Cuatrocientos comisarios contra cuatro

Cuatrocientos comisarios contra cuatro

Publicado por el 24/06/2016

Compartir

 

El escándalo de las grabaciones al ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz; las maniobras reiteradas y en ocasiones presuntamente irregulares de un pequeño grupo de comisarios y policías; el evidente desconcierto en la cúpula del Departamento y la petición fallida de las cintas de las inquietantes conversaciones al diario Público por parte de agentes de la Comisaría General de Policía Judicial han provocado un malestar con pocos precedentes en la gran mayoría de los altos mandos de la Institución, que ven cómo un grupo de ellos arruina la imagen de un Cuerpo ejemplar.

Este viernes por la tarde las conversaciones entre esos comisarios anónimos, que junto con el resto de los agentes a sus órdenes dan lo mejor de sí para garantizar la seguridad de los españoles, eran constantes. El mensaje común era contundente: «Ya está bien de que cuatro echen por tierra el trabajo de 400. Hay que acabar con esto de una vez por todas. Poner orden, primar la profesionalidad y eliminar comportamientos que dan una imagen lamentable de la Policía». La indignación es absoluta porque el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, y el secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, no solo no han puesto coto a las actividades de ese grupo de polémicos policías -irónicamente se les conoce como los «Pino boys» (en referencia al entorno del hasta ayer DAO)- sino que los han defendido públicamente.

 

Jorge Fernández Díaz/AFP

Jorge Fernández Díaz/AFP

 

Aún se recuerda, por ejemplo, cómo Fernández Díaz, después de que saliese a la luz el millonario patrimonio del comisario Villarejo, le defendió sin matices argumentando que había prestado grandes servicios a España, también en la lucha contra el terrorismo. «He estado 35 años en el País Vasco luchando contra ETA y no tengo ni idea de quién es ese señor», comentaba a ABC con sorna un alto mando policial que ha dedicado toda su vida a combatir a la banda.

Los elogios al DAO Eugenio Pino también han sido constantes, a pesar de que internamente se le reprocha «haber convertido su despacho en una oficina de colocación para sus amiguetes» y un trato déspota muy difícil de  igualar: «Ha sido el peor DAO que ha tenido este Cuerpo y le premian con la cruz de plata», se lamentan responsables policiales muy próximos al PP. José Luis Olivera, jefe del CITCO, que como los anteriores ha tenido un papel discutible en la lucha policial contra el secesionismo catalán, o el inspector jefe José Ángel Fuentes Gago, premiado con la embajada en Holanda, y al que se alude por su nombre de pila en las grabaciones al ministro, son otros de los señalados en la Corporación, pero siempre han sido defendidos por la cúpula de Interior.

El futuro es incierto para todos. Desde luego, para Fernández Díaz y Martínez en el ámbito político; pero también para alguno de los «Pino boys» en el terreno penal; Villarejo está citado el lunes como investigado por el juez Zamarriego por el caso del «pequeño Nicolás», que podría deparar más sorpresas. Y mientras aún está pendiente el nombramiento del DAO, que parecía hasta el miércoles destinado a José Luis Olivera, y que a día de hoy está mucho más abierto. Los 433 comisarios de la Policía en activo aguardan la designación con esperanza. «Es una oportunidad para cambiar las cosas».

 

Eugenio Pino, ex DAO de la Policía / José Ramón Ladra

Eugenio Pino, ex DAO de la Policía / José Ramón Ladra

 

 

Compartir

Anterior

ABC.es

Secreto de sumario © DIARIO ABC, S.L. 2016

Este blog contará todas aquellas noticias de sucesos, de tribunales, de la Policía y la Guardia Civil, de los servicios de Inteligencia y de cualquier aspecto relacionado con la seguridad que creamos de interés para nuestros lectores. Habrá noticias, reportajes, entrevistas y opiniones Más sobre «Secreto de sumario»

Categorías
Categorías