50 sombras más oscuras: la agonía del eros

Publicado por el 09/02/2017

Compartir

La segunda entrega de la película en la que Jamie Dornan y Dakota Johnson interpretan al Sr. Grey y a Anastasia Steele, tiene poco de sexo y mucho de thriller psicológico, como explica uno de sus productores.

En un marco de suspense, se repiten los patrones relacionales de dos personas que representan perfectamente lo que explica el afamado filósofo coreano afincado en Berlín Byung-Chul Han en su libro “La agonía del eros”: “…el sexo es rendimiento. Y la sensualidad es un capital que hay que aumentar. El cuerpo, con su valor de exposición, equivale a una mercancía. El otro es sexualizado como objeto excitante”. De esto va la pelíula.

Como puedes apreciar en su tráiler ella le pide que no haya normas, castigos ni secretos, para meterse luego en todo tipo de líos. Él continua hablándole de forma imperativa y aparece por ahí Kim Bassinger para recordar a Anastasia lo que tantas veces necesitamos escuchar cuando nos metemos en una relación abusiva “¿Crees que eres la primera mujer que trata de salvarlo?”

La canción de Taylor Swift y Zyan Malik expresa también esa ambivalencia de la relación, ese ni contigo ni sin ti que provoca la dependencia emocional.

Al igual que al ver 50 sombras de Grey puedes aprovechar para afinar tu sentido crítico y aprender algunas cosas que te ayuden en tus relaciones:

1.- Cómo detectar a alguien que tiene problemas afectivos, bajo una aparente suficiencia

2.- Cuándo una relación se convierte en abusiva y asimétrica

3.- Qué es el sadomasoquismo

4.-Cuáles son los rasgos de una personalidad dependiente que se engancha en relaciones adictivas

 

¿ENFERMO, MALA PERSONA O CON CARENCIAS AFECTIVAS?

Parece que Christian Grey es uno de esos pobres tíos elegantes que tiene muchos problemas psicológicos escondidos bajo el smoking. Como explica Dakota Johnson en una entrevista su personaje tiene que “adivinar los secretos” de él.

Podría ser una “serpiente con corbata”, como los define uno de los grandes investigadores de la psicopatía, Robert Hare. Uno de esos tíos a los que algunas mujeres tienen la tentación de salvar, un canalla al que crees que puedes cambiar.

Ese ejecutivo traje gris esconde a un tipo inseguro, con muchas dificultades para amar y ser amado, que necesita dominar para reducir el riesgo de que le hagan daño, se apodera y humilla.

Es superficialmente encantador, dinámico, carismático y apasionado, decidido y autónomo, sabe lo que quiere y lo impone. Quizá por esto puede resultarte atractivo, pero procura que no te manipule, es controlador, elegantemente controlador.

Le gustan los desafíos y tienen capacidad de aguante y resistencia. Tú puedes ser una pieza de caza, de las que necesita para rellenar los vacíos de su afectividad.

A la pareja le exige una entrega y lealtad incuestionable, absoluta, firme, constante, con atención, entrega y lealtad. Puede confundirte porque parece protector, y sí, protege su posesión, eres mía, llega a afirmar.

Puede parecer que se da totalmente y que hace esfuerzos extraordinarios. Estate atenta y que no sea para exigirte que te entregues o para castigarte haciéndote sentir culpable.

 

¿CÓMO DETECTAR UNA RELACIÓN EMOCIONAL ABUSIVA?

Un estudio publicado en el Journal of Women’s Health observó que haber leído el libro, estaba relacionado con mayor riesgo en la vida de esas mujeres, tanto de padecer violencia física y psicológica, como de tener prácticas sexuales de riesgo, atracones de comida o abuso de alcohol.

Otro estudio en la misma revista analiza la relación desde una perspectiva de dinámica de pareja y encuentra que la relación es abusiva pues incluye acoso, intimidación, aislamiento y ausencia de respeto de los límites que pone Anastasia.

Ella se siente constantemente amenazada, entrampada, buscando cómo evitar su enfado, incapacitada para manejar el estrés, con alteraciones de la identidad y desposeída de sus derechos como mujer.

Además de la edad, la posición económica, el poder laboral y social de Chistian sobre Anastasia, este se aprovecha y facilita una relación asimétrica, abusiva y de dependencia.

 

LA PARAFILIA DEL SADOMASOQUISMO

 Tanto el masoquismo como el sadismo son una conducta sexual desviada, una parafilia. En la primera se consigue la excitación sexual gracias al hecho de ser humillado, golpeado, atado o sometido a sufrimiento de cualquier otra forma, y en la segunda derivada del sufrimiento físico o psicológico de otra persona.

Que la practiques no significa necesariamente que estés enfermo, y que la conducta no es la normal ni es sana, lo recogen la clasificación de enfermedades de la OMS y la de la Asociación Americana de Psiquiatría y es también explicado como perversión desde el psicoanálisis.

