¡Me lo pido! (Qué regalar a los niños por Navidad)

¡Me lo pido! (Qué regalar a los niños por Navidad)

Publicado por el dic 28, 2015

Compartir

Llega el momento de escribir la esperada carta a los Reyes Magos. Decenas de revistas de juguetes llegan a todos los hogares durante estas fechas y un sonido parecido a “me lo pido, me lo pido, me lo pido” inunda las casas. Abuelos, tíos, hermanos… todos quieren participar. Cuando los familiares tienen que decidir entre las numerosas opciones, pueden surgir dudas sobre si realmente existen juguetes que sean más apropiados para los niños y, sobre todo, la cantidad que necesitan para ser felices.

En cualquier estampa navideña aparece el árbol rodeado de una montaña de regalos pero, ¿cuántos juguetes tendrían que recibir los niños en Navidad? Los expertos afirman que la felicidad de los niños no es proporcional al número de regalos. Nerea Crespo-Eguílaz, psicopedagoga de la Clínica Universidad de Navarra, señala que muchas veces al recibir tantos regalos pierden la ilusión, no saben a cuál prestar atención e, incluso, pueden tener una sensación de insatisfacción ya que al tener todo lo que quieren, nada es suficiente.

Asegura que el valor no está en el hecho de poseerlos, sino en usarlos y disfrutar de ellos: descubrir, aprender y divertirse jugando. “Si los Reyes traen muchos juguetes  conviene guardarlos e ir dándoselos poco a poco a lo largo del año”, explica. Además, hace una serie de recomendaciones para ayudar a los padres:

  1. Pensar el regalo adecuado con responsabilidad: “Hay que regalar más juegos y menos juguetes”, explica. No hay que guiarse por la moda, sino por el gusto del niño, su edad y valorar si le conviene.
  2. Escribir la carta con los niños, guiarles en la elección para controlar la cantidad de regalos  y también la calidad: que no pidan siempre del mismo tipo, que sea útiles o necesarios, que sean apropiados para su edad, etc.
  3. Importancia de la organización familiar: los padres deben hablar con el resto de familiares para organizarse, buscando el bien del niño, lo que realmente necesite o le haga falta; además de manifestar ilusión. Crespo-Eguílaz aconseja que, sea cual sea el regalo, siempre hay que presentarlo con ilusión para transmitir así el valor que tiene.
  4. Iniciativas solidarias: los padres pueden ir inculcando en sus hijos el deseo de compartir con otros niños más necesitados.
  5. El niño no debe acostumbrarse a exigir regalos/premios sin hacer nada por conseguirlos: tienen que aprender la importancia de sus acciones. Los padres deben dejar claro que los Reyes Magos vienen si los niños se portan bien y no solo por el hecho de que sea Navidad. Es importante que los niños sepan que no se puede tener todo lo que se quiere, y que son fechas para pedir cosas que se desean o necesitan pero que en otro momento no se pueden comprar.

Además, da consejos para ayudar a los Reyes en la elección de los juguetes: no deben ser excesivamente sofisticados y completos porque pueden limitar la creatividad y la imaginación. Son convenientes los que fomentan el juego simbólico argumental y ficticio; los que son didácticos porque ayudan a mejorar la atención, la memoria, el razonamiento perceptivo o la creación artística; los que permiten socializar con otros niños y con la familia, como los juegos de mesa, material para excursiones (como, por ejemplo, equipo deportivo, patines) o entradas para ir a un teatro o musical; y un libro siempre es una buena opción. Hay que evitar aquellos que favorecen la agresividad o la violencia, como ciertos videojuegos.

Por último, asegura que “el mejor regalo es el tiempo, tiempo para jugar y disfrutar con los hijos”.

Compartir

ABC.es

En la salud y en la enfermedad © DIARIO ABC, S.L. 2015

Consejos sobre salud de los especialistas de la Clínica Universidad de Navarra Más sobre «En la salud y en la enfermedad»

diciembre 2015
L M X J V S D
« nov   ene »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031