Avishai Cohen, EL CONTRABAJO

Avishai Cohen, EL CONTRABAJO

Publicado por el abr 7, 2014

Compartir

Así, sin más florituras. Nada de titulares pomposos. Eso es ahora mismo Avishai Cohen (al menos para mí) en el panorama musical actual: EL CONTRABAJO. Con mayúsculas. Un músico joven e irrepetible que, partiendo del jazz, ha sabido construir un mundo capaz de conmover, sorprender y emocionar a, incluso, una piedra. Si no te lo crees, no tienes más que ir a verlo esta noche al Teatro Lara de Madrid, en otro de los magníficos conciertos que está organizando el VII Ciclo 1906 de jazz, y que hace unos días ya nos trajo a Madrid a otro genio como Brad Mehldau.

Como en aquel gran relato de Patrick Süskind de igual título («El contrabajo», 1981), todo en la vida de este músico, compositor, cantante y arreglista de 43 años ha sido un continuo diálogo con su contrabajo, a veces anárquico, en el que su instrumento ha sido el epicentro de todo, la causa y efecto de cada una de las cosas que le han ocurrido desde que con 14 años decidiera cambiar, en su pequeño pueblo del norte de Israel, el piano por el bajo eléctrico, después de escuchar una grabación de Jaco Pastorius.

Aquello le cambió la vida y se convirtió en una obsesión. Aprovechó el exhaustivo y largo servicio militar israelí para tocar en la banda del ejército. Luego fue aceptado para recibir clases de Michael Klinghoffer, el contrabajista principal de la Orquesta Sinfónica de Israel, con el que ya empezó a demostrar un talento especial. Y cuando parecía tener encauzada su carrera como músico y comenzaba a gozar de respeto en la escena de su país, decidió dar un cambio drástico a su vida y marcharse con su instrumento a Nueva York, donde era un completo desconocido.

El objetivo no era otro que entrar en contacto y aprender de otros músicos de jazz, estar cerca de los ídolos a los que había escuchado en sus casetes. En la Gran Manzana, Cohen dio clases en The New School for Music mientras trabajaba en la construcción y tocaba en el metro y las calles para ganarse el sustento, hasta que, en una esquina, fue descubierto por Danilo Pérez y, tras tocar en algunos pequeños clubes, recibió una llamada el mismísimo Chick Corea para formar parte de su sexteto.

Como si de un sueño se tratara, la trayectoria del contrabajista israelí daba otro giro radical y pasaba a tocar con los más grandes del jazz mundial, obteniendo, además, su primer contrato de grabación. La confianza en sí mismo y la perseverancia que había demostrado daban sus frutos de repente.

Avishai-Cohen-2Desde entonces, allá por 1996, Cohen ha montado varios tríos, grabado 14 discos (el último «Almah») y acompañado, grabado y actuado con, además de Corea y Pérez, músicos de la talla de Bobby McFerrin, Roy Hargrove, Herbie Hancock, Kurt Rosenwinkel, Nnenna Freelon, Paquito D’Rivera, Alicia Keys, la Orquesta Filarmónica de Londres o Paco de Lucía («tocar con él fue una experiencia que recordaré toda mi vida, como algo que no pasa todos los días»).

Hoy ya no hay duda. A sus 43 años, Avishai Cohen puede ser considerado, sin miedo a arriesgarme, en el mejor contrabajista del mundo. Y si no, al menos en el más especial. Capaz de absorber todo lo que cae en sus manos, desde el flamenco hasta la música sefardí que mamó de pequeño y hacer con ello algo único. Como escribió hace ya dos años en su blog de «El País» Javier Limón (y su voz es, obviamente, de más autoridad que la mía en todo lo que tenga que ver con música): «Se ha convertido en la primer figura del contrabajo mundial, un referente para todo buen músico. Y, además, es un showman tremendo».

Yo ando ya un tiempo obsesionado con él. Discos como «At home», «Continuo», «Lyla» o «Seven Seas» me traen literalmente de cabeza. Y si me pongo sus conciertos en Youtube, la impresión que me causa es mucho mayor. A veces, ni me percato de que estoy escuchando temas como «Remembering» o «Ani Maamin» en bucle. Escuchad el vídeo que arriba os he dejado. Si no os emociona… id al médico.

Avishai Cohen Trio
Teatro Lara (Madrid). Lunes 17 Marzo / 21.00 horas

Avishai Cohen: Contrabajo y voz
Nitai Hershkovits: Piano
Daniel Dor: Batería

Compartir

ABC.es

Un poco de silencio, por favor… © DIARIO ABC, S.L. 2014

Sólo de pensar en las etiquetas me canso: post rock, post punk, power pop, emocore, slowcore, nü jazz, neofolk, indie, britpop, trip hop, new wave, lo-fi, math rock, kraut-rock, speed metal… ¿Pero a alguien le importan? A este blog, por lo menos, no. Más sobre «Un poco de silencio, por favor...»

Categorías
Etiquetas
Calendario
abril 2014
L M X J V S D
« mar   may »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  
Twitter