One Mississippi: la comedia más amarga del año

One Mississippi: la comedia más amarga del año

Publicado por el 20/09/2016

Compartir

Lo normal para el episodio piloto de una comedia sería que presentara a los personajes, que arrancara unas cuantas carcajadas a lo largo de sus 20-30 minutos y que, además, dejara un buen sabor de boca para continuar con el siguiente. Nada de eso ocurre en One Mississippi (Amazon), y sin embargo, atrapa de una manera en que ninguna otra serie estrenada en 2016 lo hace. Porque puede que Stranger Things sea la serie del verano, pero la temporada otoñal tenía aún escondidas joyas (desde ya, imprescindibles) como One Mississippi.

Esta comedia semibiográfica, escrita y protagonizada por Tig Notaro, cuenta las desventuras de la cómica cuando vuelve a sus raíces, a Bay Saint Lucille, en Mississippi, para enterrar a su madre, que acaba de morir de manera repentina. Allí se encontrará con su hermano (Noah Harpster), su cuadriculado padrastro (John Rothman) y también con los secretos de su madre fallecida (Rya Kihlstedt). Tig intenta ordenar las pertenencias de su progenitora al mismo tiempo que reconstruye el pasado, encajando las piezas que, sin haberse dado cuenta hasta ahora, estaban sueltas.

La muerte de su madre Caroline le llega cuando Tig acaba de someterse a una doble masectomía e intenta hacer frente a la enfermedad que padece, c. difficile y por la que se pasa la mayor parte del día en el baño. A lo largo de los capítulos, Tig intenta quitarse la camiseta, pero no es hasta el tercero cuando, en el baño, observa su nuevo aspecto y acaricia sus cicatrices. Nosotros, al otro lado del espejo, con ella, descubrimos también las marcas que le ha dejado la cirugía en uno de los mejores planos (y momentos) de la serie. De esos que dejan tocado, pensando frente a la pantalla cuando se funde a negro.

onemississippi-espejo

La vida de Notaro daba para una serie (también para un libro, titulado ‘I’m just a person’), y algo así debieron pensar los directivos de Amazon después de ver el documental de Netflix ‘Tig’, donde cuenta en primera persona cómo fue enfrentarse al cáncer, a la muerte de su madre y a la ruptura con su novia de aquel entonces. Una de las anécdotas por la que siempre le preguntan se desarrolla el mismo día en el que fue diagnosticada con cáncer. “Hola, ¿qué tal? Tengo cáncer ¿Os estáis divirtiendo? Me diagnosticaron cáncer…” anunció desde el escenario a un público que no sabía muy bien cómo tomarse la confesión. Desde entonces, consiguió la fama que antes no tenía, haciendo humor y enfrentándose al miedo al mismo tiempo. Se recuperó y ahora es una de las cómicas más influyentes de Estados Unidos. Allí todos conocen el fatídico año (2012) que marcó a Tig.

Junto a ella, la acompañan en los títulos de crédito, como guionista, productora y creadora, Diablo Cody (Juno) y como productor Louis C.K. (Louie). Dos nombres potentes para una industria tan competitiva como la ficción estadounidense y con los que Amazon intenta plantar cara a las cadenas tradicionales y también a sus competidor más directo: Netflix.

Seis capítulos de apenas 30 minutos que se quedan muy cortos. Queremos más, mucho más de la vida de Tig.

 

Compartir

ABC.es

Cabezas de serie © DIARIO ABC, S.L. 2016

En la oficina solo hablan de la última escena de «Juego de tronos», quedas con tus amigos y mandas callar al incontinente verbal para evitar el spoiler, te peleas con tu pareja para ver quién va más adelantado con «Daredevil»... No puedes sacarte las series de la cabeza. Y nosotros, tampoco.Más sobre «Cabezas de serie»

Categorías
Etiquetas