El calzado, clave para prevenir los juanetes

El calzado, clave para prevenir los juanetes

Publicado por el Nov 28, 2018

Compartir

“El juanete es una deformidad que afecta a la articulación metatarsofalángica del primer radio en la que este dedo se desvía lateralmente hacía el resto”, describe el Dr. Rafael Llombart, especialista del Departamento de Cirugía Ortopédica y Traumatología de la Clínica Universidad de Navarra con dedicación preferencial a la patología del pie y tobillo. El antepié engloba la mayoría de las consultas en torno a las patologías del pie.

En concreto, los juanetes afectan al primer dedo del pie, al dedo gordo, que se ve deformado por el surgimiento de un bulto en el borde medial del pie. Una desviación que, por lo general, se debe al empleo de un mal calzado. “Aunque las causas de estas patologías son múltiples, uno de los factores más importantes en la aparición de las deformidades es el uso de calzado cerrado en punta y la disminución de espacio suficiente para los dedos”, explica el Dr. Llombart.

Un origen sobre el que el paciente puede tomar medidas de prevención, en especial las mujeres que son las que de forma más frecuente se ven afectadas por los juanetes. También puede estar causado por factores genéticos, pero sobre ellos no es posible actuar de forma preventiva. Por ello, la clave para evitar su aparición es el uso de un calzado adecuado.

En esta línea, el Dr. Llombart recuerda cuál es ese calzado más apropiado para un buen cuidado de nuestros pies:

  • Que sea anatómico y con la horma interna recta.
  • Con espacio suficiente para todos los dedos: evitar zapatos que terminen en punta o en forma de V invertida.
  • El tacón cuanto menor sea, mejor: el tacón favorece la retracción de la musculatura posterior de la pierna. Lo ideal sería no llevar un tacón superior a los 2’5 o 3 cm.

Tratamiento

En ocasiones, su prevención no ha sido posible y el juanete comienza a desarrollarse. El calzado sigue jugando un papel fundamental, pero además pueden seguirse otras medidas para tratarlo como el uso de férulas o cambiando el tipo de zapatos. “Las medidas conservadoras no van a corregir la deformidad existente, sino que pueden evitar que aumente y mejorar los síntomas”, reconoce el especialista.

Entonces, ¿cómo corregir de forma definitiva los juanetes? El único método correctivo es la cirugía. En función de la gravedad del diagnóstico, existen diferentes técnicas quirúrgicas que pueden emplearse. Será el especialista quien guíe el tratamiento según la afectación de cada caso. Con la intervención se busca corregir la deformación y devolver al pie su estado natural.

Tras ella, una vez más se deberá mirar al calzado. Es importante que tras la operación se cuide el pie mediante el uso de un buen calzado para no restar efectividad a la cirugía. Por ello, es recomendable dejar de emplear zapatos deformantes, especialmente los que afectan al espacio de los dedos.

Compartir

ABC.es

En la salud y en la enfermedad © DIARIO ABC, S.L. 2018

Consejos sobre salud de los especialistas de la Clínica Universidad de Navarra Más sobre «En la salud y en la enfermedad»

noviembre 2018
M T W T F S S
« Oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930