¿Cómo conseguir que los niños prueben nuevos alimentos?

¿Cómo conseguir que los niños prueben nuevos alimentos?

Publicado por el Sep 24, 2018

Compartir

La neofobia alimentaria es una fobia a lo nuevo que no permite innovar, haciendo que probar un nuevo alimento o plato no siempre sea tarea fácil. Quizá menos para los más pequeños. El sabor, la textura o su atractivo (color o presentación) son factores que influyen a la hora de encontrar apetecible la comida. Sin embargo, es importante ser capaces de introducir nuevos alimentos para poder completar una dieta sana, variada y equilibrada.

Sentarse en la mesa puede iniciar una “batalla” entre padres e hijos. Por ello, es recomendable comenzar a introducir nuevos alimentos cuanto antes, ya que es más sencillo que los niños pequeños cojan buenos hábitos alimenticios. Pero, ¿cómo hacerlo sin fricciones ni enfados? La Dra. María Jesús Alija, especialista en Pediatría con dedicación preferencial a la endocrinología pediátrica en la Clínica Universidad de Navarra, comparte algunos de los consejos que ofrecen en su consulta:

  • Creatividad y participación: “Es fundamental, ya que ayuda mucho, que los alimentos se presenten de forma atractiva, apetitosa, y que participen en su elaboración. Lo ven como algo creativo: lo compran y lo cocinan ellos. Eso siempre les estimula mucho más que cuando simplemente te lo ponen y te obligan a comerlo”, precisa la Dra. Alija.
  • Comenzar con trocitos pequeños: “Probar algo nuevo supone un reto, pero tenemos que plantear un reto que él o ella vea que es capaz de afrontar”, recomienda la especialista. “Es bueno saber que a la primera o a la segunda, si lo rechazaba antes va a seguir haciéndolo. Por eso, como mínimo hay que intentarlo para que admita ese bocado”.
  • Seguir intentándolo de forma espaciada: los expertos estiman que son necesarias 15 repeticiones hasta que un niño acepta un nuevo alimento. Así se demostró en un estudio inglés que estudio la reacción de los niños ante novedades en su dieta. “En esos mismos participantes del estudio, años después, se vio que aquellos alimentos que les costaba introducir de pequeños eran considerados como sus alimentos favoritos”, ejemplifica.
  • No es una obligación: “Hay que ir a pequeños pasos, no como una obligación. Que sea un reto pero que él crea que lo puede conseguir. Si le pones un plato entero, se va a echar para atrás porque lo va a ver como un mundo: ¿cómo voy a comerme todo esto si no me gusta? Entonces, si le pones un poquito acompañado de otra comida que le gusta más aunque no sea tan saludable, pero que él ya comía, no pasa nada. Ya lo ha probado y con varios intentos irá introduciendo dicho alimento”.

Compartir

ABC.es

En la salud y en la enfermedad © DIARIO ABC, S.L. 2018

Consejos sobre salud de los especialistas de la Clínica Universidad de Navarra Más sobre «En la salud y en la enfermedad»

septiembre 2018
M T W T F S S
« Aug   Oct »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930