El peligro del muelle

Publicado por el 26/01/2017

Compartir

El juego del muelle o la ruleta. Lo hemos oído estos días. Lo hemos escuchado en la radio, visto en la televisión, leído en artículos, tweets, etc. ¿De qué se trata?  El guión es propio de una escena de película de Pedro Almodóvar en la que juega con el sexo (sin faltarle el respeto),  pero no. Es peor la realidad.

El ‘juego del muelle’ es uno de los peligrosos comportamientos sexuales que se han registrado en el mundo adolescente durante los últimos mesesGana el joven que aguante el mayor tiempo posible y la chica que le “contenta”. Hay escenas de películas no aptas para menores que seguramente son más suaves. ¿Qué ganan?¿Cuál es el premio?

“Eso no pasa ni en España ni en el mundo”. “Se está exagerando”. “Nadie lo haría”. “Sólo lo haría un pervertido”, me decían el otro día unos adolescentes. Ojalá y sus palabras fueran verdad. La realidad nos dice lo contrario.

En España esta “moda”. Nos ha llegado este año 2017, proveniente de América Latina. Antes conocíamos juegos que, aunque menos peligrosos, también implican tener contacto con alguien por presión del grupo, como la botella (besarse/rozarse con quién apunte la botella real o virtual -sí, hay app también para esto-).

¿Y, qué consecuencias puede tener este tipo de juegos? Esta práctica sexual entre adolescentes puede conllevar consecuencias a corto plazo (las más comentadas en los medios de comunicación: ETSs y embarazos no deseados), y también a medio y largo plazo como el bullying al difundir esas imágenes grabadas, vaginismo-disfunción sexual en la mujer que impide la penetración- y traumas por haber vivido esas experencias.

Estos juegos nos informan que estos adolescentes/“casi niños” están practicando sexo a una edad a la que no están preparados para ello. Es evidente que en los últimos años el despertar sexual es más temprano, algo que lleva a practicar sexo con mayor inconsciencia y menor madurez.

Que no es aconsejable tener sexo con 13 o 14 años intentando imitar el porno que ven en internet o las películas para no dormir que les cuentan sus amigos no es una cuestión de valores ni de enfoque educativo. Es de sentido común y maduración psicológica, física y emocional.

A esa edad no han madurado lo suficiente para tener relaciones íntimas. Quieren crecer muy rápido y no tienen percepción del riesgo. Ahora los jóvenes son más promiscuos y precoces que hace 20 años…y que 10 años también.

“Lo que mola es ligar mucho y contarlo. Puntuar. Ahora voy el primero en la lista que tenemos en el whatsapp los colegas. Les estoy partiendo”. La presión del grupo, el uso de alcohol y otras drogas y  la banalización de las relaciones les acercar a correr riesgos.

Esa presión grupal sumado a la necesidad de aceptación social y de cariño y al no saber DECIR NO, suele terminar mal. Decir no parece negativo, pero no siempre lo es. El valor del no en este caso puede significar apostar por uno mismo, por tu proyecto. “No me apetece”, “no quiero” o el “paso de estos rollos” que lo utilizan los adolescentes muchas veces para otras cosas, no nos vendría mal que lo utilizaran en este ámbito.

Los menores parecen no ser conscientes de los riesgos a los que se enfrentan cuando consienten participar en la ‘ruleta sexual’ o algún juego similar. Que ellos no los sepan es peligroso; que nosotros tampoco, quizá más. ¿Los adultos lo sabemos? Es importarte INFORMARse para FORMARlos.

Vienen padres y me dicen: “Aquí te lo traigo para que hables con él. Luego me cuentas”. Los adolescentes pueden necesitar al psicólogo/médico puntualmente. A sus padres seguramente toda la vida. Necesitan saber. Que les enseñen el camino de una libertad sana, y sobre todo necesitan que les escuchen atentamente como padre/madre. ¡Hay que hablar de sexo y de sexualidad con ellos!

¿Por qué no preguntarles qué piensan sobre “la moda” del muelle? Mejor que puedan hablarlo con vosotros a que encuentren las respuestas a sus dudas fuera.

El director de cine David Lynch dijo “El sexo es la puerta a algo tan poderoso y místico, pero el cine generalmente lo presenta de un modo muy seco y superficial“. No hagamos que la realidad sea peor que las películas. Que el juego del muelle no sea una moda en España está en nuestras manos.

 

Daniel Rama Víctor. Psicólogo.

 

Compartir

ABC.es

Sexo y salud © DIARIO ABC, S.L. 2017

Los profesionales de la salud consideramos relevante reflexionar sobre el tipo de educación afectivo-sexual, así como sobre la oportunidad y adecuación de los mensajes que se transmiten para favorecer los estilos de vida más saludables. Más sobre «Sexo y salud»

Archivos

Categorías

Categorías
Etiquetas