco un partido espectacular.

Brasil tuvo que esperar hasta el minuto 70 de partido para tomar ventaja en el marcador. Un cabezazo de Zito tras una gran jugada individual de Amarildo dejaba el partido prácticamente sentenciado. Y por si todavía quedaba alguna duda, a doce minutos del final Yayá empujó a placer un balón tras una enorme cantada del portero checoslovaco. Era como si todo y todos estuviesen de acuerdo en que Brasil tenía que ganar ese Mundial. Brasil ganó 3-1 y ya era bicampeona. Entre el Mundial del 58 y el extraordinario equipo del 70, éste del 62 aparece algo deslucido. Pero fue el Mundial en el que Brasil se consolidó como una gran potencia. Lo hizo sin Pelé. No hizo falta. Estaba Garrincha.

Compartir

ABC.es

Speaker Corner © DIARIO ABC, S.L. 2014

Porque el fútbol no solo es Madrid y Barça, y España no es el ombligo del mundo, aunque a veces lo parezca. En «Speaker Corner» se da voz a la Premier, la Bundesliga, el Calcio y otras historias del balón que difícilmente verás en el telediario o la tertulia de turnoMás sobre «Speaker Corner»

Categorías
Etiquetas
junio 2014
M T W T F S S
« May   Jul »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30