Autoexploración y vida saludable, claves para la prevención del cáncer de mama

Autoexploración y vida saludable, claves para la prevención del cáncer de mama

Publicado por el Oct 19, 2018

Compartir

Hoy, 19 de octubre, se celebra el Día Mundial de Cáncer de Mama, una enfermedad tumoral que es la más frecuente entre las mujeres españolas. Pese a disponer de la cirugía como tratamiento curativo, no siempre es detectado a tiempo. Por ello, un diagnóstico precoz es fundamental para aumentar las posibilidades de curación de este tipo de tumor.

Pese a que, en ocasiones, la aparición del tumor se origina por una casa incontrolable, las mujeres sí tienen la posibilidad de facilitar su detección precoz conociendo bien su mama y llevando a cabo acciones de prevención. El primer paso viene antes del desarrollo del cáncer, cuando todavía se puede prevenir gracias a los programas de sreening, a la alimentación y el ejercicio.

“Hay factores como el sexo (mayoritariamente aparece en mujeres), la edad (a partir de los 45-50 años es más frecuente), la raza o la genética en los que poco podemos influir para evitar el desarrollo”, reconoce la Dra. Natalia Rodríguez-Spiteri, especialista del Área de Patología Mamaria de la Clínica Universidad de Navarra. Sin embargo, como añade, hay otros que sí son modificables.

Entre los principales se encuentran una alimentación sana y la práctica de ejercicio. “En general, hasta el 25% de los tumores se podrían evitar con un estilo de vida saludable”, destaca. La obesidad es uno de los enemigos, ya que estar por encima de nuestro peso favorece tanto su desarrollo como empeora su tratamiento. “Se sabe que aquellas pacientes que durante el cáncer mantienen su peso tienen menos posibilidad de tener metástasis y de fallecer por cáncer de mama. Por este motivo hay que intentar que el índice de masa corporal sea el adecuado”.

Realizar al menos 30  minutos de ejercicio diario, sin necesidad de que sea extenuante, y una dieta adecuada como la mediterránea o japonesa son las recomendaciones de las especialistas. Aptas para todo tipo de cáncer,  estas sugerencias cobran mayor interés en el cáncer de mama ya que los principales factores de riesgo son incontrolables como ha indicado la doctora.

El segundo paso viene del conocimiento de uno mismo mediante la autoexploración, necesaria para ser capaz de detectar los signos de alarma: un pequeño bulto, cambios en el volumen y la forma de la mama, retracción y eccema del pezón, sangre en el pezón, dolor localizado de forma permanente y cambios en la piel (rugosidad como piel de naranja).

¿Cómo podemos detectarlos? Gracias a la inspección y la palpación. A continuación, la Dra. Rodríguez-Spiteri ofrece unas pautas para realizar ambas de forma correcta:

  • Inspección: es importante prestar atención a la aparición de asimetrías, piel de naranja o irregularidades en el pezón.
    1. Frente al espejo, sitúese de pie con los brazos relajados y colocados a ambos lados del cuerpo.
    2. Levante los brazos de forma lenta y sistemática por encima de la cabeza.
    3. Con las manos apoyadas en las caderas, ejerza presión sobre las mismas para contraer los músculos pectorales.
  • Palpación: en este caso, buscará pequeños bultos. Para ello, túmbese boca arriba y eleve y coloque el brazo (de la mama que va a palpar) por detrás de la nuca. Con la mano opuesta se realiza una suave presión con las yemas de los dedos recorriendo toda la mama. Puede hacerse en círculos (siguiendo las agujas del reloj), de forma vertical o radialemente. Una vez realizada la palpación, pellizque la zona de la areola y el pezón en busca de irregularidades.

Compartir

ABC.es

En la salud y en la enfermedad © DIARIO ABC, S.L. 2018

Consejos sobre salud de los especialistas de la Clínica Universidad de Navarra Más sobre «En la salud y en la enfermedad»

octubre 2018
M T W T F S S
« Sep    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031