Frutos secos, una alergia difícil de evitar

Frutos secos, una alergia difícil de evitar

Publicado por el Jun 13, 2018

Compartir

¿Puedo comer este plato? ¿Este helado contiene trazas de algún otro componente? Son muchos los niños que antes de probar cosas nuevas deben mirar con cuidado sus ingredientes. Las alergias alimentarias surgen desde muy pequeños, cuando comienzan a introducirse nuevos alimentos a sus dietas. El huevo, la leche o los frutos secos encabezan la lista de alimentos alérgenos.

“Según el estudio epidemiológico nacional Alergológica 2015, los alimentos que más frecuentemente provocan alergia en los niños son la leche seguido de las frutas, el huevo y en cuarto lugar los frutos secos”, reconoce la Dra. María José Goikoetxea, especialista del Departamento de Alergología e Inmunología de la Clínica Universidad de Navarra.

En concreto, la nuez es el fruto seco que más reacciones alérgicas produce en España, mientras que en otros países repuntan el cacahuete, como en Reino Unido, o la avellana o pistachos. Su ingesta puede conllevar picor de boca o, de forma más evidente, puede desencadenar ronchas o vómitos de forma inmediata a su consumo. Una reacción que no depende tanto de la cantidad ingerida sino de la sensibilidad del paciente a ese alimento.

¿Qué hacer si se padece alergia a los frutos secos?

La principal medida es evitar su consumo. Punto en el que surgen las dudas y ante el que es importante leer las etiquetas de los productos o avisar de esta dolencia antes de probar un plato. “Hoy por hoy el tratamiento habitual ante las alergias alimentarias es la evitación del mismo, aunque se están desarrollando vacunas muy prometedoras, especialmente en el caso del cacahuete”, reconoce la Dra. Goikoetxea.

Una elusión que no siempre es posible. Los frutos secos pueden consumirse crudos, pero también forman parte de salsas, bizcochos, vinagretas… Incluso productos que no están compuestos por frutos secos pueden contener trazas de forma insospechada. “Ante la ingesta accidental el procedimiento puede variar desde un antihistamínico, en caso de reacciones leves, hasta la adrenalina, si son más graves”. Una recomendación para los pacientes alérgicos es portar un autoinyector de adrenalina y conocer sus métodos de uso para poder reaccionar rápido y de forma adecuada.

¿Es posible superar esta reacción alérgica?

Los frutos secos forman parte de la base de la pirámide alimenticia de la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria (SENC). Un alimento básico que se recomienda comer de forma diaria pero con moderación, unos 30 gramos al día. Esto se debe a los beneficios que tienen en la dieta: son fuente de nutrientes esenciales, contienen Omega 3, antioxidantes o son beneficiosos para el colesterol, entre otros.

Sin embargo, todavía no se ha demostrado la posibilidad de superar esta alergia. Pese a que ser alérgico a un fruto seco en concreto no implica desarrollarla en otros. “Hay alergias alimentarias en la edad pediátrica que se superan habitualmente con el crecimiento como la alergia a huevo y leche. Sin embargo, la alergia a frutos secos no se suele superar con la edad.  El patrón de sensibilización en niños es diferente que en el de adultos pero no se ha podido comprobar este hecho en una población a medida que va creciendo”, explica la especialista.

Compartir

ABC.es

En la salud y en la enfermedad © DIARIO ABC, S.L. 2018

Consejos sobre salud de los especialistas de la Clínica Universidad de Navarra Más sobre «En la salud y en la enfermedad»

junio 2018
M T W T F S S
« May    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930