El estilo de vida postmoderno aumenta los trastornos psiquiátricos

Publicado por el feb 14, 2014

Compartir

Los trastornos psiquiátricos por estrés y ansiedad tienen una prevalencia destacada en la sociedad actual en la que vivimos. Estamos inmersos en un ritmo frenético e informatizado que nos hace ser más vulnerables en lo que respecta a nuestra salud mental.

En los últimos 50 años ha aumentado el número de pacientes con una patología mental y en particular con determinadas enfermedades asociadas a la depresión y la angustia. En este sentido, los datos estiman que el 14% de la población tendrá trastornos de estrés y ansiedad y el 30% necesitará ayuda psicológica o psiquiátrica.

La tristeza, la depresión y el estrés son las enfermedades que más incapacidades y pérdidas de calidad de vida generan hoy en día. Los seres humanos postmodernos vivimos bien, pero padecemos depresiones o angustias. Estas depresiones y angustias han existido siempre, pero hoy son más frecuentes, sobre todo en las mujeres, niños, adolescentes y ancianos, es decir, la población más desfavorecida. Además, su detección y tratamiento han experimentado un incremento notorio.

El estrés o la ansiedad provocan hipertensión, cardiopatías, problemas digestivos, caída del cabello o trastornos menstruales. Otro dato reseñable es que las mujeres mayores de 65 años con estrés mantenido tienen más riesgo de morir de alguna cardiopatía.

La ansiedad y el estrés moderno están relacionados con el trabajo, siendo la mujer más vulnerable que el hombre a los trastornos emocionales. En cuanto a los niños y adolescentes, se han incrementado las consultas en psiquiatría por depresiones y trastornos de hiperactividad. También en los adolescentes aumentan los problemas de imagen corporal (anorexia y bulimia) y la tasa de suicidios.

En los ancianos, surgen los Síndromes de Diógenes o problemas derivados de la soledad. Otro de los problemas que más han incrementado en los últimos tiempos son las nuevas adicciones a los móviles, internet, televisión, trabajo, juego, sexo o consumo.

Las adicciones tecnológicas y el culto a la imagen son algunas cuestiones de especial incidencia en este siglo. Así, el estilo de vida postmoderno apresurado, informatizado, con un eclecticismo general de los valores morales y familiares, y dominado por el hiperconsumismo genera unas características peculiares en la convivencia que aumenta los trastornos psíquicos.

Mi propuesta es que los expertos en salud mental ayudemos al ser humano a que no esté tan condicionado por los factores que le rodean y se centre en sí mismo, en su persona, para que no vea alterada su salud mental.

Jesús de la Gándara

Jefe de Psiquiatría del Complejo Asistencial de Burgos

Compartir

ABC.es

Salud Mental © DIARIO ABC, S.L. 2014

SMS nace con la vocación de transmitir a la sociedad aquellos conocimientos que orbitan alrededor de la Psiquiatría y la mente humana, entendida ésta como la sala de máquinas del hombre. El propósito de Salud, Mente y Sanidad es formar e informar Más sobre «Salud Mental»

Categorías
Etiquetas