Stranger Things: de vuelta a la ciencia ficción en bicicleta

Stranger Things: de vuelta a la ciencia ficción en bicicleta

Publicado por el 28/07/2016

Compartir

Netflix ha vuelto a confiar en el boca a boca y, sin promocionar apenas su nueva creación, ha dejado que sean sus espectadores los que le hagan el trabajo publicitario. Stranger Things se estrenó hace apenas diez días y ya es la serie del verano. Dirigida a un público encantado con los años 80-90, a lo largo de sus (solo) ocho capítulos consigue que el espectador consuma del tirón todo el producto y se quede con ganas de más. Por suerte para muchos, sus creadores confirmaron a «Highsnobiety» que trabajan en una segunda temporada que servirá de secuela en el mismo contexto, aunque todavía está sin confirmar por parte del canal.

stranger-things-serie-netflixWinona Ryder, el gran icono de los 90, vuelve por la puerta grande tras su pequeño papel en «Show me a Hero» (HBO) e interpreta a Joyce, la madre de Will, un niño que desaparece en extrañas circunstancias. Mientras, sus tres amigos lo buscan por todo Hawkins subidos a su bicicleta walkie-talkie en mano en una interpretación natural pese a lo jóvenes que son. También se lanza en su búsqueda el jefe de la Policía, Jim Hooper, interpretado por David Harbour. Y acaban formando un gran equipo, sabiendo que quien no haya visto lo mismo que ellos, no los creerían.

Stranger Things es una serie para nostálgicos. Para aquellos que crecieron con Los Goonies, E.T., Close Encounters, Alien, Stand by Me, Carrie, Commando… Los que soñaron con una pandilla de amigos que batallean durante diez horas, con la música, por supuesto, en cassettes. Para los lectores de Stephen King y para los fans de Steven Spielberg y John Carpenter. Una serie de ciencia ficción mezclada con un poco de terror y mucho misterio que logra mantener en vilo al espectador porque dispersa muy bien los giros dramáticos a lo largo de todos sus capítulos. En este vídeo puedes ver (solo algunas) de las referencias que esconde la serie:

Pero, ¿quién hay detrás de Stranger Things? Los (poco conocidos) hermanos Duffer (los gemelos Matt y Ross) dirigen la serie después de haberse puesto a los mandos del thriller «Hidden» en 2015 y pertenecer al equipo de guionistas de Wayward Pines. Con tan solo 32 años han conseguido volver a poner de actualidad la ciencia ficción también en la pequeña pantalla y con una idea original. Dejando a un lado la nueva temporada de Expediente X, en el cine han desfilado este año remakes o continuaciones de películas de otra época (Star Wars, Star Trek, Los Cazafantasmas…). Un poco de aire fresco para un género que, como a Hollywood en general, le cuesta encontrar ideas nuevas a las que aferrarse.

La atmósfera en la que se mueven los personajes recuerda a aquel ambiente perturbador que ya mostraba Twin Peaks en su momento. Una pequeña comunidad en la que nunca pasa nada, un día amanece con un suceso que conmociona a todos los habitantes. Y con el halo misterioso de fondo, se mezclan secretos de estado y fenómenos paranormales en la época de Reagan, cuando EE.UU. se enfrentaba al comunismo durante la larga Guerra Fría. Es tiempo de experimentos, y de desconfianza.

Con unos cuidados títulos de crédito, ya la misma canción de cabecera, creada por Kyle Dixon y Michael Stein engancha e introduce el efecto electrizante de la serie desde el primer momento. Imposible va a ser terminarla sin tararear «Should I stay or should I go?» de The Clash, pero también otros títulos como «Atmosphere» de Joy Division o «Africa», de Toto. Sintetizador y grandes clásicos para enmarcar -no solo desde las imposibles combinaciones de ropa- a toda una época.

Pero si por algo destaca Stranger Things es por el retrato que hace de lo diferente.  Del grupo de inadaptados que sufre bullying por parte de los «matones» del colegio pero también del hermano mayor, Jonathan (Charlie Heaton), acosado por la pandilla de adolescentes «guays» del instituto y de la gran protagonista de esta temporada, Once (Millie Bobby Brown), a quien sus nuevos amigos tendrán que explicar conceptos como qué significa la palabra «amistad». Al final, todas estas diferencias solo sirven para unirlos más.

Un homenaje a la altura a toda una generación de creadores de los 70 a 90 que últimamente solo encuentran en el cine remakes de sus propios remakes. Una idea nueva para acercar la ciencia ficción a una generación que ya no sabe para qué se usaba el walkie talkie.

 

Compartir

ABC.es

Cabezas de serie © DIARIO ABC, S.L. 2016

En la oficina solo hablan de la última escena de «Juego de tronos», quedas con tus amigos y mandas callar al incontinente verbal para evitar el spoiler, te peleas con tu pareja para ver quién va más adelantado con «Daredevil»... No puedes sacarte las series de la cabeza. Y nosotros, tampoco.Más sobre «Cabezas de serie»

Categorías
Etiquetas