10 sugerencias para amar y cortejar a tu pareja al ritmo de “Despacito”.

10 sugerencias para amar y cortejar a tu pareja al ritmo de “Despacito”.

Publicado por el 03/08/2017

Compartir

Despacito” está siendo el tema del año, no hay local nocturno que se permita excluirla de sus playlists habituales. Este hit ha alcanzado ya más de 2000 millones de visitas en Youtube y Justin Bieber ha versionado la canción.

El reggaetón ha sido criticado en muchas ocasiones por la falta de elegancia en sus letras, el trato despectivo a la mujer o la carencia de sentido en su contenido. Sin embargo, Despacito puede ser más que todo eso si te lo propones y te dejas sugerir una serie de ideas sobre el amor y el cortejo en su letra:

 

1)  “Sí, sabes que ya llevo un rato mirándote” : En la vida real toda relación comienza siempre a través de los sentidos. La vista, la mirada, una primera toma de contacto con el ser humano, que en ocasiones puede llegar a tener un gran peso emocional. El encuentro de las miradas de los que se aman es un potente estimulante y una vía para el cortejo y la comunicación. En el calentamiento previo, la visión del cuerpo de la otra persona, el dejarse mirar, mirarse a los ojos, etc. Ayudará a ir entonándose. También te puede ayudar hablar con tu pareja si prefiere tener la luz encendida, apagada o preparar un ambiente tenue con luces indirectas o cubriendo las lámparas con telas, puede bastar un pareo o algo similar.

 

2) “Deja que te diga cosas al oído”: Si seguimos con los sentidos, ¿Quién no se ha enamorado alguna vez por el oído? No sólo la voz en sí, el tono suave, sino también el contenido de lo que se dice. Qué importante es para las personas el sentirse halagado, disfrutar de una buena conversación o demostrar inteligencia e ingenio. Decir cosas agradables al oído, bonitas, sensuales, sentidas, bellas es también un arma de seducción y de activación de la otra persona. Sin olvidar todo aquello que hace reír y que anima a la diversión mutua. En líneas generales el varón se activará más fácilmente a través de la vista y la mujer más a través del oído, pero ambos son personas y cada persona es un mundo. Si comunicas a tu pareja lo que te gusta en los cinco sentidos, le facilitarás que se conecte más contigo, que te estimule adecuadamente y que no tenga que adivinar.

 

3) “Pasito a pasito, suave suavecito, nos vamos pegando poquito a poquito”: Después de este recorrido visual y auditivo, es necesario acercarse, utilizar el sentido del tacto para poder sentir a la otra persona de manera diferente. Sin prisa, con calma, poder dejarse llevar e ir incorporando los cinco sentidos al encuentro de las dos personas: vista, oído, tacto, gusto, olfato. Los cuerpo necesitan tiempo para que el sistema nervioso, el sistema vascular y el sistema genital vayan activando la respuesta sexual. Cada cuerpo tiene su tiempo y si os lo dais, sin las expectativas de ser la más rápida o el que más aguanta, se facilitará el estar a gusto y el disfrute sin estrés que es uno de los mejores afrodisíacos.

 

4) ”Yo no tengo prisa, yo me quiero dar el viaje”: El disfrute de las relaciones personales y sexuales, no reside únicamente en el coito. Por lo que poder disfrutar del camino desde esa primera mirada hasta donde se llegue según cada día, puede llegar a ser igual o más estimulante y placentero que la penetración en sí misma. Cada día respondemos de una manera según cómo estemos de cansados, de distraídos, de si algo nos interrumpe, así que suele ayudar ir paso a paso disfrutando, sin prisa, sin un afán de tener que llegar a lo siguiente. Ya llegará lo que tenga que llegar. El éxito no es el orgasmo, cada pareja disfrutará cada relación cada día según las situaciones personales de ese momento y la situación de la pareja y de la relación de ese momento.

 

5) “Muéstrame el camino que yo voy”: Por fin podemos ver cómo el reggaetón incluye relaciones recíprocas, en la que se incluye el consentimiento de ambos miembros.  Uno pide a la otra persona que le guíe, para que le marque el camino, para que le diga hasta dónde, para que los dos bailen al mismo ritmo, sin apresurarse. Pregunta y deja que te pregunten. No esperes que adivinen ni intentes adivinar. Dí lo que te gusta y lo que no.

 

6) “Tu eres el imán y yo soy el metal”: La atracción, el deseo, la chispa, es habitual que surja en las relaciones y más aún, en esta época veraniega de romances fugaces e intensos. El deseo forma parte del ser humano y es necesario para mantener encendida la llama de la pareja. No es sólo la magia quien enciende el deseo, tú también puedes preparar el momento, cortejar, seducir. Sí, no hemos vuelto al siglo XIX, estamos en el siglo XXI y la seducción ayuda a estimular el deseo sexual. Seducción con la mirada, las palabras, el vestido, el perfume, el ambiente, el cariño, la delicadeza, la fuerza, ¡que no violencia¡, cuando la pareja así lo disfruta, las propuestas, la complicidad, el juego… y lo que se os ocurra que os guste y active el deseo. Imaginación al poder. Malicia con delicadeza.

 

7) “Quiero ser tu ritmo”: ¿Te gusta que te usen en una relación sexual o prefieres que se acompasen contigo y con la música que tu cuerpo emite? ¿Y si cada uno aporta su ritmo, su música, su partitura y se pone en común y se convierte aquello en un concierto, salvaje a ratos, sereno por momentos, con allegros, cambiantes…? Esto nos pone en el escenario de un cierto sentido de compromiso hacia la pareja para poder ser el ritmo al que el otro baile.

 

8 ) “Quiero desnudarte a besos despacito”: La canción se va subiendo de tono que es lo propio de una relación sexual, y  su mensaje de fondo sigue transmitiendo calidez y romanticismo del bueno, colaborativo, del que genera vida y no muertes tipo Romeo y Julieta. Parece haber creado un clima en el que cualquier persona que quiera ser cortejada se sentiría cómoda. Pero para gustos, colores, si te gustan más los pellizcos suaves, las caricias o los masajes y no los besos despacio, díselo a tu pareja claramente y harás un gran favor a los dos. La desnudez progresiva, con tiempo para la excitación suele ayudar a que la relación se vaya lubrificando y el cuerpo responda mejor, despacio y no a lo loco o lo bestia.

 

9) “Que le enseñes a mi boca tus lugares favoritos”: De nuevo una propuesta para que sea uno el que guíe al otro, que no está inactivo y sí se deja guíar. Además la importancia del beso en un encuentro íntimo. El beso es, sensual, erótico, sensorial y romántico.

 

10)Sabes que tu corazón conmigo te hace bom bom”: El ideal de la relación sexual es que además implique entrega, amor, afecto. Que el corazón nunca pase de moda, que cantaba Sabina, y se integre en la relación entre ambos, con intimidad para poder firmar en las paredes del laberinto interior y pintar un corazón de tiza en la pared, que cantaba Radio Futura, y que cada uno deje su sello en el otro y no sin más quite el polvo.

 

Alejandro Villena, Psicólogo e Investigador en Sexualidad.

Coordinador de la Unidad de Sexología Clínica y Salud Sexual.

Consulta Dr. Carlos Chiclana.

 

Compartir

ABC.es

Sexo y salud © DIARIO ABC, S.L. 2017

Los profesionales de la salud consideramos relevante reflexionar sobre el tipo de educación afectivo-sexual, así como sobre la oportunidad y adecuación de los mensajes que se transmiten para favorecer los estilos de vida más saludables. Más sobre «Sexo y salud»

Archivos

Categorías

Categorías
Etiquetas