Embarazo y cáncer de mama, ¿qué hacer?

Embarazo y cáncer de mama, ¿qué hacer?

Publicado por el May 18, 2018

Compartir

El retraso en la maternidad es un hecho en los últimos años en España, que ocupa los últimos puestos en maternidad tardía en Europa. La década de los 30, de media, es la escogida para tener el primer hijo. Un aplazamiento que está cambiando los paradigmas. Uno de ellos, la posibilidad de padecer cáncer de mama durante el embarazo. Pese a que actualmente la incidencia de este tumor es baja, se diagnostica en una de cada 3.000 embarazadas, “cada vez en las consultas vemos más casos por el retraso de la maternidad”, explica la Dra. Isabel Rubio, directora del Área de Patología Mamaria de la Clínica Universidad de Navarra.

Una realidad que genera una gran incertidumbre entre las gestantes, que enfrentar una realidad inesperada. “El cáncer y el embarazo son dos realidades que cuesta relacionarlas mentalmente, porque a la emoción y a la alegría de la gestación se le une el miedo y la desconfianza que genera un diagnóstico de cáncer de mama”, reconoce la especialista. Aun así, existen datos esperanzadores.

No solo la incidencia del cáncer de mama es baja, sino que sus tasas de supervivencia son altas gracias a los programas de screening y al avance en los tratamientos. Unos programas que junto al conocimiento de los factores de riesgo permiten un diagnóstico precoz. “Lo más importante es acudir rápidamente a una unidad multidisciplinar de cáncer y embarazo, porque es fundamental cuidar del bebé al mismo tiempo que se trata el cáncer. Por eso, todos los profesionales implicados en el cáncer de mama y en el manejo del embarazo (oncólogos médicos, radiólogos, cirujanos de mama, neonatólogos, obstetras y enfermeras de mama además de grupos de soporte ) deben conocer perfectamente el caso concreto para buscar el mejor tratamiento para ambos”, asegura.

Una acción temprana que durante la gestación debe tomarse con especial precaución, y ante cualquier síntoma o alteración en la mama, o tan solo alguna sensación preocupante, es importante acudir a una Unidad de Mama. Un diagnóstico que se complica debido a que durante el embarazo la mama sufre cambios hormonales propios del estado de la gestante. Sin embargo, es recomendable acudir al especialista para que sea él quien confirme que el nódulo no reviste gravedad.

Tratamientos personalizados

Pero, ¿qué hacer cuando se confirma el diagnóstico? Las principales dudas se arremolinan en torno a la seguridad del feto. ¿Va a estar bien? ¿Es necesario interrumpir el embarazo? Las opciones se abren, sin embargo, la doctora se muestra firme: “Hasta hace unos años, era una práctica habitual, pero a día de hoy no es una indicación médica, de hecho, es perfectamente compatible cuidar y mantener la seguridad del bebé y al mismo tiempo tratar eficazmente el cáncer”.

Una unidad especializada coordinará el proceso de gestación, el estado en el que se encuentra el tiempo y el subtipo de cáncer de mama. Su control permitirá valorar las distintas opciones de tratamiento en función del periodo de gestación, el estadio del tumor, el tipo de cáncer y las preferencias de la paciente. De esta forma, se planeará un tratamiento personalizado, mejor adaptado a cada caso.

Compartir

ABC.es

En la salud y en la enfermedad © DIARIO ABC, S.L. 2018

Consejos sobre salud de los especialistas de la Clínica Universidad de Navarra Más sobre «En la salud y en la enfermedad»

mayo 2018
M T W T F S S
« Apr   Jun »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031