Diario de los Mundiales, 16 de junio: Una fecha horrible para España

Publicado por el jun 16, 2014

Compartir

El 16 de junio no trae buenos recuerdos a España. Dos de las grandes decepciones en la historia mundialista llegaron este día. En 1982, el debut de la Selección en su torneo, pues por primera vez (y única hasta la fecha) lo organizaba, acabó en un triste empate a uno ante Honduras, a la que se consideraba muy inferior. En 2010, el primer partido de España en el Mundial de Sudáfrica, al que partía de favorita por su victoria en la Eurocopa de 2008, se saldó con derrota ante Suiza por 0-1. A pesar de que fueron dos grandes palos, hay diferencias: la primera Selección jugó bloqueada todo el torneo, le pudo la presión; ante Suiza, sin embargo, hubo suerte 0 y la pelotita no quiso entrar. En ambos Mundiales, claro, los caminos fueron muy distintos…

Empecemos por 1982. Felipe González llega al Gobierno tras la victoria del PSOE en las elecciones, el Papa Juan Pablo II visita el país por primera vez y en la televisión sale a todas horas Naranjito. Es la mascota de nuestro Mundial. Del Mundial de España. En el ambiente está que hay muy buenos equipos, pero se confía en que la Selección llegará lejos. La primera fase es sencilla: Honduras, Yugoslavia e Irlanda del Norte. Las medidas de seguridad son impresionantes (un año antes había sido secuestrado Quini y ETA estaba fuerte) y la concentración exhaustiva: seis semanas en los Pirineos. Curiosamente, estas fueron dos de las razones que se expusieron después para explicar el fracaso.

En la previa del partido ante Honduras la victoria de los Santamaría’s boys (así los llama el ABC porque en 1981 se había ganado a Inglaterra en Wembley) se da por segura: «Este primer partido no debe constituir problema alguno para el equipo hispano, muy superior… en consecuencia, se espera la victoria española, una fácil victoria», se lee en ABC. En 2010, el diario Público hizo una entrevista a algunos de los hondureños que jugaron entonces. El portero Arzu contó una anécdota curiosa: «Recuerdo que en el túnel de vestuarios un reportero español me preguntó, crecido, sobre el resultado, sobre si iba a encajar muchos goles. Le dije que en el fútbol las sorpresas existen y así fue».

Aquel 16 de junio de 1982, José Emilio Santamaría puso a jugar en el Luis Casanova de Valencia y ante 45.000 confiados espectadores a Arconada, Camacho, Gordillo, Tendillo, Alexanko, Perico Alonso, Joaquín, Zamora, Juanito, Satrústegui y López Ufarte. Enseguida, a los siete minutos, las cosas se torcieron con el gol de «Pecho de Águila» Zelaya. En el primer tiempo, España no tiró entre los tres palos. Al descanso, dos cambios: Saura y Tente Sánchez por Joaquín y Juanito. Perico Alonso tuvo dos claras, pero ojo que Betancourt, el 9 hondureño, estuvo a punto de hacer el 0-2… y a la mitad del segundo acto, penalti y gol de López Ufarte. Por fin había llegado el 1-1. Ese sería el marcador final. ABC, en su portada del día siguiente, fue muy claro. «La selección española no convenció» era el titular de una información ilustrada con una foto en la que Camacho clava los tacos en la rodilla a Bulnez. En el resto del torneo, ya se sabe, España no mejoró.

En 2010, el contexto era muy diferente. La Selección era la favorita número 1 por su ya mencionado triunfo en la Eurocopa. La derrota en las semifinales de la Copa Confederaciones de 2009 ante EEUU se consideraba un accidente, pues aquello fue el único tropiezo en varios años. España y Suiza son los últimos equipos en debutar. Los otros dos del grupo tampoco son cocos: Chile y Honduras. Así que se espera un paseo en la primera fase. El 16 de junio de 2010, Vicente Del Bosque puso a jugar a Casillas, Sergio Ramos, Piqué, Puyol, Capdevila, Busquets, Xabi Alonso, Iniesta, Xavi, Silva y Villa. España salió bien. En la primera parte, Piqué y Villa remataron solos ante Benaglio. De hecho, hizo un partido notable, pues tras el 0-1 la entrada de Torres y Jesús Navas metó otra velocidad al equipo y hubo ocasiones muy claras. Como la de Xabi Alonso, que estrelló el balón en un larguero que aún se debe estar moviendo. Pero, claro, el gol no llegó y en una jugada de carambola a Gelson Fernandes, un futbolista nacido en Cabo Verde, le vino a visitar la Virgen.

A pesar del buen juego, a la Selección le dieron hostias por todos lados. «¿La España de siempre?» fue, por ejemplo, el titular de Marca. Se cuestionó la apuesta de Del Bosque por el doble mediocentro Alonso-Busquets, en especial a este último. Incluso el anterior seleccionador, Luis Aragonés, dijo que «faltó convencimiento para ir a por el partido y yo quizá hubiese salido con un solo medio». En fin, que la derrota provocó un alboroto y todo el mundo ya afilaba navajas para cortar cabezas en cuanto nos eliminasen. Pero aquel era el Mundial de España y dio igual que hasta entonces nadie hubiera ganado el torneo tras perder el primer partido. La Selección rompería la estadística. 

Compartir

ABC.es

Speaker Corner © DIARIO ABC, S.L. 2014

Porque el fútbol no solo es Madrid y Barça, y España no es el ombligo del mundo, aunque a veces lo parezca. En «Speaker Corner» se da voz a la Premier, la Bundesliga, el Calcio y otras historias del balón que difícilmente verás en el telediario o la tertulia de turnoMás sobre «Speaker Corner»

Categorías
Etiquetas
junio 2014
L M X J V S D
« may   jul »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30