Qué mal me caes Cuba Gooding Jr.

Qué mal me caes Cuba Gooding Jr.

Publicado por el 01/09/2016

Compartir

Me caes mal Cuba, bueno tú no más bien OJ Simpson, no, mejor, me caéis mal los dos. Eso es lo que me provocáis Cuba/OJ cuando os veo en «The People vs. OJ Simpson», con esa cara casi desencajada por gestos histriónicos que me dan ganas de liarme a puñetazos con la pantalla.

Supongo que esto era lo que el actor buscaba cuando se metió en la piel del jugador de fútbol americano que fue juzgado por el asesinato de su mujer y un amigo, y si no era lo que buscaba, conmigo lo ha conseguido. Y no es que la interpretación de Gooding sea la mejor de la serie de Fox, ni mucho menos, ahí está Sarah Paulson y su Marcia Clark, la fiscal del caso, que debería llevarse todos los premios Emmy. Sí, todos, porque, desborda la pantalla y se come a Cuba con patatas y a quien se le ponga por delante, lo que incluye a John Travolta, que hace de abogado del diablo apenas sin despeinarse esa melena que le queda de «Pulp Fiction».

sarah-paulson-marcia-clarkPaulson consigue con su interpretación dar dignidad a la figura de una mujer en un mundo dominado por hombres. Un mundo en el que fue juzgada, más que el propio acusado, por cuestiones superficiales como su peinado y vestuario sin tener en cuenta su valía como profesional en el caso por asesinato que marcó un antes y un después en la televisión americana y en la vida de la ciudad de Los Ángeles. En la primera, porque se emitió cada segundo de lo que ocurría en el tribunal manteniendo a los norteamericanos, y a casi a todo el mundo, pendiente del destino de aquella estrella del fútbol que había descendido del cielo a los infiernos. Esto lo aprovecha muy bien la serie para reproducir casi plano a plano lo que las cadenas estadounidenses retransmitieron entre 1994 y 1995.

En cuanto a lo segundo, la repercusión del juicio en Los Ángeles y en todo Estados Unidos, va más allá porque hablamos de una ciudad dividida por cuestiones raciales que supieron aprovechar muy bien los abogados de Simpson para defender algo que a priori parecía indefendible. Una estrategia judicial enervante porque muestra una vez más las carencias de un sistema, el de Estados Unidos, que beneficia a quienes como OJ se pueden pagar un «dream team» que sea capaz de convencer a un jurado de algo que parecía inverosímil.

david-schwimmer-robert-kardashian

«The People vs. OJ Simpson» refleja magistralmente cómo fue aquel juicio hasta el punto de que sus actores parecen casi calcos de los personajes reales que participaron. Solo hace falta echar vistazo a las muchas imágenes que pululan por la red para observar como Sarah Paulson es Marcia o como Courtney B. Vance es Johnnie Cochran, otro de los abogados de la defensa. Hasta David Schwimmer, sí el Ross de Friends, vuelve del limbo de los actores que parecen eternamente encasillados para tomar convincentemente la forma del patriarca de los Kardashian y amigo de OJ.

Cuba, escribiendo esto me he dado cuenta de que no eres tú, ni soy yo, es OJ, al que no soporto y tú me lo has recordado. Lo siento, pero no te daré las gracias por ello.

Compartir

ABC.es

Cabezas de serie © DIARIO ABC, S.L. 2016

En la oficina solo hablan de la última escena de «Juego de tronos», quedas con tus amigos y mandas callar al incontinente verbal para evitar el spoiler, te peleas con tu pareja para ver quién va más adelantado con «Daredevil»... No puedes sacarte las series de la cabeza. Y nosotros, tampoco.Más sobre «Cabezas de serie»

Categorías
Etiquetas