La pregunta que puedes hacerte es ¿por qué necesita alguien el dolor y el sufrimiento para obtener el placer?

Anastasia recuerda en ocasiones a esas personas, que solicitan ayuda médica porque han sufrido una violación o un abuso. En ese desgraciado momento sintieron placer fisiológicamente, aunque a la vez estaban siendo agredidas, asustadas, doloridas, maltratadas.

Paradójicamente buscan después el placer en relaciones abusivas, en las que son despreciadas, dominadas, heridas o despreciadas; como si no fueran dignas y merecieran castigo.

Además en este caso resulta que la personalidad de Anastasia es sumisa, luego su capacidad de consentir está viciada. Grey no ha escogido a cualquier víctima. Se da una reciprocidad y complementariedad agresor-agredida que perpetua el daño.

Las personas que explican que es sólo una práctica sexual más, manifiestan que la clave está en no perder de vista que es un juego, en el que se representan unos papeles, con unas condiciones y con unos límites.

¿Por qué necesitas representar un papel para poder excitarte sexualmente? ¿Te falta algo en tu identidad real para poder conseguirlo? ¿Tienes alguna herida que precisas curar, cerrar y cicatrizar para poder enfrentarte a una relación amorosa, afectiva y sexual que implique compromiso?

Contrasta con los resultados de un estudio sobre fantasías sexuales, hecho en Canadá con más de mil quinientas personas. Indica que para el 90% su fantasía sexual principal y más excitante era tener sentimientos amorosos en una relación sexual.

En España no les vamos a la zaga. Así parece reflejarlo la última encuesta del Ministerio de Sanidad sobre la salud sexual en España. El 69% de los encuestados refería que tenían relaciones sexuales para amar y ser amados o para entrar en conexión con otra  persona. El resto para tener hijos o para obtener placer.

En la película se pone el acento en la obtención de placer y el consentimiento como únicos medidores de la calidad de esta relación sexual. El consentimiento es una condición necesaria pero no suficiente. No parece muy coherente con la psicología sana, ni con la fisiología sana, que precises sufrir o hacer sufrir para conseguir el placer sexual.

 

SABER CUÁNDO SE PRODUCE UN RELACIÓN DE DEPENDENCIA

 Parece que entre Christian y Anastasia se produce una bidependencia. Llevan su tormentosa relación a un hábito, no sólo a unos encuentros. Ella presenta una falta de conciencia real del problema con inhibición de la propia autonomía.

Minimiza sus defectos a la vez que cree que dicha persona es la única que le satisface como quiere, con cierta tendencia a buscarle obsesivamente. En estas situaciones, el dependiente, como sería Anastasia se focaliza exclusivamente en esa persona, la idealiza y justifica sus comportamientos.

Las personas que se entrampan en una relación de dependencia, pueden tener algunas de estas características:

- Tolerancia hacia el abuso físico o emocional, como si fuera una muestra de cariño

- Reiteración de relaciones posesivas y destructivas con distintas parejas

- Desgaste psíquico y físico intenso

- Son incapaces de romper esas ataduras

- Condicionan su amor a “esa relación” en exclusiva

- Dan para recibir

- No se sienten completo sin el otro

- Se sienten indefensos y piensan que no pueden hacer nada para cambiar

- No ven que sea un problema, lo minimizan o lo niegan

- Devoran cariño y afecto, parece que nunca se sacian

- Miedo al abandono y a la soledad

- Sentimientos de vacío emocional

- Culpa e impulsos de dañarse y destruirse al no sentirse válidos por ellos mismos

- Alta búsqueda de sensaciones

- Deseo intenso y angustioso por conseguir afecto cuando lo han perdido

- Tendencia al egocentrismo y al egoísmo, con un yo débil y rígido

- Procuran controlar y dominar al otro desde lo afectivo y la culpa

 Tú puedes decidir si quieres una sexualidad libre o con ataduras, con reciprocidad o con asimetría, con seguridad o con desconcierto, con suavidad o con dureza, con dolor o con relajación, con daño o con placer, con abuso o con regalo, con engaño o con verdad, con sometimiento o con libertad, con dominación o con solicitud, con aspereza o con amabilidad, con golpes o con caricias, con pérdida de control o con conciencia plena de lo que haces, controlada o en sintonía, humillada o respetada, egocéntrica o en coexistencia, con sospecha o con confianza.

            Fórmate, reflexiona, piensa, siente y decide en conciencia y libremente.

 

(Parte de este artículo se publicó en Europa Press en Febrero de 2015)

Carlos Chiclana. Médico Psiquiatra

www.doctorcarloschiclana.com

Compartir

ABC.es

Sexo y salud © DIARIO ABC, S.L. 2017

Los profesionales de la salud consideramos relevante reflexionar sobre el tipo de educación afectivo-sexual, así como sobre la oportunidad y adecuación de los mensajes que se transmiten para favorecer los estilos de vida más saludables. Más sobre «Sexo y salud»

Categorías
Etiquetas